Derrame cerebral - secundario a la embolia cardiogénica

Un coágulo o émbolo puede formarse y desprenderse del corazón. El coágulo viaja por el torrente sanguíneo, por lo que puede llegar a alojarse en una arteria del cerebro y bloquear el flujo de la sangre. La falta de oxígeno causa daños, destrucción o incluso muerte de los tejidos cerebrales más allá del área afectada. El resultado es una apoplejía (accidente cerebrovascular).

Comparte tu opinión