10 mitos sobre la sexualidad masculina

Ellos tienen sus secretos

Ellos tienen sus secretos

Tamaños, hábitos, deseo. Entre el imaginario popular y la realidad de la sexualidad masculina hay decenas de mitos que sostienen fantasías. Al respecto, la ciencia tiene la palabra para desterrarlos, confirmarlos o dejarlos en manos del placer...

Mito 1. El tamaño siempre importa

Un estudio de la Universidad de Texas reveló que para más del 50% de las mujeres, el grosor del pene es más importante que su extensión. En promedio, el pene no erecto mide entre 2 y 4 pulgadas (8,5 y 10,5 cm). Erecto puede llegar a duplicar su largo.

Mito 2. Siempre tienen ganas

Mito 2. Siempre tienen ganas

Edward Laumann, profesor de Sociología en la Universidad de Chicago y autor de "Social Organization of Sexuality: Sexual Practices in the United States", asegura que los hombres piensan en sexo al menos una vez al día. Pero eso no quiere decir que estén dispuestos a tenerlo a cada momento.

Para los neuróticos, lo mejor es el sexo
Mito 3. Los hombres no tienen punto "G"

Mito 3. Los hombres no tienen punto "G"

Según estudios del Centro de Salud de la Universidad de Alberta, no hay pruebas científicas de un punto "G" masculino, pero sí se sabe que hay zonas masculinas más erógenas como ciertas partes del escroto, y la piel entre el pene y el ano.

Mito 4. Cuando eyaculan se quedan dormidos

Según la misma investigación de la Universidad de Alberta, no hay ninguna razón química para que esto ocurra. El imaginario social pesa fuerte en este mito, del "macho" que cae rendido ante su propio goce, explica el profesor Laumann.

Mito 5. No se masturban en una relación

Aunque la frecuencia en la masturbación disminuye en hombres que están en una relación, el hábito no desaparece y, es más, en algunos casos profundiza los lazos íntimos del sexo. Un estudio de The Cancer Council Australia va más allá e indica que la masturbación baja el riesgo de cáncer de próstata.

15 razones para tener sexo por la salud

Mito 6. Pocos adultos son vírgenes

Un estudio publicado en la revista "Psychology Today" muestra el contraste entre la fantasía y la realidad: una encuesta entre 2,000 hombres recién graduados reveló que la mayoría creía que sólo el 1% de sus pares en el sondeo eran vírgenes, cuando en realidad el 22% aún lo eran.

Mito 7. Sexo es sinónimo de erección

Mito 7. Sexo es sinónimo de erección

En el libro "The New Male Sexuality", el sexólogo Bernie Zilbergeld asegura que éste es un típico mito fácilmente desterrable. En muchísimas culturas se practica sexo con la mano, la boca y otras partes del cuerpo, sin siquiera tocar el pene. La erección, dicen, no es la única forma para el hombre de alcanzar el placer.

Mito 8. Todos los orgasmos son explosivos

Mito 8. Todos los orgasmos son explosivos

Según Zilbergeld, la idea de que cada orgasmo implica "alcanzar las estrellas" está en gran parte promovido por las películas. En la mayoría de los casos los orgasmos son placenteros, pero no se llega a romper la cama como lo hace Edward Cullen en la saga de "Twilight"...

10 mitos del orgasmo que limitan el placer
Mito 9. No les gustan los juguetes

Mito 9. No les gustan los juguetes

Al parecer no es así, sexólogos aseguran que del 20% al 30% de las parejas sexuales utilizan juguetes como esposas o vibradores que le dan "pimienta" a la relación sexual y están dentro de lo que se considera sexo saludable.

Mito 10. Nunca quieren protegerse

Mito 10. Nunca quieren protegerse

Las sexólogas Christina Lee y Glynn Owens consideran que, aunque popularmente es el hombre el que rechaza el uso del condón, hoy en día en el país cerca de 6 millones de hombres tienen al preservativo como su principal método anticonceptivo y de protección contra enfermedades de trasmisión sexual.

Comparte tu opinión