Trastorno bipolar: sin ayuda no hay solución

¿Sufres de cambio de estados de ánimo abruptos o conoces alguien que los padece? ¿Pasas de la euforia a la desesperación y tristeza absoluta? ¿Tienes un familiar que pasa por estas etapas y le resultan inevitables? Reconocer lo que sucede es el primer paso hacia la solución.

Síntomas del trastorno bipolar
Preguntas que debes hacerte

Preguntas que debes hacerte

¿Algunos días te sientes muy feliz y con mucha energía y otros muy triste y deprimido? ¿Cuánto te duran estos estados de ánimo una semana o más? ¿Te es difícil dormir, concentrarse, o ir a trabajar debido a estos cambios de ánimo? Muchas personas que experimentan estos síntomas sufren del trastorno bipolar, una seria enfermedad mental.

¿Qué causa el trastorno bipolar?

Si estás "acelerado"

Durante los episodios maníacos puedes sentirte muy alegre o animado, nerviosos o alterados, hablar muy rápido de muchas cosas distintas, sentirte inquieto, irritado, o sensible, tener problemas para relajarse o dormir, creerte capaz de hacer muchas cosas a la vez, estar más activos de lo común, tomar riesgos y gastar mucho dinero.

Tu salud mental y el seguro médico
 Si estás deprimido

Si estás deprimido

Es probable que te sientas triste, preocupado y vacío, con problemas para concentrarse, te olvidas de las cosas, pierdes el interés en actividades divertidas, te siente menos activos, sin energía, tener dificultad para dormir, pensar en la muerte o el suicidio, explican los expertos del Instituto Nacional de Salud Mental.

¿Se puede predecir el amor?
Adónde llamar

Adónde llamar

Las ideas de muerte y desazón pueden atraversarnos a cualquiera de nosotros. Actuar a tiempo es trascendental. Si vives en los Estados Unidos y estás atravesando una crisis emocional o tienes pensamientos suicidas también puedes llamar al servicio en español de la Línea Nacional de Prevención de Suicidio 1-888-628-9454. Cada región o país suele tener un número de ayuda. Búscalo en línea.

Beneficios del amor para la salud
 Es grave pero hay tratamiento

Es grave pero hay tratamiento

El trastorno bipolar es una enfermedad mental severa. Las personas que la sufren experimentan cambios de ánimo muy abruptos y poco comunes. Son personas que pueden pasar de ser muy activos, alegres y felices a sentirse muy tristes y desesperanzados. Y, así, empezar el ciclo otra vez. En general, entre un ciclo y otro, tienen estados de ánimo que parecen normales.

¿Qué son las fobias?
Depresión y manía se alternan

Depresión y manía se alternan

Este ciclo de cambios de humor y estado de ánimo puede prolongarse indefinidamente o ser parte de una etapa de crisis. En el caso de las personas bipolares, estos dos polos extremos se alternan las sensaciones de euforia y actividad se les llama manías. A los episodios de tristeza y desesperanza se les llama depresión.

Cuál es el origen del trastorno bipolar

Cuál es el origen del trastorno bipolar

Si bien en el caso de las enfermedades mentales las causas nunca son únicas ni determinantes existen varios componentes a tener en cuenta. Las causas de este trastorno no son del todo claras. Pueden ser genéticas, o sea que pueden tener una tendencia familiar. Otra causa puede ser una estructura anormal de las funciones del cerebro.

Puede comenzar en la adolescencia

El trastorno bipolar suele empezar en los últimos años de la adolescencia o al inicio de la edad adulta pero niños y adultos también pueden sufrirlo. La enfermedad, generalmente, dura toda la vida pero hay tratamientos disponibles.

Otras alternativas para la salud mental
Lo difícil de convivir con un bipolar

Lo difícil de convivir con un bipolar

Si la persona con trastorno bipolar no recibe tratamiento puede dañar las relaciones personales, causar bajo rendimiento en la escuela o en el trabajo e incluso llegar al suicidio. Sin embargo, existen tratamientos eficaces para tratar los síntomas: medicinas y psicoterapia. La combinación de ambas suele ser lo que mejor funciona.

Salud mental para todos
 Puede convivir con otras enfermedades

Puede convivir con otras enfermedades

Sí, los que sufren episodios anímicos muy intensos pueden tener síntomas psicóticos, como alucinaciones (ver u oír cosas que no son reales). Los que sufren manía pueden creer que son ricos y famosos o que tienen poderes especiales. Las personas que sufren depresión y síntomas psicóticos pueden creer que han cometido un crimen o que sus vidas están destruidas.

Se puede combinar con adicciones

Se puede combinar con adicciones

Esta patología puede venir acompañada de problemas de comportamiento y adicción. Algunos corren muchos riesgos como, por ejemplo, gastan demasiado dinero o tienen sexo sin cuidado alguno. Estos problemas pueden dañar vidas y perjudicar relaciones. Algunas personas que sufren del trastorno bipolar tienen problemas para conservar su empleo o desempeñarse bien en la escuela.

¿Cómo se trata el trastorno bipolar?

¿Cómo se trata el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar se puede tratar con medicamentos para detener los cambios en el estado de ánimo. Los estabilizadores del estado de ánimo se utilizan para equilibrar los picos de manía y depresión y los antidepresivos ayudan a reducir los síntomas de la depresión. Es posible que su médico agregue otros medicamentos.

La terapia es importante

La terapia es importante

Algunas personas que sufren de trastorno bipolar no desean recibir tratamiento. A menudo, no se dan cuenta de cuánto afecta sus vidas y las vidas de las personas a su alrededor. Además, como a menudo se sienten productivas y poderosas durante la fase maníaca, no están dispuestas a renunciar a esto y ponen resistencia al tratamiento.

 Objetivos del tratamiento

Objetivos del tratamiento

Los mayores objetivos del tratamiento son evitar moverse de una fase a otra, evitar la hospitalización, ayudar a que la persona se desempeñe lo mejor posible entre episodios, evitar la autoagresión y el suicidio y tratar de que los episodios sean menos frecuentes e intensos.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Tener una rutina ayuda. Aliméntate bien y haz ejercicio en horarios regulares. Toma medicamentos todos los días y no dejes de tomarlos incluso si empiezas a sentirte mejor. Evita la cafeína, el alcohol y las situaciones de estrés. Únete a grupos de apoyo de pacientes o familiares.

Comparte tu opinión