SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR)

Por HolaDoctor -
Vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR)

Consta de dos dosis, que se aplican a partir de los 12 meses. Protege contra tres enfermedades graves, como son el sarampión, las paperas y la rubéola. También se recomienda a los adultos que nacieron después de 1956.

 

Esta vacuna puede prevenir tres enfermedades graves, como el sarampión, las paperas y la rubéola. Un gran porcentaje de los niños que reciben esta vacuna no contraerá estas enfermedades.

¿Quiénes deben vacunarse?

Los niños deben recibir 2 dosis de la vacuna MMR:

  • La primera entre los 12 y los 15 meses de vida
  • La segunda entre los 4 y los 6 años de edad.

No obstante, los niños pueden recibir la segunda dosis a cualquier edad, siempre y cuando hayan transcurrido, como mínimo, 28 días desde la primera dosis.

Algunas personas adultas también deberían ponerse la vacuna MMR: por lo general, las personas de 18 años de edad en adelante que nacieron después de 1956, deberían ponerse al menos una dosis de la vacuna MMR.

No pueden aplicarse la vacuna MMR:

• Las personas que tuvieron una reacción alérgica, que haya puesto su vida en peligro, a la gelatina, al antibiótico neomicina o a una dosis previa de la vacuna, no debe ponerse la vacuna MMR.
• Las personas que presentan enfermedades moderadas o severas al momento de ponerse la vacuna, deben esperar, por lo general, a recuperarse para poder recibir la vacuna MMR.
• Las mujeres embarazadas deben esperar a dar a luz para ponerse la vacuna MMR. Asimismo, las mujeres deben evitar quedarse embarazadas durante las 4 semanas posteriores a la aplicación de la vacuna MMR.

¿Qué enfermedades previene?

La vacuna MMR protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola.
Sarampión:  El virus del sarampión causa erupción, tos, secreción nasal, irritación en los ojos y fiebre.  Puede resultar en infecciones de oído, neumonía, accesos (convulsiones y mirada fija), daños cerebrales y la muerte.
Paperas:  El virus de las paperas causa fiebre, dolor de cabeza e inflamación de los ganglios. Puede resultar en sordera, meningitis (infección del líquido que recubre el cerebro y la médula espinal), inflamación dolorosa de los testículos u ovarios y, rara vez, la muerte.
Rubéola (Rubella):  El virus de la rubéola causa erupción, fiebre leve y artritis (mayormente en la mujer).
Si una mujer contrae rubéola durante el embarazo, podría tener un aborto espontáneo o el bebé podría nacer con defectos graves. Usted o su niño podrían contraer estas enfermedades al estar cerca de personas que las tengan. Se transmiten de una persona a otra en el aire.

¿Cuáles son los riesgos?

Al igual que cualquier otro medicamento, puede ocasionar problemas graves tal como reacciones alérgicas severas. El riesgo que se corre de sufrir un daño grave o la muerte debido a la vacuna MMR es sumamente reducido.

La mayoría de personas que se aplican la vacuna MMR no presentan problemas.

Problemas leves

Fiebre, erupción leve, inflamación de los ganglios de la mejilla o del cuello (poco común) al cabo de 7 a 12  días de haberse inyectado la vacuna. Son menos frecuentes después de la segunda dosis.

Problemas moderados

Acceso (convulsiones y mirada fija) causadas por fiebre, dolor y rigidez temporales en las articulaciones, sobre todo en mujeres adolescentes y adultas, recuento de plaquetas temporalmente bajo, lo cual puede causar un trastorno hemorrágico.

Problemas severos (muy poco comunes)

Reacción alérgica severa.  Se sabe de numerosos otros problemas que se han producido tras la aplicación de la vacuna MMR a niños. Sin embargo, son tan poco comunes que los expertos no saben si son producto de la vacuna o no. Algunos de estos problemas son: sordera, accesos a largo plazo, coma o disminución del estado de conciencia y daños cerebrales permanentes.

Más información:

Más adolescentes reciben las vacunas recomendadas

Las vacunas son esenciales para prevenir enfermedades, tanto en los niños como en los adultos. Actúan sobre el sistema inmunológico, protegiendo al organismo del contagio de una gran cantidad de enfermedades, la mayoría de las veces en forma permanente. La inmunización es esencial para tener niños y comunidades más saludables.     



 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad