SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El ejercicio en la mediana edad podría fortalecer su memoria

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -

Una combinación de entrenamiento aeróbico y de fuerza es lo mejor para mejorar la salud del cerebro, encuentra un estudio

LUNES, 24 de abril de 2017 (HealthDay News) -- ¿Puede un nuevo régimen de ejercicio mejorar la salud cerebral si se tienen más de 50 años?

Es posible que sí, sugiere una nueva revisión de la investigación, que encontró que las personas de mediana edad pueden mejorar sus habilidades de pensamiento y memoria al adoptar rutinas regulares entre moderadas y vigorosas que incluyan ejercicio aeróbico y de resistencia.

"Cuando combinamos los datos disponibles de [39] estudios [anteriores], pudimos mostrar que realizar ejercicio físico podía mejorar la función cerebral de las personas de a partir de 50 años", dijo el autor líder del estudio, Joseph Northey, candidato doctoral y profesor en el Instituto de Investigación sobre los Deportes y el Ejercicio de la Universidad de Camberra, en Australia.

La revisión incluyó a 18 estudios que observaron el impacto del ejercicio aeróbico (como caminar, correr y nadar) en el pensamiento, el estado de alerta, el procesamiento de la información, la ejecución de objetivos y las habilidades de memoria.

El entrenamiento en resistencia, como el levantamiento de pesas, fue el enfoque de 13 estudios. Diez estudios más observaron varios tipos de ejercicio realizados en combinación. Y algunos estudios exploraron de forma específica el impacto del tai chi y el yoga en la salud del cerebro.

Los participantes del estudio realizaron el ejercicio bajo cierto nivel de supervisión, anotaron los investigadores.

Las rutinas de actividad se categorizaron en términos del tipo de ejercicio, la intensidad y la duración. Entonces, se compararon con los resultados de pruebas que medían el rendimiento del cerebro.

Al final, los investigadores determinaron que el ejercicio sí ayuda a la salud cerebral. Pero distintas formas de ejercicio se vincularon con distintos tipos de beneficios.

Por ejemplo, el ejercicio aeróbico y el tai chi parecieron potenciar la función del cerebro en general. El entrenamiento de resistencia se vinculó con mejoras en la memoria.

Northey añadió que, además de resaltar los beneficios del ejercicio aeróbico, "poder mostrar que el entrenamiento de resistencia, como levantar pesas o utilizar el peso corporal, era beneficioso de forma similar es un hallazgo muy novedoso e importante".

"Combinar el entrenamiento aeróbico y de resistencia es ideal", señaló.

"Además de mejorar la función cerebral como muestra nuestra revisión, se esperaría ver mejoras en la aptitud cardiorrespiratoria y la fuerza muscular, que son importantes para mantener la salud general y poder realizar las tareas cotidianas", afirmó Northey.

El equipo de investigación también concluyó que la mayor mejora cerebral proviene de rutinas que son de intensidad entre moderada y vigorosa y que se realizan con la mayor frecuencia posible durante entre 45 minutos y una hora.

¿Pero las personas de mediana edad que son principiantes en el ejercicio recibirán la misma mejora cerebral que las que han estado haciendo ejercicio durante décadas?

"Sabemos por muchos estudios con modelos animales y poblacionales que mientras más tiempo están activas físicamente las personas, mayores son los beneficios para la función del cerebro", dijo Northey.

Añadió que se está realizando más investigación para evaluar exactamente qué tanto podría aportar en última instancia a la salud cerebral hacer ejercicio en la juventud en los que tienen más de 50 años.

Northey también ofreció algunos consejos a quienes se sientan motivados por los hallazgos a hacerse activos. Si actualmente es inactivo, aconsejó hablar con el médico para asegurarse de que empezar a hacer ejercicio es seguro para usted.

"También vale la pena recibir algunas instrucciones sobre los métodos de ejercicio para garantizar que está fijando metas logrables y para aprovechar al máximo el tiempo que invierta en hacer ejercicio", apuntó.

El Dr. Anton Porsteinsson es director del Programa de Atención, Investigación y Educación de la Enfermedad de Alzheimer de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York.

Dijo que investigaciones anteriores que observaron el efecto protector del ejercicio en el cerebro "no han concurrido en este tema".

Pero al observarse de forma colectiva, la revisión actual "sugiere que el ejercicio, incluyendo el ejercicio aeróbico, el entrenamiento de resistencia y el tai chi, son beneficiosos para la salud del cerebro, además de los efectos positivos bien establecidos que el ejercicio tiene al mejorar la salud general y reducir el riesgo de enfermedad", comentó.

"Me resulta particularmente interesante que una combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia parece tener el mayor efecto", añadió Porsteinsson.

"(Y) junto con estudios que sugieren que ciertas dietas contribuyen a la salud del cerebro, parece que nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida saludable", anotó.

El estudio aparece en la edición en línea del 24 de abril de la revista British Journal of Sports Medicine.

Más información

Para más información sobre cómo conservar la salud del cerebro, visite el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad