SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Día 5. ¿Comes por estrés?

Por Equipo de nutricionistas de Mi Dieta -
Día 5. ¿Comes por estrés?

El estrés es la respuesta de nuestro organismo a cualquier demanda. Puede ser causado por una enfermedad, por la muerte de una persona querida, por la pérdida de un trabajo, por las deudas, por un cambio de casa, por la llegada de un nuevo bebé o hasta por casarse o iniciar un nuevo empleo.

Para conocer cómo reaccionas al estrés, debes saber que cuando te asustas o estás estresado tu cuerpo produce adrenalina, la cual origina cambios en tu cuerpo que ocasionan lo siguiente:

a.Tu corazón comienza a latir más aprisa para llevar sangre a los músculos y que estén listos en caso de que tengas que huir o enfrentar el peligro, eso hace que te pongas pálido y que sientas que tu corazón se acelera.
b.Tu hígado libera azúcar hacia tu sangre para que tengas combustible suficiente para pelear o huir.
c.Todo esto hace que tu presión arterial se eleve, lo mismo que el azúcar de tu sangre y tu cuerpo queda en un estado de emergencia por un buen rato hasta que pasa el peligro.

Ahora bien, existen dos tipos de estrés, el estrés agudo, que ocurre cuando te asustas o te enfrentas a un peligro en un momento determinado, o el estrés crónico, que ocurre cuando estás sometido a él por periodos largos de tiempo, como cuando tienes problemas fuertes en el trabajo, con tu pareja o cuando padeces una enfermedad crónica.

El estrés es una de las razones por las cuales la gente tiende a comer de más. Como consecuencia experimentan episodios de “recaídas” que interfieren con su programa para bajar de peso. Parece ser que niveles altos de estrés, además de ocasionar en muchas personas que coman en exceso, hacen que el cuerpo libere hormonas que interfieren con la pérdida de peso.

Si sientes que la tensión te ocasiona ansiedad por comer, te recomendamos que hagas lo siguiente:

1. Trata de esperar.Cuando sientas hambre o antojo de comer un alimento que va a sabotear tu plan, haz algo diferente. Si te distraes con otra actividad seguramente olvidarás el deseo de comer.

2. Piensa en tus amigos.Ten a la mano el teléfono o el correo electrónico de algún compañero de programa. Cuando sientas antojo de comer, márcale o escríbele para distraerte y relajarte.

Nombre de tu amigo:________________________

Teléfono:__________________________________

Correo:___________________________________

3.Come bien y no te saltes las comidas.Mantén cerca y listos tus refrigerios para evitar que te entren las ganas de comer alimentos poco nutritivos y con una alta cantidad de calorías.

4. Pónte en movimiento.Si te sientes muy tentado a salirte de tu plan, ¡haz ejercicio! Cuando haces ejercicio es más fácil adherirte al programa y mantenerte motivado además de que ayuda a relajarte.

5. Una buena compañía.Otra opción es tomar un vaso de agua, una taza de té o comer una fruta o una verdura como el pepino.

6. Házlo concientemente.Si no puedes aguantar la tentación, no te angusties y come lo que desees pero en pequeñas cantidades, disfrútalo y regresa a tu plan de dieta en la siguiente comida.

Los siguientes links te ayudarán a guiarte dentro de tu plan:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Semana 2. Un peso saludable a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad