Remedios para la artritis reumatoide

Foto: ISTOCK

La artritis reumatoide afecta a por lo menos 2 millones de estadounidenses (siendo más común en mujeres) y se caracteriza principalmente por causar dolor, inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones. Aquí te presentamos alternativas naturales para aliviar el malestar que produce:

Qué es la artritis reumatoide

1. Compresas

Pueden servir para reducir la hinchazón y la inflamación articular. Es recomendable utilizar bolsas de hielo en las articulaciones afectadas para ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Para ello, aplícalas por 15 minutos con descansos de media hora entre los tratamientos. También puedes intercalar esta técnica con almohadilla de calor húmedo o una toalla tibia.

2. Imanes

Si, leíste bien, estos se consideran una terapia alternativa útil para el control del dolor de la artritis reumatoide. Las terapias magnéticas se presentan en distintas formas: pulseras, collares, inserciones, almohadillas o discos. Tras realizarse estudios preliminares en personas con artrosis de rodilla y cadera, se demostró que los imanes reducirían el dolor articular mejor que un placebo.

3. Terapias mente / cuerpo
Foto: ISTOCK

3. Terapias mente / cuerpo

Diversos estudios señalaron que estas prácticas pueden ser útiles cuando se añaden a los tratamientos convencionales, ya que ayudan a controlar el estrés, mejorar el sueño y la percepción del dolor. Estas técnicas se basan en el principio de que los pensamientos están estrechamente relacionados con la salud corporal.

Pros y contras de practicar yoga

4. Respira correctamente

Algunos especialistas coinciden que la respiración lenta y profunda desde el abdomen puede ayudar a cambiar tu estado emocional. También puede lograr que los momentos de estrés disminuyan en situaciones difíciles, y así aliviarte de la tensión que puede estar afectando, entre otras cosas, a tus articulaciones.

Remedios caseros para respirar mejor

5. Relajación muscular progresiva

Para realizar este ejercicio debes concentrarte y relajar los diferentes grupos musculares del cuerpo. Comienza con la cabeza, el cuello y los brazos. Después contrae y relaja el pecho, la espalda y el estómago, y para terminar, trabaja con tu pelvis, las piernas y los pies. Recuerda espirar y exhalar lenta y profundamente.

Prueba con estos relajantes naturales
6. Meditación
Foto: ISTOCK

6. Meditación

Con esta terapia se puede disminuir la frecuencia cardíaca y la respiración, las cuales influyen en la percepción del dolor. Distintas investigaciones encontraron entre los practicantes de la meditación una reducción en los niveles de ansiedad y depresión y una mayor concentración. Este estado también se relacionó con una menor inflamación y rigidez corporal.

Beneficios de la meditación

7. Tai chi

Esta práctica es muy segura para los pacientes con artritis debido a que los movimientos que se realizan son suaves y sencillos. Además, ayuda a aumentar la amplitud de movimiento y la fuerza conjunta. Algunos creen que el Tai chi tiene un componente espiritual, ya que estimula a la mente a concentrarse lejos del dolor.

8. Acupuntura
Foto: ISTOCK

8. Acupuntura

El objetivo de esta técnica es estimular varios puntos dirigidos a áreas específicas del cuerpo para restablecer el equilibrio y reforzar el sistema inmunológico. Según aseguran muchos de sus practicantes, reduce considerablemente los malestares causados por la artritis reumatoide.

Qué dolores se alivian con la acupuntura

9. Aceite de borraja

Algunos estudios demostraron que, junto con analgésicos antiinflamatorios, este producto puede reducir después de seis semanas los síntomas de la artritis reumatoide, como articulaciones sensibles e hinchadas. Este aceite parece ser seguro, aunque en algunos casos puede causar heces blandas, diarrea y distensión abdominal.

10. Aceite de pescado

Contiene ácidos grasos Omega-3 con un efecto antinflamatorio en el cuerpo que puede ayudar a reducir la rigidez matutina y protegerte contra enfermedades del corazón. Éste, parece ser seguro cuando se usa apropiadamente, pero, las dosis superiores a 3 gramos por día pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Beneficios comprobados del omega 3

11. Extracto de vid

Según señala la evidencia científica, las personas con artritis reumatoide que toman este suplemento notaron una disminución en la sensibilidad y dolor de las articulaciones. Aunque parece ser seguro, se desaconseja para las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Precauciones
Foto: ISTOCK

Precauciones

Recuerda que, si decides tomar suplementos (incluso los naturales), debes consultarlo antes con un profesional. Estos productos pueden interactuar con otros medicamentos y provocar reacciones en el organismo. Por ello, debes asegurarte que tu médico esté al tanto de todos los fármacos que estés consumiendo.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa, Clínica Mayo Natural Medicines, PlantList.

Comparte tu opinión