SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Mordeduras de serpientes

Por A.D.A.M. -

Definición

Las mordeduras de serpientes ocurren cuando una serpiente muerde la piel. Son urgencias médicas si la serpiente es venenosa.

Los animales venenosos representan una gran cantidad de muertes y lesiones en todo el mundo. Se calcula que las serpientes por sí solas provocan 2.5 millones de mordeduras venenosas todos los años, ocasionando unas 125.000 muertes. El número real puede ser mucho mayor. El sudeste asiático, India, Brasil y zonas de África tienen la mayoría de las muertes debido a la mordedura de serpientes.

Nombres alternativos

Mordeduras de culebras

Consideraciones

Las mordeduras de serpientes pueden ser mortales si no se tratan de manera rápida. Debido al tamaño pequeño de sus cuerpos, los niños tienen el mayor riesgo de muerte o de complicaciones graves a causa de dichas mordeduras.

El antídoto correcto puede salvar la vida de una persona. Es muy importante ir a la sala de emergencias lo más pronto posible. Si se tratan en forma apropiada, muchas mordeduras de serpientes no tendrán efectos graves.

Causas

La mayoría de las especies de serpientes son inofensivas y sus mordeduras no son potencialmente mortales.

Las mordeduras de serpientes venenosas incluyen mordeduras por cualquiera de las siguientes especies:

  • Cobra
  • Serpiente víbora cobriza
  • Serpiente coral
  • Serpiente mocasín de agua
  • Serpiente cascabel
  • Diversas serpientes que se encuentran en los zoológicos

La mayoría de las serpientes evitará en lo posible a las personas, pero todas las serpientes morderán como último recurso cuando se sientan amenazadas o sorprendidas. Si lo muerde una serpiente, trate la mordida con seriedad.

Síntomas

Los síntomas dependen del tipo de serpiente, pero pueden abarcar:

  • Sangrado de la herida
  • Visión borrosa
  • Ardor en la piel
  • Convulsiones
  • Diarrea
  • Mareos
  • Sudoración excesiva
  • Desmayo
  • Marcas de colmillos en la piel
  • Fiebre
  • Aumento de la sed
  • Pérdida de la coordinación muscular
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Pulso rápido
  • Muerte tisular
  • Dolor intenso
  • Pigmentación de la piel
  • Hinchazón en el lugar de la mordedura
  • Debilidad

Las mordeduras de la serpiente cascabel duelen inmediatamente. Los síntomas por lo general comienzan enseguida y pueden abarcar:

  • Sangrado
  • Dificultad respiratoria
  • Visión borrosa
  • Párpado caído
  • Presión arterial baja
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento
  • Dolor en el sitio de la picadura
  • Parálisis
  • Pulso rápido
  • Cambios en el color de la piel
  • Hinchazón
  • Hormigueo
  • Daño tisular
  • Sed
  • Cansancio
  • Debilidad
  • Pulso débil

Las mordeduras de la mocasín de agua y de la víbora cobriza son dolorosas inmediatamente. Los síntomas, que por lo general comienzan de inmediato, pueden abarcar:

  • Sangrado
  • Dificultad respiratoria
  • Presión arterial baja
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Dolor en el sitio de la mordedura
  • Shock
  • Cambios en el color de la piel
  • Hinchazón
  • Sed
  • Cansancio
  • Daño tisular
  • Debilidad
  • Pulso débil

Las mordeduras de serpiente coral pueden ser indoloras al principio y es posible que los síntomas mayores no se presenten durante horas. NO se debe cometer el error de pensar que se va estar bien si el área de la picadura luce bien y no duele mucho. Las mordeduras de estas serpientes que no reciben tratamiento pueden ser mortales. Los síntomas pueden abarcar:

  • Visión borrosa
  • Dificultad respiratoria
  • Convulsiones
  • Somnolencia
  • Párpado caído
  • Dolor de cabeza
  • Presión arterial baja
  • Agua en la boca (salivación excesiva)
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento
  • Dolor e hinchazón en el sitio de la mordedura
  • Parálisis
  • Shock
  • Mala pronunciación
  • Dificultad para deglutir
  • Hinchazón en la lengua y la garganta
  • Debilidad
  • Cambios en el color de la piel
  • Daño al tejido cutáneo
  • Dolor estomacal y abdominal
  • Pulso débil

Primeros auxilios

Siga estos pasos para suministrar los primeros auxilios:

1. Mantenga a la persona calmada. Bríndele la seguridad de que las mordeduras se pueden tratar en forma efectiva en una sala de urgencias. Restrinja el movimiento y mantenga la zona afectada por debajo del nivel del corazón para reducir el flujo del veneno.

2. Retire cualquier anillo u objeto constrictivo pues la zona afectada puede hincharse. Coloque una férula suelta para ayudar a restringir el movimiento en esa zona.

3. Si la zona de la mordedura comienza a hincharse y a cambiar de color, es probable que la serpiente sea venenosa.

4. De ser posible, vigile los signos vitales de la persona, como temperatura, pulso, ritmo respiratorio y presión arterial. Si hay signos de shock (como palidez), acueste a la persona, levántele los pies a más o menos un pie (30 centímetros) de altura y cúbrala con una frazada.

5. Consiga ayuda médica de inmediato.

6. Lleve la serpiente muerta, pero sólo si se puede hacer sin correr riesgos. No pierda tiempo tratando de cazar la serpiente ni se arriesgue a recibir otra mordedura en caso de que no sea fácil matarla. Tenga mucho cuidado con la cabeza de la serpiente al transportarla: una serpiente puede realmente morder durante varias horas después de muerta (por reflejo).

No se debe

Tome estas precauciones:

  • NO permita que la persona se esfuerce demasiado. Si es necesario, llévela hacia un sitio seguro.
  • NO aplique torniquetes.
  • NO aplique compresas frías en el lugar de la mordedura.
  • NO corte la zona de la mordedura con un cuchillo ni con una cuchilla de afeitar.
  • NO trate de succionar el veneno con la boca.
  • NO suministre estimulantes ni analgésicos a la persona, a menos que el médico así lo indique.
  • NO le suministre a la persona nada por vía oral.
  • NO levante el lugar de la mordida por encima del nivel del corazón de la persona.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 (Estados Unidos) o a su número local de emergencias si alguien ha sido mordido por una serpiente. De ser posible, llame a la sala de urgencias con anticipación para que tengan el antídoto listo cuando la persona llegue.

También se puede llamar al centro local de toxicología llamando a la línea nacional directa (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Prevención

Para prevenir las mordeduras de serpientes:

  • Evite áreas donde las serpientes se puedan esconder, como bajo las rocas y troncos.
  • Aunque la mayoría de las serpientes no son venenosas, absténgase de agarrarlas o jugar con ellas, a menos que tenga el entrenamiento apropiado.
  • No provoque a las serpientes. Esta es la forma como ocurren muchas mordeduras graves de estos animales.
  • Tantee con un bastón por donde se va a pasar antes de entrar en un área donde no se puedan ver bien los pies. Las serpientes tratarán de evitarlo si se les advierte lo suficiente.
  • Al ir de excursión a áreas donde se sabe que hay serpientes, use pantalones largos y botas, de ser posible.

Referencias

Norris RL. Venomous snakebites in North America. In: Adams JG, ed. Emergency Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 139.

Otten EJ. Venomous animal injuries. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 62.

 

Publicidad