Cómo evitar ser víctima de los “comfort foods”

Comida sencilla, el peligro de las dietas

Es un clásico para todos los que quieren bajar de peso: un día, cuando uno menos lo espera, el cansancio nos lleva como autómatas a sentir “antojo” de algo rico y en minutos nomás, nos convertimos en víctimas del “confort food”.

10 comfort food con pocas calorías
Comida sencilla, el peligro de las dietas
Foto: ISTOCK

¿Qué es el comfort food?

La traducción textual es "alimento de la comodidad" o "comida confortable". Así se llama a esa comida, sencilla, que nos hace sentir bien. Y por lo general buscamos este tipo de comida cuando estamos tristes, deprimidos o incluso aburridos.

¿Aún no tienes seguro de salud?
¿Qué es el comfort food?
Foto: ISTOCK

La clave: ganarle a los antojos

En especial si uno está en plan de bajar de peso, esta comida sencilla podría agregarle esas calorías extra a nuestra dieta, que no nos dejan adelgazar.Para adelantarnos y evitar estos momentos, la dietista registrada y ex vocera de la Academia de Nutrición y Dietética, Ximena Jimenez, compartió estos consejos.

#1. Comienza el día con un desayuno balanceado

Un desayuno nutritivo ayuda a controlar tu apetito y por ende a comer menos. Algunos ejemplos son: cereal rico en fibra con leche baja en grasa; 2 panes integrales con un huevo y café; yogurt con nueces y fresas, y galletas integrales; o un bagel integral con queso bajo en grasa y una rodaja de piña.

Desayunar, el remedio para los antojos
#1. Comienza el día con un desayuno balanceado
Foto: THINKSTOCK

#2. Elige tus carbohidratos sabiamente

Los carbohidratos complejos que se encuentran en el pan, arroz y pasta integral, quínoa y avena te darán energía y te mantendrán lleno por más tiempo. Los carbohidratos se presentan en forma de azúcares, fibra o almidón, según explica una publicación de la Escuela de Salud Pública de Harvard. El dilema, entonces, está en elegir los carbohidratos "buenos".

Los mejores y peores carbs de la dieta
#2. Elige tus carbohidratos sabiamente
Foto: THINKSTOCK

#4. Haz de los vegetales el centro del plato

Los vegetales tienen una combinación de agua y fibra que te satisfacen y reducen el apetito. Elige una amplia gama de verduras coloridas y llamativas, como brócoli, acelga, espinaca, tomates, calabacín.

7 vegetales que queman grasa
#4. Haz de los vegetales el centro del plato
Foto: THINKSTOCK

#5. Prepárate de antemano

Todos los días antes de salir de la casa, prepárate una lonchera nutritiva. Incluye nueces, manzanas, uvas, trocitos de zanahoria, pan árabe con hummus, un termo con sopa, galletas integrales con queso bajo en grasa, entre otros.

#5. Prepárate de antemano
Foto: THINKSTOCK

#6. Haz del descanso una prioridad

Asegúrate de dormir como mínimo 7 horas. La falta de sueño incrementa la producción de ciertas hormonas, como la grelina, que aumentan tu apetito y las ganas de comer “comfort foods”.

Dormir poco puede causar obesidad

#7. Practica el arte de la moderación.

Cuando sientas ganas de darte un gustito, haz uso del control de porciones. Por ejemplo, selecciona mini-latas de soda de 90 calorías en vez del empaque tradicional.

Porciones: el secreto para adelgazar
#7. Practica el arte de la moderación.
Foto: ISTOCK
Comparte tu opinión