10 males que son 100% evitables con vacunas

Sufrimiento innecesario
Crédito:shutterstock

Sufrimiento innecesario

Aunque no lo creas, un simple piquetito podría hacer la gran diferencia y jugar a favor de tu salud. De hecho, podría evitarte muchos de los males que hoy en día aquejan y son una completa carga para la sociedad. ¿Sabes de qué enfermedades podrían salvarte las vacunas? Descúbrelo a continuación.

¿No tienes seguro médico? da clic aquí
1. Sarampión
Crédito:shutterstock

1. Sarampión

Por ejemplo el sarampión es una infección pulmonar altamente contagiosa que puede contraerse con el simple hecho de inhalar aire, ya que el virus se disemina por ahí con mayor facilidad. Entre algunos de los síntomas que generalmente provoca se encuentran fiebre, tos, moqueo nasal, conjuntivitis y manchas dentro de la boca.

Vacuna salvadora
Crédito:shutterstock

Vacuna salvadora

Por suerte, existe una inmunización que puede ahorrarte todo este martirio. Se le conoce como la vacuna MMR y no sólo te ayudará a evitar el sarampión sino otros males como paperas y rubéola. Se recomienda aplicar la primera dosis entre los 12 y 15 meses de edad y la segunda entre los 4 y 6 años. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

Mitos sobre las vacunas

2. Tos ferina

No es cualquier enfermedad. La tos ferina puede hacer que una actividad tan simple, como respirar, se vuelva complicada debido a la incesante tos que genera. Una manera de contraerla es por la inhalación de la bacteria pertussis, que puede encontrarse en el aire debido al estornudo de alguien infectado.

Efectiva solución
Crédito:shutterstock

Efectiva solución

Una de las mejores armas de prevención de esta enfermedad es la vacuna DTaP, misma que se recomienda aplicar durante los primeros años de vida y a partir de los 19 años en adelante. En caso de estar embarazada, se sugiere la aplicación entre las semanas 27 y 36 de gestación para una mejor protección del bebé.

Vacunas para adultos

3. Influenza

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por un virus que afecta la nariz, la garganta y los pulmones. Algunos de los síntomas incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, cabeza y fatiga. Si no es atendida puede llegar a ser mortal.

¿Qué hacer?

Para grandes males también existen grandes remedios. En el caso de la influenza hay diversas opciones de vacunas, como las tradicionales que son empleadas con más frecuencia durante la temporada y las tetravalentes, para brindar mayor protección contra los cuatro virus de este mal. Acude a tu médico para más información.

Vacuna del VPH
4. Polio
Crédito:shutterstock

4. Polio

Muchos han escuchado de ella, pero pocos realmente conocen sus efectos devastadores, como parálisis corporal que en el peor de los casos podría durar para toda la vida. Según los CDC, de 2 a 5 de cada 100 niños que tienen parálisis mueren debido a que el virus afecta los músculos que los impiden respirar.

Virus letal

Y si hablamos del modo de contagio, ésta puede propagarse muy fácilmente. El virus, que reside en la garganta e intestinos de un paciente puede pasarse a otra persona mediante las heces, es decir, a través de una mala limpieza o con el contacto de objetos infectados.

Vacunas que cambiarán el mundo
Solución con forma de aguja
Crédito:shutterstock

Solución con forma de aguja

Afortunadamente, la IPV ha demostrado ser una vacuna eficaz en la prevención de esta enfermedad. Tanto así que en el país no se ha presentado ningún caso de polio en 30 años. Se recomienda que los niños reciban alrededor de cuatro dosis, la primera a los 2 meses, la segunda a los 4, tercera entre los 6 y 18 y la última entre los 4 y 6 años de edad.

5. Enfermedad neumocócica

Consiste en un padecimiento bacteriano que puede provocar muchos tipos de enfermedades como la neumonía, infecciones del oído y meningitis. Una de las formas más populares de contagio es mediante el contacto con la mucosidad o saliva de una persona infectada. Si no se trata puede ser potencialmente mortal.

Mandamientos sobre las vacunas

¡Auxilio!

Si se presenta ese caso, no hay nada mejor que aplicar entre dos tipos de inmunizaciones, una del tipo combinada, contra neumococo PCV13 (combate 13 tipos de bacterias) y la polisacárida, para el PPSV23. La Biblioteca Nacional de Medicina recomienda aplicar 4 dosis de PCV13 durante la infancia y una para los adultos mayores de 19 años.

6. Tétanos

Es el responsable de un conjunto de síntomas, entre los que destacan problemas para respirar, espasmos musculares, parálisis, y en el peor de los casos la muerte. La bacteria que causa el tétanos se encuentra en el suelo, el polvo y el estiércol. Además, podría entrar a tu cuerpo mediante un simple corte o una llaga abierta.

Vacunas de la influenza

“Piquete” salvador

Existen varias vacunas capaces de proteger del tétanos. La del tipo DTaP (difteria, tétanos y tos ferina) es la más común durante los primeros años de vida. No obstante, debido a que la inmunidad contra este mal se reduce con el tiempo, los niños mayores y los adultos necesitan reforzarse de forma periódica.

7. Enfermedad meningocócica

En EU, entre 1,000 y 1,200 personas contraen anualmente esta enfermedad, la cual podría causar meningitis, una infección en la sangre o problemas a nivel del cerebro y la médula espinal. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, todo es causado por una bacteria que se aloja principalmente en la nariz y garganta.

Información sobre las vacunas

Inmunizaciones excelentes

El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda dos tipos de vacunas para dicha afección, la MCV4 y la MPSV4. Ambas pueden prevenir 4 tipos de este mal, incluidos 2 de las 3 clases más comunes en el país.

8. Hepatitis B

Uno de órganos más perjudicados por esta enfermedad es el hígado, que incluso, podría tener males de larga duración incluyendo el cáncer. Esta enfermedad puede contagiarse por el contacto con sangre, semen u otro líquido de una persona infectada.

Combate la gripe
¿Qué hacer?
Crédito:shutterstock

¿Qué hacer?

Si quieres evitarte esta enfermedad, la vacuna contra la hepatitis B es la solución. En el caso de los pequeños, se recomiendan tres dosis entre el nacimiento y los 18 meses de edad, pero si se es adulto, se sugiere tal aplicación en caso que no se esté vacunado y se encuentre en riesgo de tener la infección.

9. Tuberculosis
Crédito:Shutterstock

9. Tuberculosis

Ahora bien, si hablamos de tuberculosis, el principal órgano en salir perjudicado son los pulmones. Cuando alguien con este mal tose o estornuda, las bacterias entran en el aire y están disponibles para entrar por la respiración a otra persona. Actualmente este mal sigue siendo una importante amenaza para la salud a nivel mundial.

¿Cómo se cura la culebrila?

BCG

Son las iniciales de bacilo de Calmette-Guerín, una vacuna capaz de prevenir la tuberculosis. Aunque es una de las inmunizaciones más empleadas en el mundo, en el país no se recomienda en todos los casos, pues tiene eficacia variable en la prevención de la tuberculosis en adultos y puede interferir en la reacción a la prueba cutánea de la tuberculina.

10. Haemophilus influenzae tipo b
Crédito:Shutterstock

10. Haemophilus influenzae tipo b

Para finalizar, este mal afecta principalmente a niños y es capaz de causar infecciones en los pulmones, cerebro, médula espinal, sangre, huesos y articulaciones. La aplicación de la vacuna contra el Hib ha demostrado tener un alto porcentaje de efectividad; se recomienda aplicar 4 dosis durante la niñez.

Vacunas en caso de diabetes
Lo que hay que hacer
Crédito:Shutterstock

Lo que hay que hacer

Para que tanto tú y tu familia se encuentren a salvo asegúrate de revisar los registros de vacunación de tu hijo, haz un seguimiento de las vacunas que recibe, y comunícate con tu médico para hacer una evaluación general sobre la sintomatología y las posibles inmunizaciones que en el futuro se pueda necesitar.

Comparte tu opinión