SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Médicos rechazan a niños con seguro público

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Médicos rechazan a niños con seguro público

Y los que reciben citas esperan 22 días o más, en promedio

MIÉRCOLES, 15 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación encubierta en Illinois reveló que los especialistas médicos rehúsan citas a los niños con seguro público con afecciones potencialmente urgentes seis veces más frecuentemente que a los niños con seguro privado que sufren de problemas de salud idénticos.

Haciéndose pasar por madres de niños con siete afecciones de salud comunes, entre ellas diabetes, asma sin controlar y depresión grave, asistentes de investigación llamaron telefónicamente a 273 clínicas dos veces, con un mes de diferencia, para averiguar el impacto del estatus de seguro en la decisión de los consultorios de programar una cita.

Dos tercios de los niños con seguro público no pudieron obtener una cita médica, frente a once por ciento de los que tenían seguro privado. Los niños cubiertos por Medicare y por el Programa de seguro de salud para niños (CHIP) que recibieron citas también se enfrentaron a tiempos de espera promedio más largos, de 42 días para ver a un especialista, frente a 20 días para los niños con seguro privado.

"La intervención temprana de un especialista puede hacer la diferencia en el resultado a largo plazo. El estudio muestra que el acceso igualitario no existe", lamentó la autora líder del estudio, la Dra. Karin V. Rhodes, directora de investigación en políticas de atención de emergencia del departamento de medicina de emergencia de la Universidad de Pensilvania. "Se trataba de afecciones bastante urgentes, al menos para un padre, y desearía que vieran al niño antes de tres semanas, y esa fue la espera para los niños con seguro privado".

El informe aparece en la edición del 16 de junio de New England Journal of Medicine.

La ley federal requiere que los recipientes de Medicare tengan el mismo acceso a la atención médica que la población general en su comunidad. En general, apenas 34 por ciento de las que llamaron en el estudio que tenían niños asegurados con Medicare pudieron conseguir una cita, frente a 89 por ciento de las que reportaron tener planes de seguro de Blue Cross Blue Shield PPO.

En más de la mitad de las llamadas, se pidió a las "madres" la información de seguro antes de decirles si se les podía ofrecer una cita. El tipo de cobertura de seguro fue la primera pregunta planteada en poco más de la mitad de llamadas.

El Dr. Edward Schor, vicepresidente de políticas y prácticas estatales de salud de Commonwealth Fund, que patrocina investigación independiente sobre temas de atención de salud, dijo que le impresionó la variedad de enfermedades presentadas para consideración de los especialistas. Muchas, incluso las convulsiones, fracturas que podían afectar el crecimiento óseo y respiración trabajosa durante el sueño, se empeorarían catastróficamente o se resolverían por completo para cuando terminara la espera de tres a seis semanas por la atención, señaló.

"El estudio parece estar bien hecho", apuntó Schor. "En el pasado, la mayoría de lo que teníamos parecía anecdótico".

Investigaciones anteriores indicaban que las bajas tasas de reembolso de Medicare afectan las decisiones de los médicos en cuanto a aceptar a pacientes con seguro público. Pero Rhodes dijo que la cultura y misión de los sistemas de salud en que trabajaban los médicos podría haber desempeñado un mayor papel en los resultados del estudio.

También felicitó al estado de Illinois por ser el primero en medir el acceso a la atención, y recomendó que todos los estados hagan lo mismo, sobre todo si están considerando recortes en los beneficios de Medicare.

"Los especialistas con frecuencia trabajan dentro de un sistema de salud, y la mayoría están afiliados a hospitales, así que creo que es un problema del sistema", señaló Rhodes. "Los proveedores nos dijeron que están bajo presión por parte de sus instituciones para maximizar los reembolsos".

Sin embargo, esa práctica no parece limitarse a los médicos. En otro estudio publicado recientemente en Pediatrics, Rhodes reportó que los dentistas de Illinois están mucho más dispuestos a proveer atención de emergencia a niños con seguro privado que a los que cuentan con seguro público.

Schor señaló que se ha documentado que el acceso a la atención de salud varía por estado, así que el problema no se limita a Illinois, ni a la atención especializada.

"Creo que el problema subyacente es financiero", planteó, y añadió que las molestias del procedimiento también pueden afectar la cantidad de pacientes con seguro público que tratan los médicos. "Si, como sugiere el estudio, el problema tiene una gran raíz financiera ... no solo es cuestión de si el especialista tiene horas disponibles".

Más información

Aprenda más sobre el Programa de seguro de salud para niños (CHIP).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad