Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

La verdad sobre las carnes rojas

Noticias poco sabrosas

Noticias poco sabrosas

Una rica salchicha o un bistec jugoso pueden ser muy tentadores y hacer amenas las reuniones o los días al aire libre, pero en realidad son fatales para el corazón.¿De qué se acusa a la carne roja y cuál es la medida aconsejable de consumo según los expertos médicos?

Mala fama

Ya se sabía que las carnes rojas aumentan el colesterol si se consumen en exceso, pero los científicos de la Clínica Cleveland, en su búsqueda de encontrar razones profundas, hallaron que la carnitina, cuando es descompuesta por el hígado en la digestión, produce un compuesto peligroso llamado TMAO.

¿Qué es el TMAO?

Así se llama el químico que produce las bacterias en el estómago inmediatamente después de comer carne roja, y cuando llega a la sangre, aumenta el riesgo cardíaco, dijeron los científicos. Éste impide que se elimine del cuerpo el exceso de colesterol malo.

¿Adiós al bistec?

¿Adiós al bistec?

No del todo, pero hay que reducirlos. El Dr. Hazen, líder del estudio de la Clínica Cleveland, dice que la carne contiene vitamina B y proteínas que son esenciales para la salud, y que es el consumo excesivo lo que produce daño. Habrá que pensar en qué medida es bueno consumir carnes rojas.

La medida justa

La Asociación Americana del Corazón aconseja elegir siempre carnes magras para la dieta, o de ave sin piel, y sugiere una medida de 5 a 6 onzas por día (140-170 gramos) para mantener a raya el colesterol y disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Riesgo fatal

Riesgo fatal

Un estudio de 2013 de la Universidad de Harvard, EEUU, halló que existe evidencia científica para afirmar que la carne roja se asocia a un mayor riesgo de diabetes, enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer. Sugirieron "sustituir la carne roja por otros componentes más sanos como el pescado".

Causa diabetes y cáncer

La investigación, que llevó más de dos décadas, concluye: "una porción diaria de carne roja (el tamaño de una baraja de naipes) se asoció a un 13% más de riesgo de mortalidad, mientras que la ingesta diaria de carne procesada se relacionó con un 20% más de riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer.

Causa muerte prematura

Dean Ornis, de la Universidad de San Francisco, EEUU, se pregunta "¿Es la carne roja mala para usted? En una palabra, sí”, dijo. El estudio muestra que el alto consumo de carnes rojas procesadas y sin procesar, provoca un mayor riesgo de mortalidad prematura, además de aumentar la diabetes tipo 2".

Procesadas, el mal mayor

Procesadas, el mal mayor

Un estudio de 2013 de la Universidad de Zúrich, halló que quienes comían la mayor cantidad de carnes procesadas aumentaban su riesgo de muerte prematura en un 44%. "Nuestro consejo es limitar la ingesta de carnes procesadas a una onza (28 gramos) al día", aconsejaron los autores.

Una dieta saludable

"Hay un consenso entre los expertos en nutrición sobre la forma saludable de comer: poca o nada de carne roja, alto contenido de verduras, frutas, legumbres y soja, pocos hidratos de carbono como el azúcar o harina, subir el consumo de ácidos grasos omega- 3 y bajar las grasas”, dijo el Dr. Ornis.

Consejos para comer carne

Consejos para comer carne

Para disminuir el riesgo de cáncer, investigadores de la Universidad de Texas aconsejan: evita las salchichas y otras carnes procesadas, reduce el consumo de carnes rojas a 3 porciones de 170 gramos por semana, no las recocines, elige siempre cortes magros y ofrece un menú alternativo con vegetales

Reduce los riesgos
Comparte tu opinión