SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Jared Lee Loughner, retrato de un asesino

Por Vanessa Hand Orellana -
Jared Lee Loughner, retrato de un asesino

De un día para otro Jared Lee Loughner de 22 años pasó de ser joven atormentado a asesino masivo. Responsable por el tiroteo en Tucson, Arizona que dejó seis muertos, y 14 heridos, entre ellos a la congresista demócrata Gabrielle Giffords.

 

¿Cómo se salvó Giffords? La trayectoria de la bala en su cerebro

Y al parecer sí dejó migajas físicas y cibernéticas de sus intenciones políticas. Entre sus preferencias literarias, su comportamiento aislado en la escuela, sus vídeos en YouTube y sus fotos de MySpace podemos completar el rompecabezas que nos sirve como ventanilla para saber qué pasa dentro de la mente de un asesino masivo.

Asesino masivo vs. Asesino serial

El asesinato masivo involucra a 4 o más víctimas en un mismo lugar o evento, según lo define el Departamento de Justicia de EE.UU. Se diferencia de un asesino serial, porque éste mata durante un período más largo, generalmente el asesino conoce a las víctimas e incluso puede sentir un placer erótico al matar.

Aunque todos los asesinos tienen problemas mentales, los asesinos masivos pueden ser provocados por un evento específico que desencadene la tragedia, como ser despedido de un empleo o por ser víctima de una acción de una institución o incluso el gobierno, como en este caso.

Los asesinos masivos actúan “sabiendo que se comportan de mala manera, pero sienten que alguien más los está llamando a hacerlo”, explicó Manuel Meléndez, médico psiquiatra y director del programa de residencia en el hospital Larkin. Según Loren Coleman, autor especialista en el tema, este tipo de asesinatos motiva a otros y los propaga.

Los asesinos másivos más famosos de los últimos años:

  • Seung-Hui Cho mató a 32 personas (Virginia Tech)
  • Eric David Harris y Dylan Bennet Klebold asesinaron a 15 personas (Columbine Highschool)
  • Nidal Malik Hasan les quitó la vida a 13 víctimas (Fort Hood, Texas)

SOS, ¡señales de alerta!

Se debe tomar en serio un individuo como Loughner  "en el momento que hace un comentario agresivo contra alguien o contra el mundo", dijo Meléndez.  Sin embargo, aún con esta y varias otras señales se le permitió comprar un arma y no se le dio seguimiento a su estado psicológico advertido por su escuela universitaria.

Pero además hay otras señales:

Jared Lee Loughner era temido por los otros estudiantes, según expresó Ben McGahee, profesor de álgebra de Loughner, en una entrevista con CNN.  De hecho, el profesor no se sorprendió al escuchar el nombre del asesino de la masacre.

Según el psiquiatra Manuel Meléndez, el tratamiento psiquiátrico en este caso debería haber sido: "advertir a la posible víctima o reportarlo al gobierno, y hospitalizar a la persona contra su voluntad hasta que los pensamientos se mejoren o desaparezcan."

La evidencia que dejó Loughner

•    Evidencia Nº1: problemas escolares

A raíz de su comportamiento extraño y solitario en la escuela, Loughner fue expulsado de Prima Community College y no se le permitiría reanudar sus clases sin una prueba médica que demostrara que no era un peligro para sus compañeros.

Consecuencia: Jared Lee Loughner abandonó los estudios

•    Evidencia Nº 2: lo rechazaron del ejército

En el 2008,  intentó enrolarse en el ejército, pero le negaron la entrada por razones que no pueden revelar, pero se especula que reprobó la prueba de  antidoping.

•    Evidencia Nº 3: su perfil de MySpace.

Aunque se ha bajado desde el incidente, The Arizona Republic reporta que su página de MySpace tenía fotografías de él y de su pistola. Además había escrito un mensaje de despedida el sábado a la madrugada con las palabras "por favor,  no se enojen conmigo". Entre sus libros "favoritos" mencionaba "Animal Farm" de Orson Wells y “Mi lucha”, de Adolf Hitler.

•    Evidencia Nº4: sus extraños videos

Su cuenta de YouTube tiene una colección de videos en los cuales expresa su pensamientos sobre la mente, las creencias y la religión. "Si yo soy el controlador de mentes entonces yo controlo las creencias y religión". Podría interpretarse como rebeldía contra el control de gobierno.

•    Evidencia Nº5: pruebas escritas

En la casa donde vivía con sus padres se encontró un sobre con el nombre “Giffords”, baleada el 8 de enero, y las palabras "mi asesinato" y "lo tenía planeado". También, una carta de la congresista agradeciéndole por atender a uno de sus eventos políticos en el 2007.

Las autoridades de Arizona han expuesto cinco cargos contra Loughner  entre ellos asesinato e intento de asesinato. La defensora federal Judy Clarke, representará a Loughner. Clark representó al "unabomber" Ted Kaczynski y ha asistido en otros casos famosos de esta índole.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad