¿Cuánto se puede comer sin que haga mal?

Permiso registrado

Permiso registrado

Pasarse con la comida en los días festivos se nota en la balanza al poco tiempo. Pero la dietista registrada Keri Gans, autora de “La dieta de los pequeños cambios” (The small change diet), sostiene que se puede ser indulgente con la comida en un día de fiesta.

Solo por hoy

Solo por hoy

Quien quiera correr el riesgo, debe saber que conviene hacerlo a conciencia, consumiendo todo lo que desee… pero únicamente el día del festejo. Al día siguiente se terminaron los permisos y se vuelve al orden, el ejercicio, la dieta y los cuidados. ¿Crees que podrías lograrlo?

No es para todos

No es para todos

La propuesta de Gans suena tentadora, si es que uno no tiene que lidiar después con la culpa de haberse dado un atracón. Pero no es para todos. De todos modos, es limitado lo que uno puede llegar a ingerir en un día de exceso. Llega un momento que el estómago ¡no quiere más de nada!

¿Sin seguro médico? Calcula la multa
Es mucha comida

Es mucha comida

Para ganar una libra de grasa una persona necesita comer 3,500 calorías extra al día. O sea 5,500 en un solo día, y eso ¡es realmente un montón de comida! Y no se sube de peso por comer mucho un par de días al año sino por la acumulación de calorías de más que se van agregando en el tiempo.

Cuánto por día

Cuánto por día

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre informa que una mujer de entre 31 y 50 años debe consumir 1,800 calorías diarias si es sedentaria y un hombre, 2,200. Si son medianamente activos, 2,000 y 1,600 respectivamente y si son muy activos 2,200 y 3,000 calorías.

El pavo, no tú

El pavo, no tú

Según el Consejo de control de calorías, el estadounidense promedio consume más de 4,500 calorías y 229 gramos de grasa en una cena festiva. Ahora que tienes varias alternativas, ten en mente que el que debe estar relleno es el pavo… y no tú.

¡Cuidado, diabetes!

¡Cuidado, diabetes!

Comer de todo, no es para todos. En quienes tienen diabetes tipo 2, los excesos de comida como los que suelen ocurrir en los días festivos comprometen su salud. Así lo indica un estudio del Hospital Metodista de Houston, y la endocrinóloga Laila Tabatabai explica que el exceso de carbohidratos y comidas dulces puede elevar el nivel de azúcar hasta índices peligrosos.

Diabetes por sobrepeso

Diabetes por sobrepeso

La gente con diabetes tipo 1 no produce insulina, pero en el caso de la diabetes tipo 2, se produce una resistencia a ella. Y el cuerpo la produce pero no la utiliza en forma correcta. En general la diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina se deben al exceso de peso y a la obesidad.

Es un riesgo

Es un riesgo

Para las personas que están excedidas de peso y afecte su salud, Tabatabai sugiere que traten de comer solo dos o tres porciones moderadas de los platos tradicionales y un postre. Pero no probar de todo porque es un riesgo para la salud.

El incómodo reflujo

El incómodo reflujo

Si sufres ese ardor en el estómago, conocido como reflujo gastroesofágico, el doctor Jordan Josephson del hospital Lenox Hill, en Nueva York, aconseja dejar pasar tres horas después de la cena antes de ir a acostarse. Y evitar los picantes ya que irritan las mucosas.

Cuidado con el café

Cuidado con el café

Trata de beber mucha agua, que te ayudará a acelerar la digestión y activar el metabolismo. Y no consumas café o bebidas con cafeína ya que son irritantes para las mucosas del estómago, al igual que los picantes. Después de comer puedes hacer unas gárgaras con agua salada, que te ayudará a aliviar la irritación estomacal, según aconseja el experto en nariz, garganta y oídos de Nueva York.

No a los blancos

No a los blancos

Y los carbohidratos blancos como las pastas, el pan, el arroz y las papas deberían evitarse y reemplazarlas por pan o pastas de granos enteros, arroz integral, frutas y vegetales. Controla el tamaño de las porciones y trata de utilizar vajilla más pequeña para servirte menos.

Alcohol si, pero poco

Alcohol si, pero poco

En estos festejos es habitual pasarse con el alcohol y esto puede afectar la salud. Pero no es necesario convertirse en abstemio; se puede beber con moderación ese día de fiesta, no está mal darse un gustito. Pero lo mejor es altérnalo con agua, soda o alguna bebida sin azúcar para aplacar la sed, y disponer todos los sentidos para disfrutar de la bebida favorita.

Para compensar...

Para compensar...

La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir alimentos con menos grasas y calorías los días anteriores y posteriores a una cena festiva. Y el día de las tentaciones, elegir porciones pequeñas. Por eso si cocinas tú misma, limita las grasas y si eres invitada, ¡se bien activa, y hasta ofrécete para lavar los platos si hace falta!

Comparte tu opinión