SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Padres, clave en el peso de un niño hispano

Las comidas familiares bajas en grasa pueden ayudar a reducir la alta tasa de obesidad en esa población, sugiere un estudio

VIERNES, 23 de diciembre (HealthDay News) -- Los padres de niños hispanos con sobrepeso están dispuestos a realizar cambios en la alimentación y estilo de vida que beneficien a la salud de sus hijos, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos podrían ayudar a mejorar los esfuerzos por combatir la epidemia de obesidad entre los estadounidenses de origen hispano, el grupo étnico de mayor tamaño y de crecimiento más rápido en EE. UU., afirman investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas.

"Casi la mitad de los niños latinos tienen sobrepeso o son obesos", señaló en un comunicado de prensa del centro médico el autor principal del estudio, el Dr. Glenn Flores, profesor de pediatría y ciencias clínicas. "Es un tema importante en término de las generaciones futuras. Si intervenimos a tiempo, no tendremos adultos obesos".

En el estudio, los investigadores preguntaron a 19 padres hispanos sobre los hábitos dietéticos y de ejercicio de sus hijos, y sobre los obstáculos para elegir opciones más sanas.

"Entre las cosas más importantes que los padres pueden hacer para ayudar a los niños con sobrepeso a rebajar se encuentran animarlos, no hacer que el niño se sienta excluido, que toda la familia coma sano y que los padres den un buen ejemplo", aseguró Flores, quien también es director de pediatría general de la UT Southwestern y jefe de pediatría general del Centro Médico Pediátrico de Dallas.

Los padres y niños también probaron comidas hispanas preparadas con alternativas sanas, como tortillas hechas con aceite vegetal en lugar de manteca, frijoles sin manteca, enchiladas con granos sanos y queso bajo en grasa, pescado horneado, pechugas de pollo sin piel, y arroz integral.

Los participantes tuvieron respuestas favorables a todas las comidas, con la excepción del arroz integral en lugar de arroz blanco.

Además de unas comidas más sanas, los padres dijeron que otras medidas que ayudarían a sus hijos a perder peso incluían reducir el tamaño de las porciones y las segundas porciones, beber más agua, tener más actividad física, hacer del ejercicio una actividad familiar, y limitar el tiempo frente a la tele o la computadora.

Entre las barreras para una mayor actividad física se incluían el costo, las limitaciones de tiempo y la seguridad de los vecindarios, según los padres.

"A veces, inscribir a los niños en deportes organizados en la zona urbana desventajada resulta muy difícil", señaló Flores. "Por lo general los niños lo desean, pero no siempre es fácil encontrar algo".

El estudio fue publicado en línea como adelanto de su aparición en una próxima edición impresa de la revista Journal of the American Dietetic Association.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información acerca de los niños obesos y con sobrepeso.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad