¿Se puede erradicar el virus del Sida?

La pregunta del millón

La pregunta del millón

Esta vez, el Día Mundial del Sida, que se conmemora hoy, llega con las palabras erradicación y cura sobre la mesa. La XIX Conferencia Internacional de Sida, que se realizó en Washington, DC dejó claro que es posible acorralar a un virus que ya se cobró la vida de 25 millones de personas en el mundo y que habita en 34 millones de cuerpos. La historia, los avances y desafíos hablan por sí solos...

Las 10 mentiras sobre la epidemia de Sida

Cambios en EU

Muchas cosas han cambiado desde la última vez que EU albergó a esta conferencia, en 1990. Ahora, no se les pide examen de VIH a los que tramitan una visa para entrar al país, y leyes federales y estatales facilitan el acceso a los tratamientos, a las pruebas de VIH, y penalizan la discriminación a personas que viven con VIH/Sida

Qué es el VIH

Es el virus que causa el Sida. Se trasmite a través de sangre infectada, semen, secreciones vaginales y durante el embarazo o parto. Si la persona que tiene VIH no se trata, su carga viral, la cantidad de virus que tiene en sangre, crecerá, y desarrollará el Sindrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Todo sobre el VIH/Sida

Los primeros casos

Se registraron en 1981 y afectaron principalmente a la comunidad gay. Sin embargo, pronto se descubrió que, aunque existían poblaciones de mayor riesgo, el VIH no conocía barreras de elección sexual, género y condición social. Hoy, 34 millones de personas viven con VIH/Sida. En Latinoamérica, son 2 millones. En EU, indican los CDC, un millón de personas tienen VIH. Y una de cada 5 de ellas no sabe que está infectada.

Latinos, muy afectados

La población hispana en EU está desproporcionadamente afectada por la epidemia de VIH/Sida. Representan, según datos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el 20% del total de infecciones. El principal problema es que los latinos no se realizan la prueba de VIH, y suelen llegar a la consulta médica cuando ya están enfermos de Sida.

El VIH impacta a la comunidad hispana
Avances hacia la erradicación

Avances hacia la erradicación

En 30 años de epidemia, los avances médicos han sido muchísimos. Nuevas drogas, mejores test para detectar la carga viral, e investigaciones con vacunas preventivas lograron que se planteara seriamente que el virus se puede erradicar.

Somos más que Sida

Tratamientos antirretrovirales

De hecho, los cócteles de drogas para tratar el VIH, que se presentaron en sociedad en la conferencia que se hizo en Vancouver en 1996, han frenado la curva de la epidemia y la transformaron en una condición crónica. Para el Dr. Pedro Cahn, director de la Fundación Huésped de Argentina, las personas seropositivas que reciben tratamiento no sólo han pasado de tener una enfermedad terminal a una crónica, sino que "infectan" menos.

Acceso para todos

Claro, el problema sigue siendo que no todos reciben medicación. La crisis del Sida en África continúa sin resolverse y en Latinoamérica aún hay muchas personas que no se tratan. Y en tanto el acceso a los tratamientos no sea equitativo, el escudo protector contra el VIH no crecerá.

Vacunas y pastillas

Un estudio realizado en Thailandia en 5,000 personas con una vacuna preventiva, sumado al uso de nuevas drogas como Truvada para prevenir la infección, ayuda a pensar, aseguran los científicos, en un futuro con menos VIH para el 2019. Si los gobiernos se comprometen a tratar a todos, y aumenta la conciencia individual sobre protección, la erradicación podría estar cerca.

Remedios naturales para controlar el VIH
El condón, el gran aliado

El condón, el gran aliado

Sin embargo, advierten, nada se logrará con una sola herramienta sanitaria. Más allá de creencias religiosas, el condón sigue siendo el gran protector contra el contagio de VIH. Su uso, además de pruebas masivas, ayudaría a detectar el virus a tiempo, e ir cercándolo cada vez más. Hacerse la prueba es esencial para mejorar tu vida o modificar tus conductas.

Prueba de VIH, mitos y verdades
El futuro está en manos de todos

El futuro está en manos de todos

La erradicación del virus del Sida no se logrará, afirma el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas, si paralelo a los avances científicos no se erradican también el estigma y la discriminación que rodean al VIH/Sida. "Es un compromiso de todos, por la salud de la Humanidad", sentencia Fauci.

La epidemia puede tener fin

El gran desafío, educar a los jóvenes

Y para realmente frenar la epidemia, indica Fauci, hay que revertir una cifra alarmante. En 2010, el 25% de las nuevas infecciones por VIH —unos 12.000 casos— ocurrieron en jóvenes de entre 13 y 24 años. Paradójicamente, sólo un tercio de este grupo se ha hecho alguna vez una prueba para detectar el virus, reveló un nuevo estudio de los CDC.

El VIH en el mundo joven
Qué hacer para revertir esta tendencia

Qué hacer para revertir esta tendencia

"Esta es nuestra generación futura, y cada mes, 1,000 se contagian el VIH”, dijo Thomas Frieden, director de la agencia federal. Desde hace mucho tiempo, los CDC vienen recomendando que la prueba de VIH forme parte de los exámenes médicos de rutina. Pero Frieden aseguró que muchos médicos aún no están de acuerdo con esta idea, aunque agregó que “pocas personas, si se les ofrece, se niegan a hacerse el test”.

Prevención, prevención, prevención

Y, curiosamente, en este Día Mundial del Sida, junto a las palabras erradicación, cura y vacuna resurge la prevención. Nada mejor que evitar el contagio de la manera que tu cultura y tus creencias te lo permitan: abstinencia, monogamia y, claro, el uso del preservativo, el enemigo número uno del VIH.

Infórmate sobre el VIH
Todos unidos, podremos

Todos unidos, podremos

Para los doctores Cahn, Fauci y Frieden el enorme avance de la ciencia hacia nuevas drogas y una vacuna, sumado a las iniciativas públicas e individuales por la prevención, lograrán acorralar el virus. Todo el mundo unido no puede resultar más débil que un virus invisible a nuestros ojos.

Comparte tu opinión