SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El argumento de una 'mejor salud' no siempre funciona para aprobar impuestos sobre los refrescos

El ejemplo de Filadelfia muestra que la generación de ingresos puede ser más convincente para los legisladores

VIERNES, 14 de abril de 2017 (HealthDay News) -- El año pasado, los legisladores de Filadelfia no lograron que se aprobara un impuesto sobre los refrescos tan solo por los beneficios para la salud, informan unos investigadores.

En lugar de ello, los legisladores tuvieron que aumentar el atractivo de la propuesta con la promesa de financiar la educación de los niños pequeños, encontró el estudio.

Tras dos intentos anteriores fallidos, los legisladores de Filadelfia aprobaron el junio pasado un impuesto de 1.5 centavos por onza (casi 30 mililitros) sobre las bebidas endulzadas con azúcar, convirtiéndose en la segunda ciudad de Estados Unidos en hacerlo.

El nuevo estudio observó el proceso de aprobación "tras bastidores" del impuesto.

"El impuesto se conceptualizó y enmarcó como una ordenanza para generar ingresos, no como una ordenanza de salud pública", comentó el líder del estudio, Jonathan Purtle, profesor asistente en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Drexel, en Filadelfia.

"Parece que evitar el mensaje de salud fue más bien fácil. Casi todo se enfocó en cómo se utilizarían los ingresos que genera la ley, no en los beneficios potenciales para la salud", explicó en un comunicado de prensa de la Drexel.

El nuevo impuesto podría generar 32 millones de dólares tanto para Filadelfia como para el estado a lo largo de los próximos cinco años, dijeron los autores del estudio. El noviembre pasado, cuatro ciudades aprobaron impuestos similares: San Francisco, Oakland y Albany en California, y Boulder en Colorado.

La esperanza es que el nuevo impuesto de Filadelfia conduzca a una reducción en el consumo de refrescos endulzados con azúcar, lo que podría ayudar a reducir las tasas de obesidad y diabetes tipo 2. El dinero generado por el impuesto se usará para financiar la educación anterior al kindergarten, comentaron los investigadores.

Purtle dijo que la estrategia usada para aprobar el impuesto sobre los refrescos en Filadelfia podría resultar efectiva en otras ciudades. Pero, añadió, actualmente se está produciendo una batalla legal por el impuesto en las cortes, lo que podría afectar a este método.

"Quizá otras ciudades deban considerar cómo se utilizarán los ingresos en lugar de los beneficios potenciales para la salud cuando intenten aprobar un impuesto como este", planteó.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Public Health Management & Practice.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las bebidas azucaradas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad