SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Los animales homosexuales existen?

Por -
¿Los animales homosexuales existen?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Al parecer la homosexualidad es privativa del ser humano. Sin embargo, gusanos, aves, delfines, ovejas, chimpancés, pingüinos han mostrado tendencias y conductas homosexuales. Varios estudios así lo demuestran. Pero en muchas especies estas conductas tienen carácter reproductivo y hasta social. Sólo los humanos hacen pareja en forma exclusiva con miembros del mismo sexo sin fines reproductivos.

Se han observado conductas y actividades homosexuales en los animales de diferentes especies, sin embargo para los investigadores la pregunta sobre si se trata de una sexualidad diferente o de una verdadera homosexualidad sigue abierta.

Para los animales el sexo es una forma de satisfacer toda una serie de necesidades  que no sólo se refieren al placer sexual sino también al ascenso social.

Un ejemplo de esta conducta es el caso de los macacos japoneses es usual observar una hembra montada sobre otra.  Un estudio realizado en el 2006 indicó que este comportamiento se debe a que ellas tienen más movimientos que los machos y esto maximiza el placer.

Sin embargo, el investigador canadiense Paul Vasey, de la Universidad de Lethbridge, asegura que el hecho de que una hembra se monte sobre otra no significa que sea homosexual porque a pesar de tener estas conductas también pueden mostrarse interesadas por los machos.

Cuando llega el momento de apareamiento, la competencia entre los macacos japoneses por las hembras es dura, ya que compiten no sólo los machos sino otras hembras también. En esta especie, el comportamiento homosexual de las hembras es la norma.

Cuando los investigadores observaron a las hembras montarse tan frecuentemente sobre las otras quedaron sorprendidos porque era algo muy frecuente por lo que empezaron a preguntarse por el motivo de un comportamiento tal.

"Tiene que haber una razón", expresó Vasey y ese comportamiento debería tener algo que ver con la evolución, asegura el investigador. 

Una de las cosas que observaron es que las hembras empleaban muchas más posiciones que los machos y propuso que  eso se debía a que las hembras buscaban simplemente obtener placer y recurrían a distintos movimientos para maximizar las sensaciones.

Sin embargo, que una hembra monte y tenga movimientos sexuales con otra no significa que no le interesen los machos. Las hembras copulan con frecuencia con machos también, indistintamente.

Un estudio publicado en Trends in Ecology & Evolution (Tendencias en Ecología y Evolución) llevado a cabo por científicos de la Universidad de California hizo una recopilación de las investigaciones publicadas hasta ahora sobre el tema de la conducta sexual de los animales y llegaron a la conclusión que el comportamiento puede variar entre las diferentes especies y que es muy difícil generalizar.

"Todos, desde los mamíferos, las aves, los anfibios, los insectos y hasta los arácnidos, son grupos animales en los cuales se ha visto algún tipo de conducta sexual entre animales del mismo sexo" explicó Nathan Bailey, el biólogo que dirigió la mencionada investigación.

"Sin embargo, la conducta homosexual de las moscas de la fruta es sumamente diferente de la conducta homosexual de los chimpancés y los delfines", agregó.

También existe un tipo de escarabajo que que se montan entre sí y depositan su esperma y de ahí se transfiere a las hembras. En este caso, la actividad homosexual tendría un fin reproductivo.

Otros animales o insectos que viven su vida sexual con una pareja del mismo sexo son los delfines, las jirafas, las libélulas, los albatros, los cisnes negros australianos y hasta se ha visto ese comportamiento en leones.

Pero los expertos aseguran que sólo las ovejas y los humanos pueden  elegir a un amante del mismo sexo. 

La conducta homosexual incluye tanto el cortejo y el apareamiento como la crianza.

 En algunos casos, aseguran los expertos, se cree que la conducta homosexual es en realidad producto de la confusión de un sexo con el otro, como por ejemplo, en el caso de los insectos.

"Los estudios con macacos japoneses, por ejemplo, no se ha logrado encontrar una buena explicación de porqué estos animales muestran conductas sexuales entre el mismo sexo", aseguró el investigador.

Los delfines, sin embargo, utilizan la conducta homosexual para establecer lazos y formar alianzas con otros machos.

Sin embargo, hasta ahora se sabe muy poco sobre cuáles son las consecuencias evolutivas de estas conductas.

 Otras especies

Una especie de aves, los altaros de Laysan, que se encuentran en Hawaii, arman parejas de por vida, en algunos casos en parejas de dos hembras.

Estas parejas de hembras no es tan buena como una de los dos sexos para las crías, pero es mejor que si la hembra estuviese sola, explica la investigadora estadounidense Marlene Zuk de la Universidad de Minnesota.

Otros estudios sobre otras aves y su comportamiento sexual muestran que las parejas del mismo sexo son una respuesta a la falta de machos.

Los bonobos, por ejemplo, son simios muy activos sexualmente que  tienen relaciones sexuales con una frecuencia asombrosa y esto incluye relaciones homosexuales. La razón es que el sexo cumple un rol social más amplio y es que es una actividad que contribuye a cimentar los vínculos sociales y la relación con los miembros más dominantes de la especie.

Homosexuales

De todas estas observaciones surge una conclusión: sólo en dos especies se han encontrado la elección de una pareja homosexual en forma exclusiva, como una verdadera preferencia: en los humanos y en las ovejas domesticadas.

Sin embargo, estas tampoco pueden describirse estrictamente como homosexuales, sino más bien como conductas "bisexuales".

En los rebaños, cerca de un 8% de las ovejas machos prefiere a otro macho aunque haya disponibilidad de hembras fértiles. El investigador Simon LeVay sugiere que ese mismo gen que promueve la homosexualidad en las ovejas macho podría hacer que las hembras sean más fértiles o tengan un mayor deseo de aparearse.  "Si estos genes tienen un beneficioso en las hembras, esto supera el efecto en los machos, y por eso el gen seguirá persistiendo", dice LeVay.

Esto se da en las ovejas domesticadas pero no en las silvestres. 

Como conclusión, dicen los investigadores, la homosexualidad real sería exclusiva del ser humano, aunque haya muchos animales que les gusta tener encuentros sexuales con miembros del mismo sexo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad