SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Caitlyn Jenner: ¿Qué es la disforia de género?

Por -
Caitlyn Jenner: ¿Qué es la disforia de género?
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

Bruce Jenner, el padrastro de las Kardashian, de 65 años, apareció por primera vez públicamente en la portada de una revista como mujer, tras su decisión de cambiar de género y llamarse Caitlyn. En la mencionada nota, la nueva Caitlyn Jenner, cuenta que si no hubiera hecho este cambio hubiera sentido que su vida fue desperdiciada. ¿Qué es la disforia de sexo? Cómo es el proceso de transformación de hombre a mujer.

"Caitlyn no tiene secretos...tan pronto como salga la Vanity Fair, estoy libre", dijo Jenner, ex medallista olímpico y padre de seis hijos.

Orgullosa de su nuevo cuerpo, luciendo un ceñido corsé de seda que marca sus nuevas curvas y una melena ondulada, Caitlyn Jenner se mostró radiante en la portada de la revista Vanity Fair y explicó las emociones por las que atravesó en su cambio de género. La foto que vemos más arriba fue tomada por la famosa fotógrafa Annie Leibovitz y apareció en la portada de la revista en la edición de junio.

"Si estuviera en mi lecho de muerte y hubiera mantenido este secreto y nunca jamás hubiera hecho algo al respecto, estaría postrado diciéndome: Desperdiciaste tu vida entera", explicó.

Jenner ha logrado lo que soñó toda su vida: lucir como se sentía, es decir verse como una mujer. Si bien aún no se ha sometido a una cirugía genital, Caitlyn ha atravesado una larga cirugía facial para lograr la femineidad de sus rasgos, además de una operación de senos y un tratamiento hormonal.

En abril Jenner, quien ganó popularidad como en su participación en el reality de televisión "Keeping Up With The Kardashians", confirmó sus intenciones de cambiar de género, ya que aseguró que se sentía mujer.

Como era de esperarse, la decisión de Jenner ha causado gran impacto social y apenas abrió su cuenta de la red social Tweeter, en menos de cuatro horas superó el millón de seguidores. Hasta ahora el presidentes estadounidense Barak Obama había sido dueño de la cuenta de Tweeter de crecimiento más rápido.

Por su parte, el canal de entretenimiento E! tiene previsto empezar en julio una nueva serie documentando la nueva vida de Jenner y su transición de Bruce a Caitlyn.

"Estoy tan feliz luego de una lucha tan larga para vivir mi verdadero yo. Bienvenida al mundo Caitlyn. No puedo esperar a concerte/me", fue el primer mensaje que posteó.

La famosa socialité Kim Kardashian envío un tweet a su padrastro diciendo:  “¡Qué bello! Se feliz, siéntete orgulloso, vive a TU manera".

Personalidades del mundo del espectáculo como la comediante y presentadora Ellen DeGeneres, la actriz Kerry Washington y la cantante Lady Gaga felicitaron a Jenner en sus perfiles de Twitter, hablaron de su valentía  y de que su caso servirá sin duda para mejorar la aceptación de este tipo de casos en la sociedad.

“Soy yo… soy una persona. No estoy atrapado en el cuerpo de alguien más”, dijo Jenner en una entrevista con la cadena televisiva ABC. " Sí, para todos los efectos, soy una mujer”, agregó.

Psicología de la disforia de género

Jenner lo dijo claramente: se sentía atrapado en el cuerpo de otra persona.

Uno de los temas que hacen complicada entender esta identidad sexual llamada transgénero, es decir sentir que su cuerpo no corresponde con su identidad de género, es que no hay fundamento físico que lo sustente sino que se trata de una condición psicológica particular, sin causa conocida.

Son personas que sienten o se identifican psíquicamente de una forma y no logran aceptar su cuerpo biológico. 

Sentirse atrapado, esa es la sensación que comparten.

Si buscamos definiciones,  la Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos define a la disforia de sexo a una persona que  no se identifica con el sexo con el que ha nacido. Esta condición también se conoce como identidad transgénero. 

El sexo es el que tenemos por nacimiento, según nuestros genitales seremos mujeres o varones. El género, en cambio, se refiere a un conjunto de reglas que constituyen una identidad, que  definen a un hombre y a una mujer.

Las personas con disforia de género se perciben a sí mismos de acuerdo al género con el que se identifican, no con el cuerpo que recibieron al nacer, y muchos como es el caso de Jenner pasan la vida luchando con esos sentimientos ocultos. 

Una vez que la persona asume esta condición y despliega su verdadera identidad sexual, siente una libertad única y comienza a actuar, a elegir compañeros sexuales, a vestirse como quién realmente siente que son. En este caso, una mujer llamada Caitlyn.

Su transformación , tal como lo explicó Burt el hijo de Jenner, en una entrevista, no es vestirse como mujer sino dejar de vestirse de hombre. En general, las personas que realizan esta transformación externa que se alinea con su identidad y sus sentimientos, dicen sentirse más plenas y seguras de sí mismas.

Hay un debate en torno a si se trata o no de un trastorno mental. Muchos profesionales creen que se trata de una condición mental pero no de un trastorno mental. Sin embargo, muchas veces se puede acompañar con grave deterioro social, ocupacional y otros síntomas de inadecuación funcional. 

En esa línea, la Asociación Mundial de Profesionales para la Salud Transgénero (WPATH, por sus siglas en inglés), integrada por médicos, psicólogos y otros expertos asegura que quienes no se ajustan a las expectativas culturales de lo que significa ser hombre o mujer no tienen intrínsecamente un trastorno mental.

Por su parte, en el Manual de Diagnósticos Psiquiátricos aparece como un Trastorno de Identidad Sexual. Para establecer este diagnóstico, los psiquiatras de la Asociación Americana de Psiquiatría dicen que debe haber  pruebas concluyentes de que el individuo se identifica, de manera sólida y persistente, con el género opuesto del asignado al nacer y que existan pruebas del malestar que esto les provoca.

Las personas que se sienten atrapadas en un cuerpo de género equivocado, pueden sufrir también condiciones psiquiátricas como cualquier otro y padecer ansiedad, depresión y pensamientos suicidas. 

El trastorno puede afectar, la elección de los compañeros sexuales, amaneramientos, comportamiento y el vestuario, la autoestima.

La sensación de estar en el cuerpo del género "equivocado" debe durar al menos dos años para poder hacer el diagnóstico, dicen los expertos del Instituto Nacional de Salud Mental . 

La historia clínica y una evaluación psiquiátrica pueden confirmar el deseo constante de la persona de pertenecer al sexo opuesto. Es importante que quede claro, que la disforia de género no se confunda con homosexualidad. La persona que tiene disforia de género se siente mujer y atraída por un hombre, no es un hombre que se siente atraído por personas de su mismo género.

Para sostener el diagnóstico de disforia de género, dicen los expertos, es necesario que los conflictos de identidad continúen en el tiempo. La forma como ocurre el conflicto de género puede ser diferente en cada persona. Por ejemplo, algunas personas pueden vestirse con ropas del sexo contrario, mientras que otras desean una cirugía de cambio de sexo. Algunas personas de un género secretamente se identifican más con el otro sexo.

Sea cual fuera la situación, un acompañamiento terapéutico puede ser fundamental para quien padece disforia de género, no sólo para aceptar y entender su condición, sino para lograr el apoyo de su familia y amigos que es fundamental a la hora de animarse a realizar la transformación física acorde a su identidad.

De hombre a mujer: cómo se hace

Como se trata de un tema de identidad psicológica pero no se acompaña por la realidad biológica de la persona, la persona transgénero que desea cambiar su apariencia física necesita pasar por una serie de procedimientos médicos para que su cuerpo de hombre en este caso, se vea como el de una mujer.

Cirugía de Afeminación Facial

Se trata de una serie de procedimientos quirúrgicos de larga duración, puede llevar hasta 10 horas de quirófano como fue el caso de Jenner, para transformar una cara masculina en una cara femenina. 

Las mujeres tienden a tener una barbilla más en punta y muchas veces presentan la llamada barba partida, la cual no es común en las mujeres. 

La mandíbula de los hombres suele ser más musculosa, cuadrada y tosca. Por otro lado, modificar la forma del cráneo y volver las mejillas más prominentes también hacen la cara lucir como más femenina. La nariz de las mujeres es más corta, más fina y suele tener un puente nasal más pequeño. 

La frente es muy diferente en hombre y en mujeres, especialmente en el área de las cejas y la mitad de la frente donde existe un área de mayor protuberancia en el hombre (llamada arco superciliar) así como también la inclinación de la frente, que en la mujer tiende a ser más vertical. En las mujeres la frente tiende a ser redondeada, más lisa, y en forma vertical en vez de inclinada. Por otro lado, los hombres tienen las cejas más separadas que las mujeres. Ellas suelen tener las cejas por encima del arco superciliar.

La llamada Prominencia Laríngea  o nuez de Adán debe ser limada para dar una apariencia más femenina. La línea de pelo suele estar más arriba en las mujeres y tiende a tener una forma de M.

Cirugía de implante de senos

Los implantes de senos son prótesis usadas para mejorar el tamaño y forma de los senos de una mujer (conocida como aumento de senos) o para reconstruir el seno (por ejemplo, luego de una mastectomía, o durante la cirugía de reasignación de sexo de hombre a mujer. Hay varios tipos de implantes de senos pero hoy en Estados Unidos el que está relleno de solución salina estéril es el se utiliza.

Terapia de reemplazo hormonal de hombre a mujer

Se trata de la administración de hormonas del sexo opuesto con el objetivo de provocar las características sexuales secundarias del género deseado. Si bien no logra cambiar completamente las características del sexo de nacimiento, la terapia de reemplazo hormonal da la oportunidad de tener un cuerpo más armónico con la verdadera identidad. Suele funcionar mejor en mujeres que se sienten hombres que al revés.

Para que un médico las recete, se necesita la evaluación de un terapeuta que certifica que se trata de un caso de disforia de género.

A los hombres que se sienten mujeres se les administra estrógenos, progesterona y hormona luteinizante, las hormonas sexuales femeninas y anti-andrógenos es decir un inhibidor de las hormonas masculinas.

Los efectos que provoca la terapia hormonal son: un crecimiento del busto, incluyendo los pezones, una redistribución de grasa corporal, una reducción de la masa muscular, disminución de la libido sexual, una piel más tersa y delgada.

La terapia hormonal no impide el crecimiento del vello facial, para lo cual necesitará someterse a un tratamiento láser o de electrólisis. Por otra parte, la voz tampoco cambia con las hormonas, pero siempre se puede aprender a modularla.

Para esta terapia, es necesario realizar una serie de estudios endocrinológicos antes de comenzar para evaluar la situación hormonal y el perfil hepático de la persona. Los cambios en general se ven entre los 6 y 8 meses después de comenzado el tratamiento.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad