SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Preparación para los campamentos de verano de los niños con alergias y asma

Un médico aconseja que se reúna con el personal antes y clarifique sus expectativas

SÁBADO, 29 de abril de 2017 (HealthDay News) -- Ir a un campamento de verano por primera vez siempre es un poco inquietante. Pero para un niño con alergias o asma, hay problemas especiales.

Para estos niños, el campamento de verano puede ser una experiencia segura y divertida si se toman algunas precauciones, aseguró el Dr. Stephen Tilles, presidente del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology).

"El campamento de verano con frecuencia es la primera gran actividad de un niño fuera de casa, tanto si es un campamento para pasar el día o si incluye las noches", dijo Tilles en un comunicado de prensa del colegio.

"Y cada niño debería tener la oportunidad de sentirse libre y probar algo nuevo sin tener que preocuparse por su salud", añadió.

Tilles ofreció los siguientes consejos:

  • Hable con el personal del campamento para averiguar qué tanta actividad física harán los niños, cómo se gestionarán las comidas, y cómo reaccionará el campamento si un niño tiene una emergencia médica.
  • Comunique sus expectativas, como, por ejemplo, con respecto a cómo quiere que se gestionen las tareas médicas rutinarias de su hijo.
  • Reúnase con la persona responsable de la atención médica y con el consejero de su hijo antes del primer día del campamento para que sean conscientes de las necesidades médicas de su hijo. Su hijo debería estar también en la reunión, para que esté preparado para detectar los síntomas y los desencadenantes.
  • Lleve a su hijo a un alergólogo antes del campamento de verano. Si su hijo usa medicamentos o un autoinyector de epinefrina para las reacciones alérgicas graves, asegúrese de que hay un suministro adecuado de los medicamentos. No se olvide de comprobar las fechas de caducidad.

La mayoría de los campamentos diurnos toman medidas para mantener la seguridad de los niños con alergias y con asma, y están abiertos a hablar sobre lo que su hijo puede comer y lo que no, y lo que necesitan tener a mano en caso de que se produzca una reacción grave o un ataque de asma, comentó Tilles.

"Asegúrese de que el campamento que elija haya gestionado antes casos de alergia y asma, que sepa dónde está el hospital más cercano y cómo llegar allí, y cuándo llamar al 911", aconsejó.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos sobre salud y seguridad en los campamentos de verano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad