SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Militares y salud mental: ¿una bomba de tiempo?

Por -
Militares y salud mental: ¿una bomba de tiempo?

Tragedias como la de la base naval de Washington, DC, que dejó un saldo de 12 víctimas, además del supuesto atacante, un ex militar, reactivan preguntas sobre las armas, las emociones violentas y las reacciones extremas que terminan en baños de sangre. Los militares, siempre en situaciones límite... ¿son más propensos a sufrir desórdenes mentales?

El supuesto atacante fue identificado como Aaron Alexis (foto), de 34 años, quien era contratista militar de Texas, según informó el FBI. 

Alexis habría salido de la Marina en 2011 por tener "un patrón de mala conducta", según reportó un funcionario de defensa a la prensa estadounidense, y desde entonces era parte de la lista de reserva de la institución.

Aunque se especula con razones personales y no políticas o ideológicas, aún no se sabe con certeza que habría motivado a Alexis, quien practicaba el budismo y trabajaba en un restaurante Thai cuando vivía en Texas, a supuestamente perpetrar una masacre en la base naval.

Otro caso que abrió la pregunta sobre la salud mental de los militares es el del psiquiatra y mayor del ejército de Estados Unidos, Nidal Malik Hasan, de origen islámico, quien el 5 de noviembre del 2009 mató a 13 personas e hirió a otras 30.  

Hasan fue recientemente condenado a muerte por los 45 cargos que figuraban en la llamada matanza de Fort Hood.

También la historia del ex soldado de Carolina de Norte, Ronald Gray, que fue condenado a muerte por 4 homicidios y un intento de asesinato cometidos entre 1986 y 1987.

La última ejecución militar en Estados Unidos fue en 1961 y solo cinco soldados se encuentran en el corredor de la muerte de la prisión militar de Fort Leavenworth (Kansas) sin fecha para su ejecución.

En el caso de la tragedia de DC, se reveló que Alexis podría estar sufriendo de algún desorden mental como consecuencia de, según dijo su madre, haber participado en tareas de rescate en el 9/11.

Antes de este episodio extremo, ya había tenido dos problemas con la ley por uso indebido de armas: una vez disparó al techo mientras cargaba una pistola, y en 2009 en Seattle, disparó a las llantas del auto de un vecino. Luego dijo a la policía que "no manejaba su ira".

Militares y salud mental: cuál es la relación

¿El estrés, la presión, estar lejos de su familia y los hechos traumáticos a los que deben exponerse hace a los miembros de las fuerzas de seguridad más propensos a tener desórdenes mentales?

La Asociación Americana de Psiquiatría asegura que la gente que trabaja en las fuerzas armadas debe enfrentar desafíos muy intensos y ser capaces de atravesar emociones límites asociadas con el hecho de estar en situación de guerra, vivir separados de sus seres queridos así como toda una serie de situaciones límites y estresantes que pueden provocarle algunos trastornos mentales e incluso llevarlos al abuso de sustancias. 

Los problemas para dormir y la falta de sueño son comunes en el personal militar en servicio activo de EE.UU., según un estudio reciente que observó a unos 725 militares en servicio activo del Ejército, las Fuerzas Aéreas y la Marina de EE. UU. y halló que el 85% de ellos tenían un trastorno del sueño. 

La afección más común fue la apnea obstructiva del sueño (el 51 por ciento), seguido del insomnio (el 25 por ciento). Cerca de un 58% de los participantes sufrían de una o más afecciones médicas. 

Entre las enfermedades relacionadas con su trabajo como militar las más comunes fueron la depresión (el 23 por ciento), la ansiedad (el 17 por ciento), el trastorno por estrés postraumático o TEPT (el 13 por ciento), y la lesión cerebral traumática leve (el 13 por ciento). 

Además de la tendencia a sufrir desórdenes mentales como ansiedad o estrés post-traumático, hay incluso estudios que aseguran que muchos soldados tienen algún deterioro de sus facultades mentales debido a golpes o sacudones causados por la exposicion a bombas y ruidos estruendosos, por la cercanía de artefactos explosivos. 

El abuso de sustancias 

Varios estudios recientes indican que el personal y los veteranos militares de Estados Unidos sufren en gran medida de abuso de sustancias, depresión y suicidio. 

Un estudio para el que se entrevistó a 600 veteranos que regresaban de zonas de guerra en Irak y Afganistán, halló un mayor riesgo de problemas de salud mental y de abuso de drogas y alcohol. 

Cerca de el 14 por ciento de los veteranos tuvieron resultados positivos probables para el trastorno por estrés postraumático, 39 por ciento para el abuso de alcohol, y 3 por ciento para el uso de drogas. 

Algunas conclusiones

Una encuesta de la Asociación Americana de Psiquiatría ha resaltado algunas conclusiones que echan luz sobre algunas de las situaciones que atraviesas los soldados y sus familiares. 

Según esos datos, más de un tercio de los soldados de menos de 55 años han reportado experimentar en forma frecuente sentimientos de: ansiedad (38% los militares, 39% las esposas) y depresión (40% los militares, 33% las esposas) 

Además del estrés causado por la preocupación de los seres amados en las fuerzas armadas, las esposas de los militares de menos de 55 años, también han reportado sufrir de estrés par manejar los problemas del día a día solas (un 60%) y estrés asociado a los problemas de criar a sus hijos por sí mismas (54%). 

Uno de los problemas más importantes que hacen que estas personas se vuelva una especie de "bomba de tiempo" es que muchos no buscan ayuda profesional cuando sienten que lo necesitan. 

Según datos de la Asociación Americana de Psiquiatría, más del 60% de los miembros de las fuerzas militares creen que el buscar ayuda psicológica tendrá un impacto negativo en sus carreras. 

Más información

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad