SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los programas de televisión violentos mantienen despiertos a los niños pequeños, según un estudio

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Los programas de televisión violentos mantienen despiertos a los niños pequeños, según un estudio

Los preescolares que veían programas no violentos justo antes de irse a la cama eran mucho más propensos a dormir bien

Hay más evidencia de que ver imágenes violentas o inadecuadas para la edad en la televisión, las películas o las computadoras, puede afectar significativamente el sueño de los niños.

Los niños de 3 a 5 años expuestos solo a materiales visuales adecuados para su edad en la hora antes de irse a la cama tenían 64 por ciento menos probabilidades de sufrir cualquier disturbio del sueño, como problemas para quedarse dormidos, dificultades para permanecer dormidos o pesadillas, según un estudio reciente.

Algo quizás sorprendente es que los medios "violentos" podrían incluir incluso programas infantiles como SpongeBob SquarePants, señaló Michelle Garrison, autora líder del estudio.

"Realizar un cambio relativamente sencillo en lo que los niños ven es un cambio que vale la pena", afirmó Garrison, investigadora principal del Centro de Salud, Conducta y Desarrollo Infantiles del Instituto de Investigación Pediátrica de Seattle. "A veces, los padres se sienten abrumados ante la idea de deshacerse de la televisión del todo, pero cambiar de programas puede hacer una gran diferencia".

El estudio aparecerá en la edición de septiembre de la revista Pediatrics, y se publicó en línea el 6 de agosto.

Numerosos estudios han relacionado el uso de medios de comunicación con problemas del sueño, pero la mayoría de esos estudios han contado con la participación de niños de varias edades y un uso variado de medios. Tampoco ha estado claro si ver algo justo antes de irse a la cama es estimulante en sí mismo, o si el contenido de los medios tiene algo que ver.

El estudio actual incluyó a casi 600 niños de 3 a 5 años que vivían en el área de Seattle. Las familias se dividieron al azar en dos grupos: un grupo recibió una visita domiciliaria, llamadas y cartas de seguimiento con capacitación sobre cómo hacer mejores elecciones mediáticas para sus hijos pequeños; el otro grupo simplemente recibió cartas sobre nutrición.

Los investigadores no intentaron reducir el número total de horas de uso de medios. La meta era reducir el contenido violento e inadecuado para la edad.

Los tipos de programas que se consideran inadecuados para la edad podrían resultar sorprendentes.

"Un niño de 8 años puede ver superhéroes y comprender que no es lo que sucede en la vida real", planteó Garrison. "Pero el mismo contenido puede ser abrumador y terrorífico para un niño de tres años. La idea de que las personas podrían simplemente estallar es aterradora para un niño de tres años".

Garrison apuntó que la investigación sugiere que los padres deben elegir programas como Sesame Street, Curious George y Dora the Explorer. "Esos programas pueden resultar benéficos para los niños en edad preescolar, dado que enfatizan cosas como la alfabetización, los números y las habilidades sociales", comentó.

"Cuando los niños en ese grupo de edad veían medios violentos o inadecuados para la edad, era más probable que tuvieran pesadillas, dificultades para dormir y que se despertaran durante la noche", advirtió Garrison.

Los investigadores hallaron que, cuando los niños veían medios no violentos y adecuados para la edad, sucedía lo contrario. Esos niños tenían 64 por ciento menos probabilidades de sufrir de cualquier problema del sueño.

"Claramente, los niños procesan información mientras duermen. Si es lo último que hacen antes de irse a la cama, es lo que procesarán mientras duermen", explicó la Dra. Sangeeta Chakravorty, directora del Centro de Evaluación del Sueño Infantil del Hospital Pediátrico de Pittsburgh.

Garrison dijo que, idealmente, los niños de esa edad no deberían usar ningún medio una hora antes de irse a la cama.

"Incluso los programas con un contenido realmente bueno pueden ser un problema para el sueño", comentó. "Cuando los niños leen un libro o juegan con juguetes antes de irse a la cama, controlan el ritmo. Pero la televisión excita sus cerebros cuando están intentando calmarse".

Chakravorty se mostró de acuerdo. "La estimulación electrónica a la hora de irse a la cama puede afectar el sueño de su hijo y sus procesos de pensamiento", aseguró. "Lo mejor es evitar la exposición del todo al menos una hora antes de irse a la cama. Pero si sus hijos ven algo antes de irse a la cama, asegúrese de que sea adecuado para su edad".

Más información

Para más información sobre el sueño de los niños, visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad