SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El ejercicio beneficia al corazón que envejece, incluso en los obesos

La actividad física ayuda a evitar el daño cardiaco en la mediana edad y más allá, encuentra un estudio

LUNES, 24 de abril de 2017 (HealthDay News) -- El ejercicio puede reducir el riesgo de daño cardiaco en los adultos de mediana edad y mayores, incluso en los que son obesos, según un nuevo estudio.

"La asociación protectora de la actividad física contra el daño [cardiaco] podría tener implicaciones para la reducción del riesgo de insuficiencia cardiaca, sobre todo en el grupo de individuos de alto riesgo con peso en exceso", afirmó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) la autora líder, la Dra. Roberta Florido.

Florido es becaria de cardiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Fomentar la actividad física podría ser una estrategia particularmente importante para las reducciones en el riesgo de insuficiencia cardiaca en los grupos de alto riesgo, como los obesos", añadió.

Para medir la influencia de la actividad física en la salud del corazón, los investigadores observaron la experiencia de más de 9,400 personas de 45 a 64 años de edad.

Se agrupó a los participantes según la cantidad de ejercicio que hacían. Las directrices actuales recomiendan al menos 75 minutos a la semana de actividad vigorosa, o 150 minutos o más de actividad entre moderada y vigorosa.

Un nivel más bajo de actividad, llamado "intermedio", se definió como hasta 74 minutos a la semana de actividad vigorosa o hasta 149 minutos de actividad entre moderada y vigorosa.

Según los investigadores, los que no hacían ejercicio eran un 39 por ciento más propensos a presentar daño cardiaco que los que seguían las directrices.

Los que seguían unas rutinas de nivel intermedio tenían un 34 por ciento más de daño cardiaco que sus pares que eran activos completamente.

Los investigadores encontraron indicaciones de que los individuos obesos que participaban en los niveles "recomendados" de actividad tenían unos niveles sanguíneos más bajos de troponina (un indicador clave del daño cardiaco) en comparación con los que no hacían ningún ejercicio.

Florido y sus colaboradores describieron sus hallazgos en la edición del 24 de abril de la revista JACC: Heart Failure.

Un editorial que acompañó al estudio instó a los especialistas a promover unos hábitos saludables, en lugar de simplemente tratar los problemas del corazón una vez se hayan desarrollado.

Más información

Para más información sobre el ejercicio y la salud del corazón, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad