SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Células del cordón umbilical, ¿para qué sirven?

Por -
Células del cordón umbilical, ¿para qué sirven?

El cordón umbilical ha pasado de ser un desecho biológico que se tiraba después del parto, a convertirse en una posible fuente de vida, debido a que su sangre es inmensamente rica en células madre, también llamadas maestras, con el potencial de formar todos los tejidos del cuerpo y crear los principales componentes de la sangre humana y del sistema inmunológico (de defensa). 

A partir de éstas células se forman glóbulos rojos que llevan el oxígeno a los tejidos, glóbulos blancos para combatir infecciones y plaquetas para la coagulación, que pueden usarse en el tratamiento de varias enfermedades.

Durante el proceso de gestación de un bebé, el cordón umbilical es una pieza fundamental para suministrar nutrientes y sangre oxigenada dentro del útero. Sin embargo, una vez que el bebé nace, el cordón solía perder su utilidad y terminaba en la basura. Hasta que se descubrió que contenía las mismas células vitales que se encuentran en la médula ósea y que se podía utilizar para tratar, por ejemplo, la leucemia, anemias, el linfoma y enfermedades del sistema inmune.

El primer trasplante de sangre de cordón umbilical en el mundo se realizó en 1988 en el Hospital Saint-Louis de Paris, Francia, en un niño de 5 años que padecía Anemia de Fanconi, una enfermedad sanguínea congénita que provoca daños en multitud de órganos y aumenta el riesgo de leucemia. Se trató de un "trasplante emparentado", es decir, las células madre procedían del cordón umbilical de su hermana. Este tratamiento pionero abrió las puertas para el uso de sangre del cordón umbilical cuando no había un donador compatible de médula ósea.

Promesa y realidad

Desde entonces, las investigaciones con este tipo de células han atraído los reflectores de la comunidad científica, toda vez que se les considera una potente arma para reparar, restablecer, reemplazar y regenerar células que luego podrían utilizarse para el tratamiento de muchas enfermedades contra las que hasta hoy no se puede hacer mucho como el Alzheimer, el Parkinson, y la diabetes. No obstante, la sangre del cordón umbilical ¿es una cura para todo?

Hasta el momento, de acuerdo con información de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el uso de la sangre del cordón umbilical sólo se ha aprobado para tratar a pacientes con cánceres que afectan a la sangre, como la leucemia y el linfoma, así como ciertos trastornos sanguíneos y del sistema inmune, como la anemia de las células falciformes y el síndrome de Wiskott-Aldrich, precisó el Dr. Keith Wonnacott, jefe de la Subdivisión de Terapias Celulares de la Oficina de Terapias Celulares, de Tejidos y Genética de la FDA.

“La sangre del cordón umbilical es útil porque es una fuente de células madre que se trasforman en glóbulos sanguíneos. La sangre del cordón puede utilizarse para trasplantes en personas que necesitan regeneración, es decir, ‘volver a producir’ estas células productoras de los glóbulos sanguíneos”, añadió el especialista.

“Dado que la sangre del cordón umbilical contiene células madre, ha habido varios casos de fraude relacionados con la sangre del cordón umbilical”, alertó el Dr. Wonnacott.

“Los consumidores piensan que las células madre pueden curar todas las enfermedades, pero la ciencia no ha demostrado que esto sea cierto. Los pacientes deben mantener el escepticismo si la sangre del cordón umbilical se ofrece para otros usos diferentes a la regeneración sanguínea mediante células madre”, alertó.

Ventajas y desventajas

Según los bancos de almacenamiento privado, guardar la sangre del cordón umbilical de tus hijos es un seguro de salud que podría salvarles la vida en caso de que desarrollaran una enfermedad grave como leucemia o linfoma. Además, la conservación privada garantiza la disponibilidad inmediata de la muestra en caso de necesidad para un trasplante en el futuro.

“Las células madre de cordón umbilical tienen cualidades biológicas únicas: son más jóvenes, tienen mayor capacidad proliferativa y expansiva, y por su inmadurez inmunológica la histocompatibilidad no es una limitación para su uso en otros miembros de una familia”, destacó en entrevista para HolaDoctor la Dra. Diana Pier Garay, Directora Médica del Banco de Cordón Umbilical, una empresa de criopreservación de células madre que cuenta con cuatro laboratorios integrales y que tiene presencia en 75 ciudades del mundo en países como Estados Unidos, Colombia, Brasil, Argentina y México.

Otra de sus ventajas, añadió Pier Garay, es que su extracción al momento del parto, es indolora y no representa ningún conflicto ético, puesto que no implica la destrucción del embrión. Además, hay menos riesgo de transmitir infecciones víricas al receptor, ya que no han sido expuestas a factores externos y su uso implica un menor riesgo post-trasplante de padecer un rechazo.

La especialista destacó que conservar las células del cordón umbilical en un banco privado brinda a los padres la oportunidad de estar tranquilos sabiendo que su bebé cuenta con sus propias células madre y que pueden utilizarse para curar enfermedades cuyo tratamiento ya está establecido, así como en el futuro tratar otras enfermedades en las que por el momento aún están en fase experimental, como por ejemplo la diabetes, la artritis, otros tipos de cáncer, esclerosis múltiple, parálisis cerebral, VIH/sida y otras más.

Sin embargo, March of Dimes, una organización sin fines de lucro dedicada a promover la salud en el embarazo y en los bebés, señala que hay algunas desventajas al usar las células madre de la sangre de cordón umbilical, toda vez que el cordón umbilical contiene una cantidad pequeña de sangre. A veces no la cantidad suficiente para un trasplante de células madre.

Por su parte, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) calcula que las posibilidades de que un niño necesite sus propias células madre en el futuro son de una en 200,000 y recomienda almacenar la sangre del cordón umbilical en un banco privado sólo si la familia tiene conocimiento de un pariente con una condición que pudiera beneficiarse del trasplante.

De lo contrario, exhorta a las familias a que donen la sangre del cordón de su recién nacido a un banco público de forma gratuita, así como se dona sangre o un órgano. Así, la sangre de cordón almacenada estará disponible para cualquier persona que necesite un trasplante o para investigación médica.

Cómo se conservan estas células

Los bancos de células del cordón umbilical son centros que permiten el almacenamiento de las muestras. La única oportunidad de recolectar las células madre de la sangre y del tejido del cordón umbilical es en el momento del nacimiento del bebé, enfatizó Michael Myslabodski, Director Internacional de Franquicias del Banco de Cordón Umbilical.

En entrevista para HolaDoctor, explicó que inmediatamente después de que el bebé es separado del cordón, se extrae la sangre que hay en su interior, entre 40 ml y 200 ml. Para la recolección de la sangre del cordón umbilical y el tejido se utiliza un kit especial y dentro de las 24 a 48 horas de su extracción, la sangre es procesada, analizada, separada y sus células madre son almacenadas criogénicamente (se congelan).

Dentro del análisis de las muestras se incluyen pruebas para sífilis, hepatitis, VIH, HTLV (viruses linfotrópicos de células T) y CMV (cytomegalovirus), con las que se puede determinar si existe alguna enfermedad infecciosa. Cada muestra de sangre o tejido del cordón umbilical también se analiza para confirmar la ausencia de contaminación microbiológica.

En teoría, estas células deberían durar para siempre, pero los estudios sobre sangre de cordón umbilical empezaron en la década de 1970, de modo que el tiempo máximo de almacenamiento y de uso potencial todavía no se ha determinado.

¿Banco público o privado?

Si estás pensando en guardar en un banco la sangre del cordón umbilical de tu bebé, tienes dos opciones principales:

Donarla a un banco público de sangre de cordón umbilical. Debes considerar que si tú o algún familiar requirieran alguna vez la sangre del cordón umbilical, no podrá usar la que se donó. Pero quizás pueda usar la donada por otras personas. El Programa Nacional de Donantes de Médula Ósea llamado “Be the Match” (Sea el donante compatible) ayuda a las familias a hallar sangre de cordón si la necesitan. Varios bancos de sangre de cordón umbilical participan en este programa.

La FDA supervisa todos los bancos públicos de sangre de cordón umbilical. Eso significa que estos bancos deben observar las mismas normas y medidas de seguridad para recolectar y guardar la sangre de cordón umbilical. La Ley de Investigación y Terapéutica de Células Madre (Stem Cell Therapeutic and Research Act) contribuye a que se almacene más sangre de cordón umbilical en los bancos públicos de sangre. 

Guardarla en un banco privado. Almacenar la sangre del cordón umbilical del bebé en un banco privado es una manera de garantizar que esté disponible en caso de que en un futuro el bebé —o los parientes de primer o segundo grado— la necesiten. Los bancos de cordón umbilical privados suelen cobrar por la obtención y el almacenamiento. Dependiendo del banco que escoja, el costo puede ser de entre 1,000 hasta 2,000 dólares para los primeros trámites, más un cargo anual aproximado de 125 a 150 dólares por la criopreservación.

La sangre de cordón umbilical almacenada para uso personal, uso en parientes de primer o segundo grado, y que también satisfaga otros requisitos de las normas de la FDA, no necesita la autorización de este organismo antes de ser utilizada. Aun así, los bancos de cordón umbilical privados deben cumplir con otros requisitos de la FDA, incluyendo aquellos que les exigen registrarse e inscribirse en los listados, tener normas actualizadas sobre el uso correcto de los tejidos, y realizar pruebas de detección y análisis de enfermedades infecciosas en sus pacientes (excepto cuando la sangre de cordón umbilical vaya a ser utilizada por el donante original). Estos requisitos de la FDA garantizan la seguridad de estos productos al minimizar el riesgo de contaminación y transmisión de enfermedades infecciosas.

Para Michael Myslabodski lo importante es guardar las células del cordón umbilical, en un banco público o privado, toda vez que “desecharlo es cómo tirar un tesoro a la basura”.

Práctica que gana terreno

En el mundo, principalmente en Estados Unidos y Europa, existen varios bancos que se encargan de preservar la sangre del cordón umbilical, mientras que en América Latina es una práctica que está ganando terreno destacó Pier Garay.

Refirió que desde 1992, en el mundo se han realizado más de 40,000 trasplantes de células madre provenientes del cordón umbilical y dos de cada tres trasplantes son destinados a la atención de leucemia (cáncer de los glóbulos blancos). Enfatizó que en el 2000, el 1% de los trasplantes de células madre utilizaban células provenientes del cordón umbilical en el mundo y para el 2011 la cifra aumento al 22%.

El uso de células madre procedentes del cordón umbilical aumenta las probabilidad de éxito del trasplante (74%), frente a células madre obtenidas de la médula ósea (44%).

¿Donar o conservar?

El almacenamiento de la sangre del cordón umbilical de tu hijo es sin duda un tema que debes hablar con tu médico obstetra y/o pediatra antes de que nazca. Si se estás considerando la posibilidad de conservar en un banco de sangre de cordón umbilical, es importante estudiar las distintas opciones durante el embarazo para tener suficiente tiempo para tomar una decisión antes del nacimiento del bebé. Si deseas donar a un banco público, pregunta si el hospital donde darás a luz participa en un programa de almacenamiento de sangre de cordón umbilical.

La FDA ofrece una base de datos que puedes consultar haciendo click aquí con información sobre los bancos de sangre de cordón umbilical registrados. La guía para padres de la fundación estadounidense de sangre de cordón umbilical (en inglés: Parent's Guide to Cord Blood Foundation) también tiene un listado de bancos de sangre de cordón umbilical, tanto públicos como privados, en función de tu ubicación geográfica.

Si vives en México, puedes visitar el sitio del Banco de Cordón Umbilical, escribir a [email protected] o llamar al 01-800-900-9900.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad