SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alivio del dolor sin pastillas

Por Consumer Reports -
Alivio del dolor sin pastillas
CRÉDITO: CONSUMER REPORTS

Nuevos productos abarrotan los estantes de las farmacias, pero ¿son una buena opción?

Las pastillas no son la única manera de aliviar los dolores y dolencias menores. Varios analgésicos en parches, espumas, barras, aerosoles y roll-on de venta libre (conocidos como tópicos) prometen aliviar sus dolores y dolencias menores. Pero, ¿es adecuado para usted un tratamiento tópico?

Si sufre de lesiones en la espalda o en los músculos o dolor en las articulaciones debido a la osteoartritis, estos tratamientos tópicos pueden proporcionarle una alternativa para el acetaminofeno (Tylenol), aspirina, ibuprofeno (Advil) o naproxeno (Aleve) orales. Aunque existen varios productos nuevos en el mercado, algunos de los medicamentos que estos contienen han existido durante décadas. Pero no hay mucha investigación actual sobre qué tan bien funcionan. Algunos estudios sugieren que pueden ofrecer alivio para algunas personas y otros estudios han demostrado que no ayudan en nada. Si siente dolor y tiene curiosidad de tratar alguno de los tratamientos tópicos que están a la venta, siga leyendo para averiguar lo que necesita saber según las investigaciones más recientes.

¿Qué contienen?

Los ingredientes comunes incluyen mentol, alcanfor, capsaicina (que se encuentra en los chiles) y salicilato de metilo (aceite de gaulteria o wintergreen). Se afirma que algunos de los productos tienen un efecto de calor o frío. Los que tienen capsaicina o salicilato de metilo crean una sensación de calor y los que contienen mentol provocan una sensación de frío. Esos ingredientes se conocen como contrairritantes. Trabajan de una manera singular, los ingredientes activos en realidad inflaman el área cerca del punto de dolor y eso estimula los nervios y crea una nueva sensación más leve. Así que esencialmente le distraen del dolor más intenso que intenta tratar. Aunque nadie está seguro de cómo funciona esto exactamente, una hipótesis es que en algunos casos los medicamentos pueden aumentar el flujo sanguíneo en el área.

¿Es bueno para el dolor crónico?

Su médico puede recomendar un analgésico tópico con receta médica. Gel de diclofenaco (Voltaren), gotas (Pennsaid) y parches (Flector) son medicamentos antiinflamatorios no esteroides NSAID, como ibuprofeno o naproxeno.

Los NSAID tópicos pueden ser una buena opción si está en riesgo de un infarto o ataque cerebral ya que permite que ingresen niveles más bajos del medicamento en el cuerpo, contrario a las pastillas. (Las pastillas de NSAID pueden ponerle en riesgo más alto de esos problemas).

Los estudios sugieren que los tratamientos tópicos también pueden causar menos casos de hemorragia interna que las pastillas de NSAID. Pero es necesario realizar más estudios para confirmarlo.

¿El mejor momento para usarlo?

Los analgésicos tópicos se pueden usar un día o más después de una lesión muscular menor, con la aprobación de su médico.

Lo primero que debe hacer después de una lesión de ese tipo es seguir la fórmula RICE (por sus siglas en inglés): Descanso, hielo, compresas y elevación. He aquí cómo: primero, descanse la parte lesionada del cuerpo. Coloque hielo en el área cuatro veces al día, durante 10 a 15 minutos, por uno a tres días. Luego coloque una compresa al área envolviéndola con una venda elástica. Para disminuir la hinchazón, eleve la lesión, si puede, sobre el nivel de su corazón durante unas pocas horas al día.
Una vez que desaparece la hinchazón, después de 48 horas, cambie a calor. Utilice compresas tibias, una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente para mejorar el flujo sanguíneo y ayudar a eliminar la sangre vieja del área.

¿Cuándo evitarlos?

Nunca utilice una almohadilla caliente después de haber aplicado un producto tópico, ya que esa combinación puede aumentar el riesgo de quemaduras, de acuerdo con nuestros asesores médicos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advirtió sobre eso el año pasado.

Tampoco aplique tópicos que contengan salicilato de metilo antes de ejercitarse, ya que su cuerpo podría terminar absorbiendo demasiado del ingrediente activo, probablemente debido a que el ejercicio aumenta su circulación.

¿Cuáles son los riesgos?

Siga siempre las instrucciones en la etiqueta, ya que los tópicos pueden implicar algunos riesgos. Por ejemplo, el uso de tópicos con demasiada frecuencia o dejarlos puestos durante demasiado tiempo puede hacer que su piel esté más propensa a las reacciones alérgicas.

Si el parche que utiliza le empieza a arder o a picar y la piel se pone roja, deje de usar el producto y consulte a su médico. Eso aplica incluso si ha usado el mismo producto sin ningún problema en el pasado.

Para reducir sus riesgos, no utilice productos tópicos en ninguna área del cuerpo en donde tenga una herida abierta o piel lesionada, aunque sea un rasguño. Además, nunca cubra el área con vendas.

La FDA ha indicado que docenas de personas han experimentado quemaduras químicas de leves a severas debido al uso de algunos analgésicos tópicos. Si determina que ninguno de los tópicos que prueba le ayuda a aliviar el dolor, sencillamente no use más cantidad, pensando que más es mejor. Aplicar de más podría ponerle en mayor riesgo de quemaduras.

¿Quién no debería tomarlos?

Es difícil predecir quién podría tener una mala reacción, pero a continuación encontrará una precaución estándar: las mujeres embarazadas, los bebés, los niños, los adultos mayores y las personas con piel sensible pueden estar en mayor riesgo de tener problemas.

También, si toma regularmente aspirina o anticoagulantes con receta médica como warfarina (Coumadin) o tiene un historial de sangrado gastrointestinal, hable con su médico antes de usar cualquier tratamiento que contenga salicilatos. Esos ingredientes también pueden evitar la coagulación de su sangre y ocasionar hemorragias o empeorarlas.

Polvos analgésicos

Otra alternativa es tomar oralmente un medicamento en forma de polvo. Las marcas bien conocidas de medicamento de venta libre son Goody’s (que contiene acetaminofeno, aspirina y cafeína) y UrgentRx Ache and Pain (con aspirina y cafeína). Algunos no tienen sabor y otros tienen sabor a frutas.

Usted disuelve los polvos Goody’s en su lengua y lo pasa con un poco de líquido. Con UrgentRx sencillamente disuelve el polvo en su boca y no necesita líquido. (Estos productos están fabricados solamente para personas mayores de 12 años; manténgalos lejos de los niños pequeños).

Ambos polvos afirman que actúan rápidamente para tratar los dolores de cabeza, dolores y dolencias y otros achaques. Y tal vez actúen más rápido que algunas tabletas, que necesitan más tiempo para disolverse en su estómago antes de que puedan empezar a funcionar.

Sin embargo, los polvos no son tan populares. “Los polvos son más complicados y deben empacarse con cuidado para evitar la humedad”, dice Barbara Young, Doctor en Farmacia, editora de la información sobre medicamentos para el consumidor de la Sociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud (American Society of Health-System Pharmacists). Pero es posible que valga la pena probar si usted o alguien en su familia tiene problemas para tragar las pastillas.

Más alternativas en parches

Además de los parches, puede encontrar muchos otros tratamientos tópicos para el dolor, incluso cremas, gel, espuma y roll-on.

Para encontrar uno que pueda ayudarle para un dolor determinado, es posible que necesite experimentar con algunos productos diferentes. (Un par de precauciones: deje que los productos se sequen antes de vestirse para evitar manchar su ropa y siempre lávese las manos después de aplicarlos).

Para leer el informe completo, visite Consumer Reports.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad