Aerofobia o miedo a volar y otras de las fobias más comunes

Foto: ISTOCK

Existen infinidad de fobias, a los objetos puntiagudos, a la oscuridad, a las serpientes, a los payasos, a las personas o incluso a los ombligos y los vegetales. Normalmente se confunden con el miedo, aunque este es una respuesta esperable ante lo imprevisto, mientras que la fobia alcanza reacciones desproporcionadas. Aquí te contamos todo sobre ellas y cuáles son las más comunes.

Qué es una fobia

Es un tipo de trastorno de ansiedad, se caracteriza por un temor fuerte e irracional a alguna situación, objeto o animal que no representa un peligro real. Normalmente se desarrollan durante la niñez o la adolescencia y continúan durante toda la vida. Un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud encontró que aproximadamente el 5% de la población en EE. UU., sufría alguna fobia.

Cuáles son sus síntomas
Foto: ISTOCK

Cuáles son sus síntomas

Pueden identificarse cuando una persona intenta evitar por cualquier medio aquello que le genera miedo. De no ser posible, puede sufrir pánico, taquicardia (latidos acelerados del corazón), temblores, falta de aire y la necesidad de huir. Los profesionales estiman que las fobias son la enfermedad de salud mental más común entre las mujeres, sin importar la edad o el sexo.

Cómo tratarlas
Foto: ISTOCK

Cómo tratarlas

Que una persona sea consciente de su fobia resulta de gran ayuda para desarrollar un diagnóstico, ya que cada tratamiento debe adaptarse al paciente. En primer lugar, se recomienda consultar a un psicólogo o psiquiatra, aunque muchas personas encuentran que simplemente evitar la fuente de su miedo les ayuda a mantener el control.

Otras opciones

Los profesionales también pueden recetar medicamentos, como betabloqueantes, tranquilizantes o antidepresivos con el objetivo de reducir los síntomas de ansiedad que provocan las fobias. También se puede recurrir a terapias conductuales o técnicas de relajación y respiración, para aprender a controlar los episodios de pánico.

Diferentes tipos

La Asociación Americana de Psiquiatría diferencia tres grupos de fobias: específicas, cuando el, temor es hacia un desencadenante puntual, social, cuando el miedo es hacia la humillación o a ser juzgado públicamente, y agorafobia, cuando las personas sienten pánicos o se ven vulnerables tanto en espacios abiertos como cerrados. Aquí te presentamos cuáles son los tipos más comunes:

1. Claustrofobia
Foto: ISTOCK

1. Claustrofobia

Esta fobia afecta entre un 6% y un 8% de la población. Se caracteriza por el pánico a las consecuencias negativas que pueden causar los espacios limitados o reducidos, como túneles, trasportes públicos o ascensores. En contraposición, podemos encontrar la agorafobia, donde el temor es hacia las aglomeraciones que pueden ocurrir en espacios abiertos.

2. Acrofobia

En este caso existe un miedo a las alturas, por ejemplo, al asomarse por un balcón, lo que puede causar sensaciones de ansiedad y mareos. Incluso puede generarse repulsión al ver escenas de paracaidismo, tirolesa o parapente. Los expertos creen que esta inseguridad o temor a caer puede deberse a alteraciones en nuestro sentido del equilibrio. También se encontró que los animales pueden padecerla.

3. Aerofobia

El miedo a volar puede ser una fobia en sí misma o producto de otras (como la claustrofobia o la acrofobia). Se estima que 1 de cada 3 personas tiene este trastorno, motivo por el cuál muchas aerolíneas lanzaron cursos para sobrellevar este temor. Los profesionales también recomiendan evitar los pensamientos catastróficos, controlar la respiración y viajar en compañía de personas de confianza.

4.

Una de las fobias más sufridas y conocidas gracias a la cultura popular. Las personas que la padecen no solo sienten una repulsión exageradas a las arañas o a sus imágenes, sino que también evitan los sitios donde creen que pueden encontrarse o hayan observado sus telas. La presencia del insecto puede desencadenar pánico, sudoración, taquicardia e incluso náuseas y parálisis.

5. Glosofobia
Foto: ISTOCK

5. Glosofobia

Es el miedo a hablar en público, quién lo sufre tiene pensamientos autodestructivos con respecto de su imagen frente a los demás, lo que causa fuertes episodios de ansiedad. Aunque muchos recurren a medicamentos para controlar este trastorno, los especialistas reconocen que se puede superar con un entrenamiento adecuado. Muchas instituciones ofrecen cursos y material de formación al respecto.

Fobias extrañas

Aunque menos comunes, también existen casos de personas que tienen las siguientes fobias: caliginefobia o miedo a las mujeres hermosas, crematofobia o miedo al dinero, dendrofobia o miedo a los árboles, hipopotomonstrosesquipedaliofobia o miedo a las palabras largas o complicadas, pogonofobia o miedo a las barbas, turofobia o miedo al queso, xantofobia o miedo al color amarillo.

Fuentes consultadas

Asociación Americana de Psiquiatría, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Institutos Nacionales de la Salud.

Comparte tu opinión