SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La fisioterapia es igual de buena que la cirugía para el síndrome del túnel carpiano, según un estudio

Por Don Rauf, Reportero de HealthDay -

El método conservador debería ser la primera opción, plantea un investigador

VIERNES, 24 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- La cirugía es un método común para tratar el síndrome del túnel carpiano. Pero la fisioterapia podría funcionar igual de bien, indica un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que la fisioterapia, sobre todo la llamada terapia manual, mejoraba la función de la mano y de la muñeca y reducía el dolor de forma igual de efectiva que una operación estándar para la afección.

Además, tras un mes, los pacientes de fisioterapia reportaron mejores resultados que los que se sometieron a la cirugía.

"Creemos que la fisioterapia debe ser la primera opción terapéutica para casi todos los pacientes con esta afección", planteó el autor líder del estudio, César Fernández de las Peñas.

"Si el tratamiento conservador fracasa, entonces la cirugía se consideraría la próxima opción", dijo De las Peñas, profesor de fisioterapia en la Universidad Rey Juan Carlos en Alcorcón, España.

Además, un beneficio adicional de la terapia respecto a la cirugía podrían ser los ahorros en los costos, anotó.

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando el nervio mediano, que va desde el antebrazo hasta la palma de la mano, se presiona en la muñeca. Con frecuencia surge de movimientos repetitivos necesarios para el trabajo, como el uso de una computadora, o el trabajo en una línea de montaje.

Los síntomas por lo general comienzan de forma gradual, y los pacientes notan un entumecimiento y debilidad en la mano y la muñeca.

La cirugía para la afección generalmente conlleva cortar el ligamento que rodea a la rodilla para reducir la presión sobre el nervio mediano, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

En el estudio, de las Peñas y sus colaboradores siguieron a 100 mujeres de Madrid que tenían síndrome del túnel carpiano. La mitad fueron tratadas con fisioterapia y la mitad con cirugía.

Durante tres semanas, las pacientes de terapia recibieron media hora semanal de sesiones de terapia manual, lo que significa que los terapeutas solo utilizaron sus manos. Los terapeutas se enfocaron en el cuello y en el nervio mediano. También aplicaron fisioterapia manual al hombro, codo, antebrazo, muñeca y dedos. Las pacientes realizaron ejercicios de estiramiento de cuello por su cuenta en casa.

Tras un mes, el grupo de la terapia reportó una mayor función diaria y una mayor "fuerza de pellizco" entre el pulgar y el índice en comparación con las pacientes de cirugía. Pero tras 3, 6 y 12 meses, las mejoras fueron similares en ambos grupos. Todas las participantes experimentaron reducciones similares en el dolor.

Joshua Cleland, el coautor del estudio, es profesor en el programa de fisioterapia de la Universidad Franklin Pierce en Rindge, New Hampshire. "La fisioterapia manual podría ser igual de beneficiosa para mejorar la función y la gravedad de los síntomas que la cirugía a pesar de la gravedad de la afección", dijo, y anotó que un 38 por ciento de las del grupo de terapia tenía un síndrome del túnel carpiano "grave".

"Esas técnicas de fisioterapia también se usan comúnmente aquí en Estados Unidos y deben convertirse en el estándar de la práctica para los fisioterapeutas que trabajan con pacientes que sufren de síndrome de túnel carpiano", planteó Cleland.

El Dr. Daniel Polatsch es codirector del Centro de Mano y Muñeca de Nueva York en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Trata varios cientos de casos de síndrome de túnel carpiano al año, de los cuales de un 15 a un 20 por ciento requieren cirugía.

El tratamiento se debe decidir según cada caso, dijo Polatsch. Los casos leves se pueden tratar con métodos conservadores que pueden incluir tablillas, inyecciones, terapia y modificación de la actividad, añadió.

"La cirugía es necesaria cuando hay debilidad muscular o atrofia por la compresión del nervio en la muñeca", dijo.

Polatsch agregó que este tipo de cirugía por lo general es segura y efectiva.

Pero aún así las operaciones pueden tener complicaciones, advirtió Cleland. Citó un hallazgo de investigaciones previas de que "más o menos un 25 por ciento de los individuos que se someten a cirugía para el síndrome del túnel carpiano experimentan un fracaso del tratamiento, y la mitad de ellos necesitan un procedimiento quirúrgico adicional".

Según los investigadores, casi la mitad de todas las lesiones relacionadas con el trabajo se vinculan con el síndrome del túnel carpiano. Y más de un tercio de los que se someten a la cirugía para la afección no han vuelto a trabajar ocho semanas más tarde.

Como este fue un estudio pequeño que solo se enfocó en mujeres, los autores del estudio dijeron que investigaciones futuras deben examinar a los hombres.

Los resultados del estudio se publicaron en la edición de marzo de la revista Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. ofrece más información sobre el síndrome del túnel carpiano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad