SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La hora de almorzar y del receso podría determinar qué comen los niños

Un estudio halló que los niños que comieron primero consumieron más verduras, mientras que los que jugaron primero desperdiciaron menos comida

DOMINGO, 23 de abril de 2017 (HealthDay News) -- Pregunte a los niños cuál es su parte favorita del día en la escuela y la mayoría dirán que el almuerzo y el receso. Pero el momento en que se producen estos eventos es importante con respecto a qué comen los niños y cuánta actividad física hacen, reportan los investigadores.

Los nuevos hallazgos podrían ayudar a las escuelas a desarrollar políticas que promuevan unos hábitos de alimentación y de ejercicio saludables para los niños, según los autores del estudio.

"En general, nuestros hallazgos sugieren que las conductas en el receso y en el almuerzo están interrelacionadas. Pero las opciones alimentarias específicas y los niveles de actividad de los niños podrían estar vinculados a la hora y a la duración del almuerzo y del receso", dijo Gabriella McLoughlin en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Nutrición (American Society for Nutrition).

McLoughlin, estudiante de doctorado en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, presentará la investigación el domingo en la reunión anual de la sociedad en Chicago.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron qué comieron para almorzar y la actividad física de 151 estudiantes de cuarto y quinto curso. Todas comieron el almuerzo justo antes o después del receso.

La mayoría de la investigación se ha centrado en la ingesta nutricional o la actividad física durante el receso. El líder del estudio, Naiman Khan, dijo que este era el primer estudio "en medir objetivamente la ingesta de comida durante el almuerzo junto con la actividad física, y en tener en cuenta la influencia de la duración y la hora".

Khan es profesor asistente de kinesiología y medicina comunitaria en la universidad.

Los investigadores descubrieron que los estudiantes que tenían el receso antes de comer desperdiciaban menos comida. Pero los niños que almorzaban antes del receso comían más verduras.

Aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan que el receso se haga antes del almuerzo para ayudar a reducir el desperdicio de la comida, los investigadores afirman que este horario y cuánto tiempo tienen los niños para comer y para jugar podrían tener unos efectos indeseados en lo que comen y cuánto ejercicio hacen.

El estudio encontró que los niños que pasaban más tiempo para almorzar y en el receso y los que comieron antes de jugar eran más activos. Lo contrario fue cierto para los chicos y las chicas que dispusieron de menos tiempo para el almuerzo y el receso. Estos estudiantes eran más activos si tenían el receso antes de comer.

"Tenemos planeado comunicar nuestros hallazgos a los profesores de las escuelas, los administradores y los legisladores para facilitarles la implementación de las políticas basadas en evidencias que respaldan la capacidad de los niños de cumplir con las recomendaciones diarias de actividad física y nutricionales", comentó Khan.

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece consejos sobre cómo ayudar a los niños a comer de forma saludable y hacer ejercicio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad