SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Increíbles beneficios de la leche del demonio de Tasmania

Por Inés González -
Increíbles beneficios de la leche del demonio de Tasmania

Un grupo de científicos de la Universidad de Sídney, en Australia, descubrieron que la leche del demonio de Tasmania contiene seis tipos diferentes de compuestos antimicrobianos (los seres humanos sólo producen uno) que pueden matar a algunas de las infecciones bacterianas y fúngicas más letales, conocidas como las súperbacterias.

También conocidas con el nombre de bacterias antibiorresistentes, son una preocupación importante en materia de salud pública, ya que amenazan con el aumento de infecciones mortales, pues los antibióticos utilizados para combatirlas, no resultan eficaces en la actualidad.

Los investigadores se interesaron en la especie porque estos marsupiales, que crecen en el sur de Australia, dan a luz a crías cuyo sistema inmunitario todavía no está desarrollado, y sin embargo, crecen en una bolsa llena de bacterias.

Para ellos, la pregunta era: “¿Cómo estos pequeños pueden sobrevivir en un entorno semejante sin un sistema inmunitario maduro?", dijo a AFP Emma Peel, quien lideró el estudio. "Pensamos que esto estaba relacionado con un desarrollo importante de péptidos en los marsupiales" añadió.

Al estudiarlos, descubrieron que los marsupiales tienen más péptidos que los otros mamíferos. El estudio fue publicado en Scientific Reports, de Nature.

La investigación se centró en el demonio de Tasmania, el wallaby de la isla Eugène y el oposum; ahora se están realizando pruebas sobre la leche del koala, para comprobar si tiene las mismas propiedades.

Hallar un antibiótico natural

Los investigadores recrearon artificialmente un péptido llamado "catelicidina" tras haber extraído la secuencia correspondiente en el genoma del demonio de Tasmania, y descubrieron su gran poder antibiótico.

Estos péptidos brindan protección inmunológica innata durante la vida temprana a esta especie, están presentes en el revestimiento de la bolsa, la piel y la leche los demonios de Tasmania. 

Los catelicidinas son una familia de péptidos antimicrobianos pequeños que funcionan como antibióticos naturales a través de actividades antimicrobianas e inmunomoduladoras. Matan directamente a un amplio espectro de bacterias, hongos y parásitos.

Los compuestos antimicrobianos fueron sintetizados exitosamente por los científicos y así pudieron probar su efectividad contra una serie de 25 bacterias y seis cepas de hongos patógenos. Incluso, confirmaron que las seis variedades podían matar al estafilococo dorado, causante de la intoxicación alimentaria, la neumonía y el síndrome tóxico, y al enterococcus, que genera infecciones en el tracto urinario y meningitis.

Peel, la bióloga líder expresó: “fue muy emocionante. Hemos demostrado que estos compuestos antimicrobianos matan bacterias resistentes a múltiples fármacos”.

Súperbacterias, la amenaza latente

Los "súper gérmenes" o súperbacterias resistentes a los antibióticos siguen siendo una importante amenaza para la salud pública, y sólo un ataque en múltiples frentes puede abordar el problema” advirtió en septiembre de 2016, un nuevo informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El problema de la resistencia a los antibióticos no es nuevo, y hace mucho que los expertos hacen un llamado a que se tomen medidas para combatirlo. Pero aun así, más de dos millones de estadounidenses enferman cada año con infecciones resistentes a los antibióticos, y unos 23,000 mueren, según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de EE. UU.

Hace mucho que los científicos saben que las bacterias tienen formas de boicotear a los fármacos diseñados para eliminarlas. Pero en las últimas décadas, el uso inadecuado y excesivo de los antibióticos (tanto por la automedicación como el que se usa en el ganado que se consume) ha impulsado una propagación global de gérmenes resistentes a los fármacos, como la Clostridium difficile y el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o SARM.

Más información

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad