SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las cuatro enseñanzas de Inside Out

Por -
Las cuatro enseñanzas de Inside Out

Desde que salió a la pantalla grande, Inside Out no ha hecho otra cosa que fascinar a grandes y chicos, ya que cualquiera sea la edad del que la mira, invita al espectador a explorar el mundo de las emociones y de lo que sucede en su mente. Pero aunque se trate de un mundo de fantasía, nada es improvisado. Y es por eso que, los creadores se basaron en una serie de estudios científicos para dejarnos algunas enseñanzas.

Existen algunos mensajes que la película nos da la oportunidad de conversar con nuestros hijos, explican la educadora Vicki Zakrzewski y el periodista Jason Marsh, escritores de la Universidad de Berkeley. Algunas de las escenas más memorables del filme constituyen verdaderas enseñanzas y oportunidades para conversar tanto en la mesa familiar como en una clase de la escuela, agregan.

Si bien no siempre es fácil encontrar el momento o la forma para discutir esas ideas que se han puesto en relieve en la película con tanto arte, los autores lograron individualizar cuatro ideas que vale la pena resaltar. 

Las cuatro ideas principales además cuentan con un fundamento científico que las respaldan, explican los autores y son:

1) Felicidad no es lo mismo que alegría. Durante la temprana infancia, todo parece ser alegría y con una distracción o algo divertido el niño parece alcanzar la felicidad. Sin embargo, hacia el final de la película, el espectador puede ver cómo la alegría ya no logra resolver las cosas por sí sola, que ser feliz es una experiencia mucho más integradora que estar contento o pensar en positivo. Y que es a través de la tristeza, que la niña logra la verdadera felicidad.

Una de los autoras principales sobre el tema felicidad es Sonja Lyubomirsky, quien escribió el libro del Cómo de la felicidad (How of Happiness). Allí, la autora dice que la felicidad es "la experiencia de la alegría, el estar contento, el bienestar positivo combinado con el sentimiento de que la vida es buena, de que vale la pena y está llena de sentido" 

Sin embargo, hay estudios que hablan de la "emodiversity" o diversidad emocional, que tiene más que ver con la mezcla de emociones positivas y negativas y que esa combinación de emociones constituyen la forma de resolver una situación, lo cual lleva a tomar mejores decisiones y en definitiva a una felicidad más plena.

2) No hay que forzar la felicidad. Con el auge de la psicología positiva, la felicidad parece ser más un mandato que un objetivo. El tener que estar "felices todo el tiempo" es un verdadero desafío que en sí mismo puede hacernos sentir mal sobre nosotros mismos si no lo cumplimos. Paradójicamente, querer ser felices puede volvernos miserables.

Todos buscamos la felicidad, pero muchas veces los esfuerzos que hacemos en ese sentido nos lleva a un sentimiento que nada se parece con la plenitud."Basta con preguntarte si eres feliz para inmediatamente, dejar de serlo", dice el escritor John Stuart Mill. Una investigación en la felicidad y cuestionarnos si somos felices, puede hacernos sentir peor y hay investigaciones que dicen que la presión por ser felices puede causar estrés.

Cuanto más altos son los estándares de felicidad, mayor puede ser la desilusión por no poder cumplir esos parámetros en todo momento.

Priorizar lo positivo no requiere evitar o negar las cosas o situaciones negativas que pueden causar tristeza, sino al contrario es integrar todos los sentimientos.

3) La tristeza es una parte vital de nuestro bienestar. Tal como le sucede a Alegría, todos seguramente alguna vez nos preguntamos el valor de la tristeza. Sin embargo, en el filme queda bastante claro: la tristeza es un componente esencial de la felicidad y permite conectarnos con nuestras necesidades de afecto y de ayuda. Cuando Riley pierde la oportunidad de meter un gol en el partido de hockey y se queda sola y triste en el árbol, es la compasión de sus padres y amigos la que la lleva a darse cuenta que gracias a la tristeza es que logró obtener el apoyo y la cercanía de sus seres queridos.

 Es importante que padres y maestros puedan distinguir y ayudar a los niños a discernir entre tristeza y depresión, que es un trastorno mental donde la persona de alguna forma queda instalada en la tristeza durante largos períodos de tiempo. Como adultos, tenemos la responsabilidad de crear un ambiente saludable y abierto para que los niños se sientan capaces de transmitir sus emociones y dar lugar a hablar de las cosas que les suceden, les preocupan y los entristecen.

4) El ser consciente de lo que nos pasa nos permite integrar y no suprimir las emociones difíciles. Esto se ve claramente en la película cuando Alegría intenta que Tristeza se limite a permanecer dentro de un pequeño círculo y que no invada la mente de la niña. Es un momento del filme que puede parecer simpático pero que se relaciona con lo que los psicólogos llaman "supresión emocional", una estrategia de regulación afectiva que generalmente lleva a la persona a tener síntomas de ansiedad y depresión, algo así como que sale "el tiro por la culata" o vuelve a través de estas patologías.

Los expertos en psicología de las emociones, llaman a esta "consciencia emocional" una emoción en sí misma, e invitan a los individuos a observar y vivir las situaciones tal cual se presentan sin juzgar si está bien o mal lo que sienten. La idea es permitirse sentir para poder desarrollar una respuesta saludable. Hay estudios científicos que así lo demuestran dicen los autores.

Definitivamente, Inside Out es una oportunidad de pensar y aprender para todos, en un marco de entretenimiento y diversión, que nos permite conectarnos con nuestros sentimientos de una forma más integral y profunda, y eso a la vez nos permitirá conectarnos mejor con los demás.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad