10 tips para tener una buena "retaguardia"

La parte más mirada de Kim
Crédito:Grosby |

La parte más mirada de Kim

Hay mujeres que pueden estar muy delgadas pero, a la vez, tener una "parte de atrás" que sobresale. Como es el caso de Kim Kardashian, que bajó mucho de peso después del nacimiento de su hija North pero sigue luchando para que los excesos no se depositen en sus glúteos.

Bajó de peso después de ser madre
La prensa asesina
Crédito:In Touch Weekly |

La prensa asesina

En febrero, una revista criticó su "trasero prominente" y hasta se dijo que “escapaba de los confines de sus pantalones” y que estaba “desesperada por perder peso, pero es haragana y le gusta comer”. La morocha no quiere leer más críticas y se puso en marcha para bajar "esa parte". ¿Cómo se logra?

1. Gimnasia, para taparles la boca
Crédito:Grosby |

1. Gimnasia, para taparles la boca

A semanas de la publicación "maliciosa", Kim salió con indumentaria deportiva al cuerpo, para hacer ejercicio en un boot camp. Y según las fotos, va en camino a ser la bomba sexy de antes. El ejercicio frecuente es un buen modo de recuperar las formas.

2. Cardio, para quemar grasa

2. Cardio, para quemar grasa

El ejercicio es una gran ayuda para perder peso, ya que se gastan calorías, se logra un cuerpo más definido y se forman músculos, que queman más calorías que la grasa. La actividad cardio o aeróbica es la más recomendable para perder las libras de más.

Ejercicios aeróbicos o cardio
3. Tonificar y endurecer
Crédito:MiDieta |

3. Tonificar y endurecer

El Consejo Americano de Ejercicio informa que para tonificar la zona de los muslos y glúteos, las sentadillas clásicas son un ejercicio muy efectivo. Pero hay otros que también involucran esos músculos, como las extensiones de cadera y las estocadas.

Viaje gratis por hacer sentadillas
Ese tirano

Ese tirano

La nutricionista Linda LaRue indica que los glúteos de la mujer son más redondeados que los de los hombres, tienen más volumen y tejido adiposo (que aloja grasa). La edad y el aumento de peso afectan la elasticidad de los tejidos y es más difícil reducir las pulgadas de más.

4. Ponerse a dieta

4. Ponerse a dieta

El rebelde depósito graso de esta zona se puede reducir comiendo menos. Un plan de 1400 calorías diarias que incluya frutas, verduras, granos enteros, grasas saludables y mucho líquido permitirá perder 1 libra (450 gr) a la semana. Pero no se reduce solo esa zona sino todo el cuerpo.

5. Tomar té de diente de león

5. Tomar té de diente de león

Se le atribuyen propiedades depurativas a nivel hepático, que ayudarían a reducir glúteos y caderas si se es riguroso con la dieta. Se prepara con 6 o 7 hojas cada taza y media de agua, y se bebe sin azúcar antes de las comidas.

Una taza llena de sorpresas
¿Tienes un cuerpo "normal"?

¿Tienes un cuerpo "normal"?

Mide el contorno de la cintura a la altura del ombligo y luego la zona más prominente de las caderas. Al dividir la última cifra por la primera, el resultado debe oscilar entre 0.60 y 0.85 en mujeres y 0.75 y 0.95 en varones. En estos parámetros, el cuerpo es “normal.”

6. Pasar por el quirófano

6. Pasar por el quirófano

Algunas mujeres son delgadas pero acumulan adiposidad en glúteos y caderas, que no logran bajar con dieta o ejercicio. En este caso se puede recurrir a intervenciones quirúrgicas como la liposucción, la lipoescultura o la gluteoplastía.

Cirugías y pérdida de peso
Adiós cartucheras

Adiós cartucheras

En la liposucción se aspiran células grasas mediante una cánula que se inserta en pequeñas incisiones en la piel. La lipoescultura elimina adiposidad de las caderas para terminar con las "cartucheras" o el "pantalón de montar".

7. No estar todo el día en la silla

7. No estar todo el día en la silla

Estar mucho tiempo sentado inhibe la quema de grasa. El doctor Marc Hamilton, del Centro Pennington de Investigaciones Biomédicas demostró que el sedentarismo inhibe la acción de la lipasa, hormona encargada de romper las moléculas grasas.

Empleados aburridos comen más chocolate
Sentadillas de oficina

Sentadillas de oficina

Si pasas muchas horas sentada en el trabajo, prueba hacer algunas sentadillas discretas. Pero si tienes una oficina privada o trabajas en tu casa, haz de las “reales” para modelar tu trasero, o usa una pelota de Pilates como silla.

8. No almuerces en tu escritorio

8. No almuerces en tu escritorio

A la hora del almuerzo, no lo ordenes por teléfono: levántate y ve a buscarlo tú misma para movilizar los músculos y activar la lipasa, no olvides que ayuda a quemar grasas. Y después de comer, camina al menos 15 minutos.

9. Toma mucho líquido

9. Toma mucho líquido

Será como matar dos pájaros de un tiro: estarás hidratada y con el metabolismo activo, y harás visitas más frecuentes al toilette. Esto sin duda te obligará a caminar y moverte un rato, por cuestiones de fuerza mayor.

Toma agua y baja de peso
10. Que la ropa sea tu cómplice
Crédito:Grosby Group |

10. Que la ropa sea tu cómplice

Si ya sabes que tu parte "débil" es tu "parte de atrás", entonces escoge ropa más holgada, por lo menos que no se te adhiera al cuerpo. Para ello, evita los tejidos y telas con spandex.

Que la ropa sea tu mejor aliada
Desvía las miradas

Desvía las miradas

Para disimular caderas anchas, nada mejor que un pantalón oscuro, y si lo usas con una remera de colores vivos o un lindo escote en V, lograrás desviar las miradas de esa zona que quieres disimular.

Comparte tu opinión