SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las píldoras para dormir pueden tener más riesgo que beneficios

Por Consumer Reports -
Las píldoras para dormir pueden tener más riesgo que beneficios
CRÉDITO: CONSUMER REPORTS

El insomnio es algo complicado. Sin embargo, esto no ha impedido que millones de personas anhelaran una solución simple con químicos. Las pociones utilizadas para aliviar la miseria de la falta de sueño se remiten a los antiguos egipcios, que empleaban un extracto de la amapola (también conocida como adormidera) para potenciar el sueño. Y con frecuencia, al dios griego Hipnos lo representaban sosteniendo una amapola.

En nuestra encuesta, el 37% de las personas que manifestaron sufrir de problemas del sueño al menos una vez por semana, comentaron que habían utilizado somníferos, ya sea recetados o no, el año anterior. ¿Y por qué no? La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó los medicamentos para tratar los problemas del sueño; lo que significa que esa agencia estableció que son mayores sus beneficios que los riesgos.

“Sin embargo, dichos beneficios no son de la magnitud que mucha gente supone, y los medicamentos causan importantes daños”, expresa la doctora Lisa Schwartz, M.D., experta en seguridad de medicamentos de la Facultad de Medicina de Dartmouth en Hannover, New Hampshire, que colaboró con Consumer Reports Best Buy Drugs para investigar la eficacia y seguridad de las píldoras para dormir.

Asimismo, nuestra encuesta reveló que alrededor de la mitad de las personas que toman píldoras para dormir utilizan dichos medicamentos de maneras potencialmente perjudiciales. Por ejemplo: los toman con mayor frecuencia o durante un período más prolongado del recomendado, o los combinan con otros medicamentos o suplementos.

Beneficios limitados

De hecho, algunas personas funcionan peor al día siguiente de haber tomado una píldora para dormir debido a que los efectos de los medicamentos pueden prolongarse.

Best Buy Drugs encargó a Schwartz, que, en 2013, integró una comisión asesora de la FDA que estudió el nuevo medicamento para insomnio suvorexant (Belsomra), y a su colega, el doctor Steven Woloshin, M.D., que revisaran las pruebas que la FDA utilizó para aprobar ese fármaco.

Ambos llegaron a la conclusión de que las personas que tomaban una dosis de Belsomra de entre 15 y 20 miligramos todas las noches durante 3 meses se dormían en promedio solo 6 minutos antes que aquéllas que tomaban un placebo. Y los que tomaban Belsomra dormían en promedio solo 16 minutos más que los que tomaban un placebo.

Estas pequeñas mejorías tampoco implicaron que las personas se sintieran más despiertas al día siguiente. Por el contrario, las personas que tomaban Belsomra informaron que se sentían más somnolientas al día siguiente que las que tomaban un placebo.

Un análisis anterior de Best Buy Drugs sobre otros somníferos de venta con receta —las llamadas drogas Z tales como la eszopiclona (Lunesta), el zaleplon (Sonata) y el zolpidem (Ambien)— demostró que éstos también brindan beneficios limitados. El análisis reveló que las personas se dormían, en general, entre 8 y 20 minutos antes cuando tomaban dichos somníferos que cuando tomaban un placebo.

En general, los somníferos de venta con receta más antiguos conocidos como benzodiazepinas (lo que incluye Dalmane y Restoril), así como los de venta sin receta tales como Advil PM, Nytol, Sominex, Tylenol PM y ZzzQuil no son mucho más eficaces para quedarse o permanecer dormido que los medicamentos nuevos.

El efecto “de la mañana siguiente”

Aun en los casos en que se tomen según las indicaciones, las píldoras para dormir generan riesgos, lo que incluye la somnolencia del día siguiente.

Un estudio que la revista científica The American Journal of Public Health publicó en Internet en junio de 2015 demostró que las personas a las que les habían recetado píldoras para dormir tenían alrededor del doble de posibilidades de sufrir accidentes automovilísticos que el resto de la gente. Los investigadores estimaron que las personas que toman somníferos tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente automovilístico que aquellas que conducen con un nivel de alcohol en la sangre por encima del límite legal.

Varias indicaciones de píldoras para dormir advierten a los usuarios que tomen dichos medicamentos solo si tienen tiempo para dormir durante al menos 7 u 8 horas. 

Y, para combatir el peligro de la somnolencia al día siguiente, la FDA redujo a la mitad la dosis recomendada de Ambien y Lunesta. De hecho, los prospectos con información de Ambien CR y Belsomra 20 miligramos recomiendan no manejar al día siguiente de haber tomado la píldora. Sin embargo, nuestra encuesta reveló que alrededor de ¼ de las personas que toman píldoras para ayudarlas a dormir, condujeron con menos de 7 horas de descanso al menos una vez durante el año anterior.

El lado oscuro

Asimismo, las píldoras para dormir pueden provocar otros peligros, lo que incluye mareos, caídas y fracturas.

Incluso las píldoras para dormir de venta sin receta (tales como Advil PM, Sominex y ZzzQuil) generan riesgos, lo que incluye somnolencia diurna, confusión, estreñimiento, resequedad de la boca y problemas para orinar.

Uso más seguro de las píldoras para dormir

Debido a los beneficios limitados y los riesgos considerables de las píldoras para dormir, los expertos médicos de Consumer Reports recomiendan que estas se utilicen con suma prudencia. 

La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM) ya no recomienda los somníferos como una primera alternativa para el tratamiento del insomnio crónico. En su lugar, recomienda optar por la terapia de comportamiento cognitivo para el insomnio (cognitive-behavioral therapy for insomnia, CBT-I).

En general, las píldoras para dormir deberían utilizarse para el insomnio a corto plazo —como el que es ocasionado por las alteraciones en los horarios por viajar en avión (jetlag), la ansiedad después de la muerte de un familiar o el desempleo— según opina Watson de AASM. 

Los expertos de Consumer Reports sugieren tener en cuenta las siguientes precauciones, que aplican tanto a los somníferos de venta con receta como los de venta sin receta:

  • Cuéntale a tu doctor todos los medicamentos que tomas, incluidos los suplementos. Muchos medicamentos comunes tales como ciertos antibióticos y antidepresivos pueden interactuar de manera peligrosa con las píldoras para dormir.
  • Toma las píldoras solo si tienes tiempo suficiente para dormir al menos 7 u 8 horas. Aun si has dormido dicha cantidad de tiempo, no conduzcas si te sientes somnoliento.
  • No tomes una dosis extra si te despiertas durante la noche.
  • Nunca mezcles las píldoras para dormir con alcohol, drogas u otras píldoras para dormir o suplementos, lo que incluye analgésicos nocturnos y antihistamínicos de venta sin receta tales como Benadryl Allergy, que contiene difenhidramina sedante.
  • Comienza con la dosis más baja recomendada, especialmente, hasta que tomes conocimiento de la manera en que el medicamento te afecta.
  • Sé prudente respecto del uso habitual. El uso constante de las píldoras para dormir puede ocasionar dependencia y provocar riesgo de efectos secundarios.

Para conocer el informe completo, visita Consumer Reports

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad