SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Escorpiones

Por A.D.A.M. -

Definición

Este artículo describe los efectos de la picadura de un escorpión.

Este artículo es sólo para fines de información. NO para usarse en el tratamiento ni en el manejo de una picadura de escorpión. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una picadura, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) a la línea 1-800-222-1222.

Elemento tóxico

El veneno del escorpión contiene el tóxico.

Dónde se encuentra

El veneno se encuentra en los escorpiones y las especies relacionadas.

Las picaduras de escorpiones matan a más personas que cualquier otro animal, excepto las serpientes (mordeduras de serpientes). Sin embargo, la mayoría de las variedades de escorpiones de Norteamérica NO son venenosas. En los Estados Unidos, las especies venenosas generalmente viven en los desiertos del suroeste.

Síntomas

En los casos leves, el único síntoma puede ser un ligero hormigueo o ardor en el sitio de la picadura.

En los casos graves, los síntomas en diferentes partes del cuerpo pueden incluir:

Ojos y oídos

  • Visión doble

Pulmones

  • Dificultad respiratoria
  • Paro respiratorio
  • Respiración rápida

Nariz, boca y garganta

  • Babeo
  • Espasmo de la laringe
  • La lengua se siente gruesa

Corazón y sangre

Riñones y vejiga

Músculos y articulaciones

Sistema nervioso

Estómago y tubo digestivo

Cuidados en el hogar

La mayoría de las picaduras de los escorpiones de Norteamérica no requieren tratamiento. Los niños de 6 años o menos tienen mayor probabilidad de sufrir efectos dañinos a raíz de los tipos de escorpiones venenosos.

Mantenga a la persona y la zona de la picadura inmóvil. Aplique hielo (envuelto en un trapo o en un envoltorio adecuado) en el lugar de la picadura con intervalos de 10 minutos, repitiendo el proceso. Si la persona tiene problemas circulatorios, disminuya el tiempo del hielo sobre la piel para evitar posible daño.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Tipo exacto del escorpión, si es posible
  • Hora de la picadura

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve el insecto al hospital con usted. Asegúrese de llevarlo en un contenedor bien cerrado.

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. La herida se tratará en la forma apropiada. La persona puede recibir:

  • Exámenes de sangre y orina
  • Asistencia respiratoria, incluso oxígeno, sonda a través de la boca hacia la garganta, y respirador
  • Radiografías del tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos a través de una vena (IV)
  • Medicina para neutralizar el efecto del veneno
  • Medicina para tratar los síntomas

Expectativas (pronóstico)

La muerte por una picadura de escorpión rara vez ocurre en pacientes mayores de 6 años. Si los síntomas empeoran rápidamente dentro de las primeras 2 a 4 horas después de la picadura, es más probable que se presente un desenlace clínico desalentador (resultado malo). Los síntomas pueden durar varios días, incluso más. Algunas muertes han ocurrido hasta semanas después de la picadura si se presentan complicaciones.

Referencias

Nogar JN, Clark RF. Arthropod bites and stings. In: Adams JG, ed. Emergency Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 140.

Otten EJ. Venomous animal injuries. In: Marx JA, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 62.

Steen CJ, Schwartz RA. Arthropod bites and stings. In: Wolff K, Goldsmith LA, Katz SI, et al, eds. Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 7th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2008:chap 210.

Suchard J. Scorpion envenomation. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2011:chap 53.

 

Publicidad