SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más de 1 millón de estadounidenses viven con VIH

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Más de 1 millón de estadounidenses viven con VIH

Si bien los avances en la atención están conduciendo a una vida más saludable, la prevención de nuevas infecciones es clave

JUEVES, 2 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) Aunque el VIH/SIDA sigue siendo una epidemia que no tiene cura, gracias a los poderosos medicamentos más estadounidenses infectados por el VIH viven más tiempo y con mejor salud, dijeron funcionarios federales de salud el jueves.

Para el cierre del año 2008, había 1,178,350 personas en Estados Unidos viviendo con VIH, 20 por ciento de los cuales no sabían que estaban infectados, según investigadores de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

"Nuestra prevalencia de personas con VIH sigue aumentando", dijo el Dr. Michael A. Kolber, profesor de medicina y director del Programa Integral de SIDA en la Escuela Miller de Medicina en Miami. Él no estuvo implicado en el estudio de los CDC.

El SIDA ha cobrado una magnitud terrible en Estados Unidos desde que los primeros casos fueron reportados por investigadores de los CDC hace 30 años esta semana. Desde entonces, 594,496 estadounidenses han muerto por la enfermedad, dijeron los CDC.

Sin embargo, gracias a la llegada de medicamentos supresores del VIH, la infección puede ahora dejar de ser considerada una sentencia a muerte y más bien una enfermedad crónica, ya que "la terapia antirretroviral es altamente efectiva", dijo Kolber.

No obstante, el creciente número de nuevas infecciones es preocupante. "La gente no debería contraer VIH, es una enfermedad prevenible", dijo Kolber. "Pero también tenemos que identificar a las personas con VIH y hacer que reciban atención, lo cual reducirá la transmisión."

De hecho, un estudio reciente encontró que si se inician temprano después del diagnostico, los medicamentos antirretrovirales pueden ayudar a reducir la transmisión del VIH a una pareja sexual en un 96 por ciento. La adición de condones como una estrategia preventiva incrementa la posibilidad de que la pareja permanezca sin la infección.

Muchas personas con el VIH no se dan cuenta de que son portadores del virus. Lo que se necesita es un mejor acceso a las pruebas y atención, dijo Kolber. "Sabemos que cuando la gente tiene resultados positivos, disminuye su actividad sexual en muchos casos. Y si la gente recibe atención, es posible reducir su carga viral. Y cuando disminuye la carga viral en las personas, disminuye su capacidad de transmitir la enfermedad."

El VIH debe ser tratado como cualquier otra enfermedad de transmisión sexual, dijo Kolber. "Cuando más frecuentemente realicemos la prueba, mayores serán las posibilidades de tener el número correcto y hacer un impacto en la enfermedad", dijo.

Según el director de los CDC, el Dr. Thomas R. Frieden, muchos estadounidenses pueden haber perdido la preocupación del VIH, dejando de verlo como una amenaza grave para la salud.

"En las últimas tres décadas, los esfuerzos preventivos han contribuido a reducir las nuevas infecciones y los avances terapéuticos han permitido que las personas con VIH tengan vidas más largas y saludables", dijo Frieden en un comunicado de prensa. "Pero a medida que estas mejoras han tenido lugar, el sentido colectivo de crisis de nuestra nación ha disminuido. Demasiados estadounidenses subestiman el riesgo de infección, o creen que el VIH ya no es una amenaza de salud importante, pero deben entender que el VIH sigue siendo una infección incurable. Debemos aumentar nuestra determinación para poner fin a esta epidemia."

Los CDC dicen que cada año en Estados Unidos, unas 50,000 personas se infectan con el VIH.

Más de la mitad de estas nuevas infecciones se encuentran entre los hombres homosexuales y bisexuales, y de estos cerca de 50 por ciento son afroamericanos, según el informe de los CDC la edición del 3 de junio de su revista Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR).

En otro informe en el mismo número de la revista, los CDC afirman que los hombres homosexuales y bisexuales pueden beneficiarse de pruebas más frecuentes de VIH.

Para apoyar esta moción, el organismo utiliza los datos del Sistema de Vigilancia Nacional de VIH (National HIV Behavioral Surveillance System), que ha recogido datos sobre los hombres homosexuales y bisexuales de las 21 ciudades más importantes del país que no dieron resultados positivos para VIH en pruebas anteriores.

Sin embargo, cuando se evaluaron como parte de este estudio, el 7 por ciento de estos hombres, que habían sido evaluados en el último año, ahora dieron resultado positivo para el virus, hallaron los investigadores.

Basados en esto, concluyeron que muy pocos hombres homosexuales y bisexuales están realizándose pruebas anuales de VIH, e incluso entre los que sí realizaron la prueba en el último año, muchos adquirieron la infección.

Los investigadores encontraron que entre los hombres homosexuales y bisexuales, los de raza negra presentaron mayores probabilidades estar infectados y no saberlo (14.5 por ciento), seguidos por hombres hispanos (6.7 por ciento) y hombres blancos (3 por ciento).

Además, los hombres con menor nivel educativo, que a la vez eran más pobres, tenían menos probabilidades de haberse hecho una prueba, lo cual sugiere que el acceso a las pruebas debe ampliarse y dirigirse a estas poblaciones, dijeron los autores.

"Los afroamericanos constituyen alrededor del 12 por ciento de la población, pero el 50 por ciento de las nuevas infecciones", dijo Kolber. "Y es por lo general en las áreas urbanas entre los individuos de menor nivel socioeconómico y educativo", agregó.

Más información

Para más información sobre el VIH, visite el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad