¿Quiénes necesitan tomar ácido fólico?

Foto: GETTY IMAGES

El ácido fólico, folacina o folato es una vitamina del complejo B (vitamina B9). Si bien su consumo suele asociarse a las mujeres, debido a su importancia antes, durante y después del embarazo, los especialistas reconocen que todos lo necesitamos. Aquí te contamos por qué y cómo puedes incorporarlo:

Para qué sirve

Los profesionales de la salud recomiendan que todos consuman ácido fólico, más allá de la edad o sexo. Esto se debe a que nuestro organismo lo necesita para producir material genético. También resulta efectivo para tratar la anemia (baja cantidad de glóbulos rojos), ya que interviene en la formación de células sanguíneas.

Conoce los síntomas de la anemia

Otros usos

El ácido fólico también se utiliza como tratamiento para otras afecciones comúnmente asociadas con la deficiencia de folato, como colitis ulcerosa, enfermedad del hígado, alcoholismo y diálisis renal. Además, existe evidencia de su uso para prevenir el cáncer de mama, colon o cervical, fatiga crónica, depresión y Enfermedad de Alzheimer.

Para las mujeres
Foto: GETTY IMAGES

Para las mujeres

El consumo de ácido fólico suele vincularse a las mujeres debido a que al tomarse durante el embarazo puede brindar protección al feto contra anomalías congénitas graves, como defectos del tubo neural que afectan la columna vertebral, la médula espinal o el cerebro, y pueden causar la muerte. También ayuda a prevenir abortos espontáneos al inicio de la gestación.

Protección

Si el feto sufre déficit de ácido fólico durante la gestación también puede padecer anemia megaloblástica, ser prematuro o presentar bajo peso al nacer. La madre puede sufrir eclampsia, un proceso que cursa con hipertensión y albuminuria. Además, el ácido fólico ayuda a mantener un útero sano.

Cuando tomarlo

Como muchos embarazos no son planificados, se recomienda a las mujeres comenzar a tomarlo desde antes de la gestación, incluso si aún no tienen planes de tener hijos. Esto se debe a que las anomalías congénitas suceden en las primeras semanas de gestación, cuando la mayoría de las mujeres no saben que están embarazada.

¿Cuáles son los síntomas del parto?

En la menopausia

Durante la menopausia, las mujeres deben seguir tomando 400 microgramos de ácido fólico. Varios estudios demostraron que esta vitamina fue eficaz para reducir la gravedad, duración y frecuencia de los sofocos durante la menopausia. Se recomienda como un método asequible y accesible para tratar los calores.

Dónde conseguirlo
Foto: GETTY IMAGES

Dónde conseguirlo

El ácido fólico o vitamina B9 se puede encontrar de forma natural en diferentes alimentos, como vísceras de animales, legumbres, como guisantes y judías, arroz, levaduras, frutos secos, granos enteros, vegetales de hoja verde, como espinacas o acelga, frutas, especialmente cítricos, y en panes, pastas o cereales fortificados.

Alimentos verdes para estar sanos

Suplementos

Además de los alimentos, puedes obtener ácido fólico a través de suplementos, que generalmente se encuentran en forma de pastillas. Estas suelen presentarse en dosis de 400 microgramos, que representa el consumo que todas las personas deben tomar. En el caso de mujeres embarazadas o que planean estarlo, esta dosis puede escalar al doble.

Efectos secundarios

Aunque el ácido fólico suele ser bien tolerado por todas las personas cuando se lo consume en las dosis recomendadas, se han registrado ciertos efectos secundarios. Entre ellos: estomatitis, alopecia, mielosupresión, urticaria, enrojecimiento de la piel, picores, eritema, color de orina más intenso, náuseas, hinchazón, flatulencias, calambres, diarrea y agotamiento de zinc.

Remedios caseros contra la diarrea
Interacciones
Foto: GETTY IMAGES

Interacciones

Los expertos advierten sobre el consumo excesivo de alcohol o tabaco, ya que puede incrementar el requerimiento de ácido fólico. Tampoco debe tomarse junto con antiácidos, pastillas anticonceptivas, antibióticos, aspirinas, diuréticos, o hierbas y suplementos con efectos similares, ya que pueden alterar su absorción por parte del organismo.

Precauciones

Una carencia de ácido fólico puede ocurrir como consecuencia de una mala alimentación o por un déficit genético de hidratación del folato, que es asintomático hasta que la mujer queda embarazada. Si tienes dudas sobre la cantidad que debes consumir, consulta a tu médico para que realice un diagnóstico y determine la dosis adecuada según tus necesidades.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Oficina de Suplementos Dietéticos, Oficina para la Salud de la Mujer.

Comparte tu opinión