SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Costocondritis

Por A.D.A.M. -

Definición

Todas las costillas excepto las últimas 2 están conectadas al esternón por un cartílago. Este cartílago puede inflamarse y causar dolor. Esta afección se conoce como costocondritis. Esta es una causa común de dolor torácico.

Nombres alternativos

Dolor de la pared torácica; Síndrome costoesternal; Condrodinia costoesternal; Dolor torácico - costocondritis


Causas

A menudo no hay una causa conocida para la costocondritis. Pero puede ser causada por:

  • Lesión torácica
  • Ejercicio vigoroso y levantamiento de objetos pesados
  • Infecciones virales, como infecciones respiratorias
  • Esfuerzo por toser
  • Infecciones tras cirugías o a causa del uso de fármacos por vía intravenosa
  • Algunos tipos de artritis

Síntomas

El síntoma más común de costocondritis es dolor y sensibilidad en el tórax. Usted puede sentir:

  • Dolor punzante en la parte frontal de su pared torácica, que puede trasladarse a su espalda o estómago
  • Aumento del dolor cuando respira hondo o cuando tose
  • Sensibilidad cuando presiona la zona en la que la costilla se une al esternón
  • Menos dolor cuando deja de moverse o cuando respira rápidamente

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica tomará su historia clínica y llevará a cabo un examen físico. Revisará la zona donde las costillas se encuentran con el esternón. Si esa zona presenta sensibilidad y dolor, lo más probable es que la costocondritis sea la causa del dolor torácico.

Se puede llevar a cabo una radiografía del tórax si sus síntomas son graves o no mejoran con el tratamiento.

Su proveedor también puede solicitar pruebas para descartar otras afecciones como un ataque cardíaco.

Tratamiento

La costocondritis casi siempre desaparece por sí sola en unos cuantos días o semanas. También puede demorar algunos meses. El tratamiento se concentra en aliviar el dolor.

  • Aplique compresas calientes y frías.
  • Evite actividades que empeoren el dolor.

Los analgésicos, como el ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve), pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. Puede comprar estos medicamentos sin una receta.

  • Hable con su proveedor antes de usar estos medicamentos si tiene una cardiopatía, hipertensión arterial, enfermedades renales y hepáticas o si ha tenido úlceras estomacales o sangrado interno en el pasado.
  • Tome los medicamentos como se lo indica el proveedor. NO tome más de la cantidad recomendada en la botella. Lea cuidadosamente las advertencias de la etiqueta antes de tomar cualquier medicamento.

También puede tomar paracetamol (Tylenol) en su lugar, si su proveedor le dice que es seguro hacerlo. Las personas con enfermedades hepáticas no deben tomar esta medicina.

Si su dolor es grave, su proveedor puede recetar un analgésico más fuerte.

En algunos casos su proveedor puede recomendar fisioterapia.

Expectativas (pronóstico)

El dolor de la costocondritis frecuentemente desaparece en unos cuantos días o semanas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o acuda a su sala de emergencias local de inmediato si presenta dolor torácico. El dolor de la costocondritis puede ser similar al dolor de un ataque cardíaco.

Si ya le han diagnosticado costocondritis, llame a su proveedor si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Problemas para respirar
  • Fiebre alta
  • Cualquier señal de infección como pus, enrojecimiento o hinchazón alrededor de las costillas
  • Dolor que continúa o que empeora después de tomar analgésicos
  • Dolor punzante cada vez que respira

Prevención

Dado que la causa a menudo se desconoce, no hay una manera conocida de prevenir la costocondritis.

Referencias

Imamura M, Cassius DA. Costosternal syndrome. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 100.

Imamura M, Imamura ST. Tietze syndrome. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 116.

Shreshtha A. Costochondritis. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:328-328.

MÁS PARA LEER

 

Publicidad