SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Dispositivos cardiacos para principiantes: una guía hacia las herramientas que hacen que su corazón siga latiendo

La FDA ofrece un glosario de términos que le ayudará a comprender los dispositivos que aconsejan los médicos

DOMINGO, 2 de abril de 2017 (HealthDay News) -- Los marcapasos, los desfibriladores y otros dispositivos médicos han salvado las vidas de millones de personas en todo el mundo.

Alguien que usted conozca probablemente ha recibido alguno de estos dispositivos para mejorar la salud cardiaca, aunque no todos se han convertido en términos populares.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. evalúa y regula estos y otros dispositivos médicos en Estados Unidos. A continuación, la agencia ofrece un breve glosario de los términos que se podrían tener a mano cuando un médico recomienda el uso de una herramienta cardiaca:

Marcapasos cardiacos: Estos dispositivos pequeños que funcionan con pilas se implantan en el cuerpo. Suministran un choque eléctrico para restaurar el ritmo cardiaco normal cuando el corazón late demasiado lentamente.

Desfibriladores cardioversores implantables: Suministran un choque eléctrico para restaurar el ritmo cardiaco normal cuando el corazón late demasiado rápidamente.

Desfibriladores externos automáticos: Estos dispositivos portátiles y automáticos se encuentran en muchos lugares públicos. Ayudan a restaurar el ritmo cardiaco normal cuando el corazón de alguien deja de bombear sangre (paro cardiaco) súbitamente y de forma inesperada.

Catéteres de ablación cardiaca: Se trata de tubos largos y flexibles que se llevan hasta dentro o sobre el corazón para tratar los latidos cardiacos anómalamente rápidos. Funcionan modificando pequeñas áreas del tejido cardiaco que están provocando que el ritmo cardiaco sea anómalo.

Dispositivos para la angioplastia cardiovascular: Estos tubos largos, delgados y flexibles se llevan por un vaso sanguíneo cardiaco o de otro tipo para abrir las áreas que se han estrechado o bloqueado a fin de aumentar el flujo sanguíneo que llega al corazón, reducir el dolor de pecho y tratar los ataques cardiacos.

Válvulas cardiacas prostéticas (artificiales): Se usan para reemplazar las válvulas cardiacas enfermas o disfuncionales, que dirigen el flujo sanguíneo a través del corazón. Hay válvulas mecánicas realizadas con materiales y válvulas artificiales fabricadas con tejido tomado de animales o cadáveres humanos.

Dilatadores (stents): Se trata de unos tubos pequeños que se insertan de forma permanente en una arteria a fin de mejorar el flujo sanguíneo. Algunos contienen también medicamentos para reducir las probabilidades de que las arterias se bloqueen de nuevo.

Dispositivos de asistencia ventricular: Estas bombas mecánicas ayudan a los corazones débiles a bombear sangre de forma eficiente. Aunque originalmente estaban destinados para un uso a corto plazo hasta que apareciera el corazón de un donante, estos dispositivos ahora se usan también como tratamiento a largo plazo en pacientes con insuficiencia cardiaca grave que no califican para un trasplante de corazón.

Las enfermedades cardiacas siguen siendo la causa principal de muerte en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre el tratamiento de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad