10 consejos para tener siempre la casa limpia y ordenada

Foto: ISTOCK

En el contexto de pandemia por coronavirus, muchos comenzaron a pasar más tiempo en casa, y, por consiguiente, a luchar por mantener el orden y la limpieza. Si bien las tareas del hogar pueden ser molestas, siguiendo unos sencillos trucos podrás mantenerla limpia y organizada sin perder muchos tiempo. Aquí te contamos como lograrlo:

1. Artículos de limpieza al alcance
Foto: GETTY IMAGES

1. Artículos de limpieza al alcance

Escoba, paños, cepillos, desengrasantes, lustradores o desinfectantes. Sea cual sea el que necesites, se aconseja mantenerlos ordenados y accesibles. Esto permitirá hacer tareas simples que reducirán la frecuencia con que se necesite hacer una limpieza exhaustiva, como limpiar las manchas en el espejo del baño, polvo en los muebles o tierra en el piso.

Bicarbonato de sodio: usos y beneficios

2. Todo en su lugar

Tener un lugar para todo, que siempre sea accesible y fácil de guardar, a la larga hace que sea mucho más fácil mantener la casa ordenada. Todo ayuda, desde las bolsas de compras en cajones o percheros, las llaves en llaveros, o una sección del armario para los zapatos. Recuerda, menos objetos en el suelo o en los muebles significa menos lugares para que se acumule polvo, y facilita la limpieza.

3. Elementos de ayuda

En casa existen zonas que facilitan la extensión de la suciedad al resto de las habitaciones, como la entrada o los pasillos. Por eso, se aconseja proveerlas de herramientas para que reduzcan esa posibilidad. Por ejemplo, coloca un mueble para dejar los zapatos, o, si tienes mascotas, ten toallas cerca de la puerta para limpiar sus patas antes que entren.

4. Priorizar

Aunque muchos estén acostumbrados a que ordenar o limpiar la casa se haga en un día específico y de forma exhaustiva, no tiene por qué ser así. No toda la limpieza es igual, por ello, haz una lista con los principales lugares que te gustaría tener ordenados o limpios. Esto ayudará a organizar tu casa, y facilitará que encuentres tiempo para poder limpiar.

¿Puedes combatir la ansiedad limpiando?

5. Empieza por la cama

Para algunos es una pérdida de tiempo, pero lo cierto es que hacer la cama marca una gran diferencia al momento de ver lo ordenada que se encuentra nuestra habitación. Intenta hacerla antes del mediodía, solo te tomará unos minutos. También prueba con reducir la cantidad de ropa u objetos que colocas encima de ella.

6. Cargas de ropa
Foto: GETTY IMAGES

6. Cargas de ropa

Otro hábito matutino que debemos incorporar es el de las cargas de ropa. Lo ideal es hacerlo por la mañana, ya que, si trabajas fuera por mucho tiempo, al volver no tendrás tiempo de hacerlo. También puedes acumular directamente la ropa a lavar en la máquina, para que solo reste presionar un botón y esas prendas no ocupen lugar en tus sillas, cama o piso.

7. Limpieza nocturna

Cuando llega la noche lo único que queremos es descansar o relajarnos viendo nuestra serie favorita. Sin embargo, incorporar el hábito de la limpieza u ordenar antes de dormir, aunque sea solo por 15 minutos, puede marcar la diferencia. Si al otro día debes limpiar, te resultará más amigable no tener que hacerlo desde 0.

Alimentos para limpiar el hogar

8. Nunca con las manos vacías

Cuando te muevas de una habitación a la otra, intenta hacer una revisión rápida para ver si hay algo que puedas llevarte al lugar al que te diriges o a uno que quede de camino. Cualquier cosa marca la diferencia, desde un abrigo o las llaves, hasta platos o vasos sucios.

9. Actividad familiar

Si tú eres quien se hace cargo de toda la limpieza de la casa, no es mala idea que intentes sumar al resto de la familia para que te ayude, en especial a los más pequeños. Esto no solo agilizará el proceso, sino que les enseñará sobre limpieza y convivencia. Durante las primeras semanas probablemente tengas que estar muy pendiente de ellos, pero a la larga comenzará a ser un hábito.

10. La moderación puede ser la clave
Foto: ISTOCK

10. La moderación puede ser la clave

Finalmente, recuerda que para que la casa esté limpia y ordenada, no es necesario que todo luzca completamente perfecto. Esto incluso puede dificultar mantener la organización y limpieza. Por eso, intenta no quedar atrapado en los detalles durante la limpieza habitual. Puedes ocuparte de ellos durante la limpieza exhaustiva, y sentirte a gusto con tu hogar.

Comparte tu opinión