SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

¿La exposición al plomo en la niñez lleva a un CI más bajo en la adultez?

La gasolina con plomo en Nueva Zelanda podría haber afectado al desarrollo intelectual, sugiere un estudio

MARTES, 28 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Los adultos que tuvieron exposiciones altas al plomo en la niñez podrían tener unos coeficientes intelectuales (CI) más bajos y unos trabajos con salarios más bajos en la adultez, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores siguieron a más de 500 neozelandeses desde el nacimiento en los años 70 hasta la adultez. Cuando el estudio comenzó, Nueva Zelanda tenía uno de los niveles de plomo en la gasolina más altos del mundo.

Respirar vapores de gasolina con plomo, o jugar en la tierra cerca de carreteras concurridas, podría aumentar la exposición al plomo, dado que los tubos de escape de los coches expulsan partículas de polvo con plomo, señalaron los investigadores.

Se recolectaron muestras de sangre de los participantes en el estudio a los 11 años de edad para evaluar el plomo. También se realizaron evaluaciones regulares de las habilidades de pensamiento y memoria a lo largo del estudio.

A los 38 años, los participantes que tenían más de 10 microgramos de plomo por decilitro de sangre a los 11 años de edad tenían CI que eran en promedio 4.25 puntos más bajos que los que tenían niveles de plomo más bajos en la niñez. También tenían puntuaciones de CI más bajas que cuando eran niños, encontró el estudio.

Por cada aumento de 5 microgramos del plomo en la sangre, el CI se redujo en más o menos 1.5 puntos, según el estudio.

Pero el estudio no probó una relación causal directa.

Otro hallazgo fue que los adultos que tenían unos niveles más altos de plomo a los 11 años de edad tenían trabajos con un salario más bajo que los que tenían niveles más bajos de plomo en la niñez. Esto sugiere un vínculo entre el logro laboral y un CI más bajo debido a la exposición al plomo en la niñez, dijeron los investigadores.

"Estos son datos históricos de una época en que los niveles de plomo como estos se consideraban como normales en los niños y no peligrosos, de forma que los participantes de nuestro estudio nunca recibieron ningún tratamiento especial", dijo la autora principal del estudio, Terrie Moffitt, profesora de psicología y neurociencias en la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

"Este caso es distinto del de Flint, Michigan, y otras ciudades donde el plomo en el agua potable ha llevado a las autoridades de salud pública a iniciar intervenciones especiales para esos niños", aclaró en un comunicado de prensa de la universidad.

Los niños de Flint reciben una monitorización regular de la sangre y una educación ampliada para la niñez temprana, servicios de salud conductual y nutrición especial, anotaron los autores del estudio.

"Las intervenciones de este tipo buscan prevenir todos los tipos de efectos que medimos en este estudio", dijo Moffitt.

La gasolina con plomo se descartó poco a poco en Estados Unidos y Nueva Zelanda a mediados de los 90, pero todavía se utiliza en algunos países asiáticos y de Oriente Medio.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 28 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el plomo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad