10 remedios naturales para aliviar los calambres

Foto: GETTY IMAGES

Para ese molesto y repentino dolor que te inmoviliza, existen opciones naturales que pueden brindarte alivio. Desde algunas hierbas a trucos sencillos, aprende a controlarlos. Pero si persisten o están acompañados de otros síntomas, debes consultar al médico. Una de las posibles causas está relacionada con la tiroides.

Tips rápidos anti-calambre
Por qué nos acalambramos

Por qué nos acalambramos

Los calambres son un problema muscular común causado por el mal funcionamiento de algunos nervios u otros problemas como una lesión de la médula espinal o un nervio pinzado. O por posturas incómodas, tensiones, calzado incómodo o falta de potasio.

Remedios para piernas cansadas
Aumentan en verano
Foto: GETTY IMAGES

Aumentan en verano

Los calambres nocturnos en las piernas se producen con el doble de frecuencia en verano que en invierno, sugiere un estudio de 2015 de la Universidad de Alberta y del Centro de la Salud de la Cadera y la Movilidad de la Universidad de la Columbia Británica.

1. Árnica

1. Árnica

Las flores son utilizadas para tratar golpes, dolores artríticos y rigidez de los movimientos; se puede preparar una infusión con éstas y aplicar paños embebidos sobre el calambre. Natural Standard señala que aplicar el gel “Vogel Arnica” 2 veces al día durante 3 semanas, demostró ser tan eficaz como el ibuprofeno para reducir el dolor.

¿Qué es la insuficiencia venosa?

2. Guelder Rose o corteza de calambre

También llamado “árbol del copo de nieve”, su nombre científico es Viburnum opulus, cuya corteza se incluye en las pomadas o ungüentos para aliviar los calambres y se consiguen en las tiendas. Según Natural Standard, la esencia de la planta tuvo efectos antiespasmódicos sobre el músculo liso.

Alivio natural del dolor

3. Té o pomada con ajenjo

Utilizado para tratar problemas circulatorios y fibromialgia, puede calmar los calambres. Algunas pomadas calmantes lo contienen. Natural Standard revela que demostró su efectividad al beber un té de ajenjo seco en 1 taza de agua hirviendo y tomado 2 veces al día durante un mes.

4. Hierba de limón

Prueba diluir en 20 ml de aceite de almendra con 4 gotas de cilantro y 2 gotas de aceite esencial de hierba de limón (lemon grass), y aplica con suaves masajes en la zona del calambre. La hierba de limón es aliada de la buena circulación sanguínea, y puede ser eficaz contra el reumatismo, según algunos estudios.

5. Un batido natural

5. Un batido natural

En algunos lugares de Latinoamérica se cree que este batido puede ayudar a combatir los calambres. Mezclar 1 vaso de leche descremada con 1/2 taza de yogurt natural light, 1 plátano y 1/2 taza de jugo de naranja en una licuadora y batir. Beber 1 vaso de este brebaje por varios días: el potasio de las frutas y el calcio de la leche, ayudarán a aliviarlos.

6. Aplica frío o calor

6. Aplica frío o calor

La Clínica de Mayo sugiere la terapia de frío durante 20 minutos cada 4 horas, aplicando hielo o almohadillas de gel para relajar la zona. También se puede disminuir el dolor con calor, mediante paños calientes que promueven la vasodilatación para que lleguen nutrientes y electrolitos a la zona de dolor.

7. Cambia la postura

Una postura incómoda y prolongada puede ocasionar calambres. En ese caso conviene cambiar de posición; intenta ponerte de pie, mover suavemente las piernas o recostarte en el suelo boca arriba, puede ser con los pies elevados. También puedes relajar los músculos boca abajo, con las piernas flojas y extendidas.

8. Prueba con masajes

8. Prueba con masajes

Frotar la zona afectada con movimientos circulares brinda alivio. También puedes recurrir a las pomadas o ungüentos antiinflamatorios y analgésicos que utilizan los atletas. Éstos ayudan a disminuir el dolor y a relajar la zona afectada, activan la circulación, refrescan y calman.

9. Cuídate del calor

La revista “The Physician and Sports Medicine” (El médico y la medicina deportiva) aconseja alejarse de lugares muy calurosos. Los calambres pueden ser provocados por exposición a altas temperaturas, y en ese caso, conviene usar poca ropa para mantenerse fresco, y si estás al aire libre, quédate a la sombra y en un lugar ventilado.

Cuidado con la quinina

Algunas personas recurren al uso de quinina, un alcaloide natural color blanco que se utiliza para prevenir los calambres nocturnos. Pero los Institutos Nacionales de Salud (NIH) advierten que no se ha demostrado su eficacia, y que puede provocar efectos secundarios graves como sangrados, daño renal, latidos cardíacos irregulares y reacciones alérgicas severas.

10. Otros remedios populares

Pero no probados. Hay cientos de ellos y según el país, varían las creencias que se transmiten de boca en boca. Se cree que dejar los zapatos en cruz, apretar el corcho de una botella, dejar 2 cuchillos en cruz debajo de la cama o un bol con agua, pueden alejar los molestos calambres pero…¿será verdad?

Comparte tu opinión