El ruido, sonidos que ayudan a tu salud

Música para tus oídos

Música para tus oídos

Siempre ha tenido mala fama, pero después de todo, el ruido, en ciertas dosis no es tan perjudicial como parece. De hecho no sólo podría hacerte más inteligente sino también es una estupenda fuente de energía y placer. Conoce que otros beneficios se esconden detrás de los altos decibeles.

Ruidos que ayudan a tu salud

Haz un poco de ruido

Es una forma de expresión, una manera de comunicarnos y hasta un tipo de contaminante. El ruido puede ser empleado como un arma de doble filo, ya que puede causar tanto efectos positivos como negativos en la salud. Todo está en saber darle un correcto uso.

Contra la pereza mental

Por ejemplo, según el investigador español Jorge Alcalde, la existencia de ruido podría llevar a las personas a tener mejores niveles de concentración, ya que ante la existencia de sonido, el cerebro pondrá a trabajar más neuronas de lo normal para controlar este momento. Esto incluso llevaría a razonamientos más brillantes.

Ruido de tráfico

Ruido moderado

De acuerdo con Alcalde, ante la presencia de ruido moderado, el cual oscila entre 50 y 70 decibeles, y que bien podría ejemplificarse con los sonidos que se alcanzan en el ambiente de un restaurante, muchas personas pueden desarrollar mejores habilidades.

Viven del sonido

Viven del sonido

Para ilustrar lo anterior, Alcalde citó el caso de algunas razas de peces que aunque carecen del sentido de la vista, se guían para conseguir su comida a través de ondas electromagnéticas, mismas que son más perceptibles a ellos cuando hay más sonido.

Evita la pérdida de audición
Mejoran el ritmo cerebral

Mejoran el ritmo cerebral

Por otro lado, las neuronas que se ubican en el córtex cerebral emiten señales eléctricas, las cuales son bautizadas como “ruido neuronal”. Curiosamente este “ruido” se incrementa cuando hay estímulos sonoros del exterior, pero lejos de causar un caos en el cerebro, ayuda a que los razonamientos sean más eficaces.

Ayudan al sueño

Si eres de los que pasan horas contando borreguitos y no pueden conciliar el sueño, el investigador Greeg Jacobs sugiere en su libro “Darle las buenas noches al insomnio” que poner sonidos ambientales ayudarán a relajar y a bloquear aquellos ruidos que distraen.

Ruidos cotidianos afectan al corazón
No todos los sonidos sirven

No todos los sonidos sirven

De acuerdo con el mismo investigador, poner el sonido del televisor o del radio para tratar de dormir simplemente no es la mejor idea ya que, aunque ciertas personas están acostumbradas a hacer esto, una parte de su cerebro aún se encuentra activa prestando atención, lo que dificulta más el proceso de hallar el sueño.

¿Cuál es el secreto?

Los sonidos blancos son una combinación de ruidos aleatorios constantes, cuyas frecuencias tienen casi la misma potencia. Este tipo de ruido es capaz de enmascarar el resto de los sonidos logrando así una buena relajación y concentración.

Ruido para el corazón
Ejemplos de sonido blanco

Ejemplos de sonido blanco

No es cosa del otro mundo, algunos de los sonidos que emiten las olas del mar, el viento, alguna cascada, los latidos del corazón o hasta el ruido de una secadora se le considera como ruido blanco. Incluso existen varias máquinas de sonido para bebés, de las cuales se dice pueden calmar su llanto y ayudan a dormir con más facilidad.

Algo peligroso

Algo peligroso

Sin embargo, a pesar que este ruido tiene efectos saludables en las personas, en los bebés podrían causarles ciertos daños en su audición. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Pediatrics se encontró que varias máquinas de ruido para bebés tienen la capacidad de producir sonidos tan fuertes que pueden afectarlos.

Más información, aquí

Ruido placentero

Subirle al volumen justo cuando está sonando tu canción favorita puede ser más placentero de lo que imaginas. De hecho, un estudio publicado en diciembre de 2012 en la Academia Nacional de Ciencias encontró que hacer esto provoca la liberación de dopamina en el cerebro, una sustancia asociada con sentimientos de recompensa.

Cerebro beneficiado

Cerebro beneficiado

Y es que saber elegir algún "ruido" de tu agrado también puede contribuir a que otras áreas del cerebro, como las regiones encargadas de procesar emociones, se activen para bien al grado que escuchar música sea tan placentero como la comida y el sexo. “Somos la única especie capaz de obtener placer de una secuencia de sonido”, dijo el autor del estudio.

Transmisión de ondas sonoras

Todo con moderación

No obstante, aunque escuchar música o estar ante sonidos con altos niveles de decibeles pueda significar algo placentero, al final es importante saber que el ruido excesivo puede perjudicar gravemente la salud humana e interferir con actividades diarias de las personas.

¡Cuidado!

¡Cuidado!

En los Estados Unidos existen más de 30 millones de personas que están expuestas a niveles nocivos de ruido de manera habitual. La exposición prolongada o repetitiva a sonidos de por lo menos 85 decibeles puede causar pérdida auditiva. A más alto el ruido más rápido se desarrollará la sordera. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

Trauma acústico
Comparte tu opinión