SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué tanto sabe su hijo o hija acerca de los perros?

Por HealthDay -
¿Qué tanto sabe su hijo o hija acerca de los perros?

Los expertos señalan que seguir consejos de seguridad sencillos puede evitar mordeduras desagradables

Las mordeduras de perros son uno de los riesgos a los que se enfrentan los niños cuando juegan al aire libre, pero algunas medidas de seguridad sencillas pueden ayudar a protegerlos.

"En el verano, los perros salen más a la calle y los niños también, y entre más contacto hay entre los perros y las personas, más probabilidades hay de que alguien resulte mordido", apuntó la Dra. Anne Brayer, pediatra en medicina de emergencia del Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC por sus siglas en inglés), en Nueva York, y directora de la Coalición para Niños sin Lesiones (Injury Free Coalition for Kids), con sede en URMC, en un comunicado de prensa del centro médico.

Mantenerse calmado y sin molestar al perro son elementos clave en la prevención de mordeduras de perros. Los perros muerden cuando se sienten ansiosos o amenazados. Mantenerse relajados al tratar con un perro agresivo puede ayudar a minimizar la amenaza, señaló Brayer.

Brayer ofrece los siguientes consejos:

  • Nunca deje a un bebé o niño pequeño solo con un perro y mantenga a los niños lejos de perros que estén comiendo, durmiendo o cuidando a sus cachorros.
  • Tenga cuidado cuando visite a parientes mayores que tengan perros. Estos perros no suelen estar acostumbrados a los niños pequeños y pueden sentirse celosos por la atención que estos reciben.
  • Tenga presente que los perros de todas las razas pueden llegar a morder y que la crianza de un perro desempeña un papel más importante en su tendencia a morder que su raza.
  • No se acerque a un perro que no conozca, ya que puede percibirlo como una amenaza y pensar que usted lo está desafiando.
  • Evite los perros del vecindario con historial de agresión y los perros que tengan poco contacto con niños.

Los adultos deben vigilar siempre a los niños cuando hay perros cerca y enseñarles a actuar cuando estén con perros, señaló Brayer. Enseñarles a no mirar a los perros reduce la probabilidad de que un niño establezca contacto visual con un perro y de que sea percibido como una amenaza.

Si un perro desconocido se acerca a un niño, este debe "actuar como un árbol o como un tronco", aconsejó Brayer. Esto significa permanecer inmóvil, sin gritar y sin mirarle a los ojos.

Si lo tira al suelo, el niño debe acurrucarse como una bola y proteger su cara y cuello con sus manos y brazos. Esto puede ayudar a minimizar las lesiones.

A los niños se les debe enseñar a no molestar a los perros. Esto significa no tirar de su cola, no acariciarlo con rudeza ni quitarle sus juguetes. Hacer esto aunque sea jugando puede exaltar al perro y dar lugar a una mordedura accidental, señaló Brayer.

Cada año, alrededor de 4.5 millones personas son mordidas por perros en los Estados Unidos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. Los niños de entre 5 y 9 años son los más propensos a ser mordidos.

Más información

La Academia Estadounidense de Pediatría tiene más información sobre cómo mantener a los niños seguros cuando están con animales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad