Ellos: cambios sexuales a través de los años

No es ningún secreto que la función sexual del hombre cambia con los años y no sólo por la alteración de los niveles en la testosterona sino también por cambios tanto fisiológicos como funcionales que se manifiestan en su miembro. Los expertos explican cómo es que el pene cambia de tamaño, apariencia, funcionamiento así como el deseo y el esperma del hombre disminuye a través de los años.

Testículos: lo que debemos saber
Crédito:Thinkstock

Algunas disfunciones y la edad

La disfunción eréctil, la dificultad de lograr un orgasmo, una cierta lentitud para lograr una nueva erección, la cantidad de semen, cambios en la función urinaria y la falta de deseo con cambios que pueden venir con la edad. Son varios los estudios que aseguran que entre los 40 y los 70 años, el porcentaje de hombres que no tiene problemas de erección cae de 60% a un 30%.

Ya no luce igual

El pene del hombre con los años ya no luce igual: a medida que pasa el tiempo la cabeza del pene, o glande, pierde su color rosado o morado y se vuelve más pálido. Esto se debe a la disminución del flujo sanguíneo en el área. Esta reducción del flujo sanguíneo también hace más difícil lograr y conservar una erección.

Ya no luce igual
Crédito:Thinkstock

El chorrito débil

Otro de los temas que indican el paso del tiempo es el flujo y la intensidad de la orina en el hombre. Debido al aumento del tamaño de la próstata que muchas veces viene con la edad y el debilitamiento de los músculos de la vejiga también afectados por el paso del tiempo, el hombre presencia una disminución gradual de la función urinaria, orina en forma más frecuente sobre todo durante al noche y el chorro o flujo es más débil.

El chorrito débil
Crédito:Thinkstock

La famosa testosterona

Si bien tiene presencia en hombres y mujeres, la testosterona es la hormona sexual masculina más importante, responsable del desarrollo de los testículos y la próstata así como del incremento de la masa muscular y ósea del cuerpo, el crecimiento del vello corporal. La mala noticia es que disminuye con la edad y puede traerte algunos síntomas, entre ellos, la falta o disminución del deseo sexual.

Cuidado con ciertos plásticos

Una investigación recientemente publicada ha llegado a la conclusión de que una sustancia llamada ftalatos, que se hallan en los plásticos y en algunos productos de cuidado personal, podrían afectar los niveles de testosterona y por ende, el desarrollo sexual. El estudio fue realizado por médicos de la Universidad de Michigan.

El vello también cambia

Otra de las funciones de la testosterona es el crecimiento y desarrollo del vello púbico, el cual al disminuir esta hormona, también disminuye. Para algunos hombres su pelvis y pene luce como en la época de la pubertad pero no la adolescencia, es decir antes de desarrollarse por completo, explican expertos en el Journal de Medicina Sexual.

El vello también cambia
Crédito:Thinkstock

El tamaño del pene

Uno de los problemas en relación al tamaño del pene se relaciona con el aumento de grasa corporal que se da a través de los años y el volumen extra en la zona baja del abdomen hace parecer más pequeño al miembro de allá abajo. "Un exceso de grasa abdominal en la zona baja del vientre hace parecer más pequeño al pene" a, advierte Ira Sharlip de la Universidad de California.

Dos tipos de penes

Según los expertos en sexualidad, hay dos tipos de penes, los que crecen mucho cuando consiguen la erección y los que parecen grandes y no crecen tanto en el momento de la erección, lo que hace que la diferencia entre ambos no es notoria. Una encuesta realizada por la revista Men's Health el 79% de los hombres posee un pene que crece mucho y el 21% el otro tipo.

Otra razón para perder peso

Si no tenías suficientes razones para perder peso aquí tienes una más. "En algunos casos, la grasa abdominal hasta llega a sepultar el pene..ese es uno de los motivos que les decimos a los hombres por los que también deberían bajar de peso ya que van ganar centímetros en su pene", explica Ronald Tamler, director del Programa de Salud del Hombre del Hospital del Mount Sinai de San Francisco.

La reducción inevitable

Pero además de esta ilusión óptima de achicamiento que es reversible existe otra reducción del pene que es irreversible. El pene con los años sufre una reducción del largo y el grosor que si bien no es demasiado dramática es lo suficientemente evidente como para notarlo. Por ejemplo, si a los 30 años el pene mide unas 6 pulgadas, a los 60 o 70 medirá unos 5 o 5.5 pulgadas.

Una explicación

Los expertos en sexualidad aseguran que esta reducción en el largo y grosor del pene que se da con los años se debe a dos mecanismos. Uno se debe al depósito de sustancias grasas dentro de las arterias finitas del pene, lo cual dificulta el flujo de sangre al pene. El proceso, conocido como aterosclerosis, que es el mismo que bloquea las arterias coronarias, una de las causas del ataque cardíaco.

Una explicación
Crédito:Thinkstock

Otra explicación

Otro de los mecanismos que pueden explicar es la gradual formación de colágeno, que es un tipo de tejido cicatrizante que puede formar un tejido fibroso alrededor de las cámaras de erección. La erección ocurre cuando estas cámaras se llenan de sangre y el bloqueo de las arterias y reducen la elasticidad de las cámaras, lo cual se traduce en erecciones más cortas.

La sensibilidad cambia

Existen varios estudios que aseguran que la sensibilidad del pene cambia con el tiempo. Esto puede afectar la capacidad de lograr una erección y de llegar a un orgasmo. Aún está en investigación si esta pérdida de sensibilidad hace que la relación sea menos placentera.

Los testículos

Con el cambio de pene también viene un cambio de testículos, una reducción del tamaño. Comenzando a los 40 años, los testículos se achican, pasan de medir unos 3 centímetros de diámetro, y a los 60 años esos mismos testículos miden 2 centímetros.

Los testículos
Crédito:Thinkstock

La curvatura

Si el tejido cicatrizante se acumula en forma despareja, entonces el pene parece tener una curvatura. Esta situación conocida como la enfermedad Peyronie, que ocurre en hombres de mediana edad, puede causar erecciones dolorosas y relaciones sexuales dificultosas. Esta condición en algunos casos puede requerir cirugía.

El placer es de a dos

La satisfacción sexual no sólo se basa en la penetración o en el tamaño del pene. Se trata de lograr una franca comunicación con la pareja, y disfrutar de las muchas formas de sexualidad que incluye alternativas que aumentan el deseo y mejoran el acto en sí mismo.

El placer es de a dos
Crédito:Thinkstock
Comparte tu opinión