SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La obesidad quizá no afecte al éxito de la cirugía de rodilla

Los resultados tras el procedimiento para reparar el menisco fueron similares en las personas normales, con sobrepeso y obesas

VIERNES, 24 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- El peso no parece afectar al hecho de que un tipo común de cirugía de la rodilla tenga éxito o no, muestra un estudio reciente.

Alrededor de un 15 por ciento de las cirugías de reparación del menisco fracasan, dijeron los investigadores. Hay una creencia común de que los pacientes con un índice de masa corporal (IMC) más alto tienen un mayor riesgo de fracaso porque una mayor cantidad de peso conlleva una mayor presión en la rodilla. El IMC es un estimado de la grasa corporal basado en la estatura y el peso.

Pero este estudio con 410 pacientes que se sometieron a una cirugía de reparación del menisco no encontró diferencias significativas en las tasas de fracaso entre los que tenían un IMC normal de menos de 25 (que se considera un peso normal) y los que tenían un IMC de 25 a 35 (hasta un 29.9 es sobrepeso, y a partir de 30 obesidad).

Un adulto con 5 pies 9 pulgadas (1.75 metros) de estatura tiene un IMC normal si su peso es de 125 a 168 libras (de 57 a 76 kilos), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Si esa misma persona pesa entre 169 y 202 libras (casi 77 y 91.6 kilos), su IMC la pone en la categoría de sobrepeso. Y si alguien con la misma estatura pesa más de 203 libras (92 kilos), se considera obesa.

Los hallazgos muestran "que los cirujanos no deben considerar el peso como un factor al decidir si un paciente es un buen candidato para una cirugía de reparación del menisco", señaló en un comunicado de prensa del Centro Médico Wexner el autor líder del estudio, el Dr. David Flanigan, cirujano ortopédico en el centro médico de la Universidad Estatal de Ohio.

"Si un menisco se puede reparar y la cirugía es adecuada para ese paciente, se puede realizar la cirugía y tendrían el mismo éxito como alguien que no tenga peso de más", indicó.

Pero pocos pacientes tenían un IMC superior a 35, así que no está claro si una obesidad más grave podría aumentar el riesgo de fracaso de la reparación del menisco, dijeron los autores del estudio.

Flanigan recomendó reparar el menisco siempre que sea posible, en lugar de extirparlo. Funciona como un cojín esencial para la rodilla, explicó.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista The Journal of Knee Surgery.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. tiene más información sobre los problemas de las rodillas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad