Qué es un "blackout" y por qué es peligroso

Qué es un "blackout" y por qué es peligroso
Esa sensación de no recordar nada después de haber bebido alcohol no debes tomarla a la ligera. | Foto: ISTOCK

Beber hasta la inconsciencia para muchos es algo divertido e incluso la meta en una noche de fiesta. Pero eso de no recordar qué hiciste la noche anterior puede traer severos daños a tu salud que te explicamos a continuación.

Un blackout es una laguna mental en tus recuerdos causada por deficiencias en la consolidación de la memoria a causa de una intoxicación con alguna droga. El Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por su sigla en inglés) explica que ocurren cuando una persona bebe tanto alcohol que no se pueden formar nuevos recuerdos en un área del cerebro llamada hipocampo.

Si el hipocampo no funciona bien, se produce una brecha en el sistema de registros del cerebro, entonces, cuando el alcohol desaparece, la persona no puede recordar lo que ocurrió. Durante ese tiempo, el afectado puede experimentar dificultades para caminar, hablar y ponerse de pie, alteraciones en el juicio y problemas de visión.

Hay dos tipos de blackouts. El más común es el fragmentario y se caracteriza porque hay recuerdos vagos de los eventos ocurridos y algunas lagunas. El otro tipo es la amnesia completa, es decir, una laguna que puede abarcar horas; en este caso los recuerdos de los hechos no se formaron y no se pueden recuperar, como si nunca ocurrieron.

Los blackouts pueden producirse cuando hay concentraciones de alcohol en la sangre a partir de .16% (casi el doble del límite legal para conducir). Si se llega a este punto, la mayoría de las habilidades cognitivas (control de impulsos, atención, juicio, toma de decisiones) se verán afectadas significativamente. Y mientras más alta sea la concentración, más peligroso puede ser el cuadro.

Cuánto es demasiado alcohol

Los Centros Americanos para las Adicciones (AAC, por su sigla en inglés) explican que el hígado puede metabolizar aproximadamente una porción de alcohol por hora. Esa porción equivale a una botella de cerveza (12 onzas) o un vaso de vino (5 onzas).

Cuando bebes más de una porción de alcohol por hora, aumenta la probabilidad de que te intoxiques y sufras un blackout. El consumo excesivo de alcohol implica consumir múltiples porciones de alcohol en un corto período de tiempo y se podría definir así:

  • Cuatro bebidas o más en dos horas, para mujeres.
  • Cinco tragos o más en dos horas, para hombres.

Pero no te confíes. De acuerdo al NIAAA, los blackouts también pueden ocurrir cuando hay concentraciones de alcohol en la sangre más bajas, especialmente si se está tomando medicamentos para la ansiedad o para el sueño como Ambien, Lunesta, Valium y Xanax o se ha consumido THC (compuesto psicoactivo de la marihuana). Tener el estómago vacío también puede influir, porque esto facilita que el alcohol entre más rápido al torrente sanguíneo, así como beber demasiado rápido.

Vale la pena aclarar que, aunque en este caso hablamos de blackouts producidos por el consumo de alcohol, también pueden ocurrir a personas con epilepsia, durante un desmayo y cuando hay presión arterial baja, baja azúcar en la sangre y restricción de oxígeno. En un estudio de 2006 hecho por investigadores ingleses concluyeron que la pérdida temporal de memoria causada por un síncope (caída en la presión arterial) es una de las causas más probables de blackouts no inducidos por alcohol.

Las consecuencias en tu salud

El consumo excesivo de alcohol puede llevar a un deterioro de la memoria a corto plazo (mientras estabas intoxicado) y a un aumento drástico del riesgo de sufrir lesiones y otros daños. También puede tener efectos duraderos en el cerebro, como pérdida momentánea de la memoria (olvidos) y condiciones permanentes, ya que puede dañar el lóbulo frontal, la parte del cerebro que controla la función cognitiva.

Si hay daño regular al lóbulo frontal, pueden presentarse alteraciones de conducta y personalidad. También puede afectar la capacidad para caminar, tomar decisiones y controlar impulsos.

Incluso tener solo un blackout puede ser peligroso. La manera más efectiva  de evitarlos es restringir la ingesta de alcohol.

El alcohol es una de las principales causas de problemas de salud en todo el mundo. En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que unas 88,000 personas mueren cada año por causas relacionadas con el alcohol, que incluyen problemas agudos como accidentes automovilísticos y problemas crónicos como el cáncer de hígado.

Más para leer sobre blackout:

Comparte tu opinión