SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños no sufren si la mamá trabaja

Los niños no sufren si la mamá trabaja

Investigadores del Reino Unido afirman que parece que a los niños les va mejor cuando ambos padres tienen empleos remunerados

VIERNES, 22 de julio (HealthDay News) -- Las madres que trabajan fuera de casa no provocan ningún daño social ni emocional significativo a sus hijos pequeños, según una investigación británica reciente.

Los hallazgos provienen de información sacada del Estudio de la Cohorte del Milenio del R. U., que también halló que a los niños parece irles mejor cuando tanto mamá como papá cuentan con empleos remunerados y viven en casa con sus hijos.

"Algunos estudios han sugerido que el hecho de que las madres trabajen o no en el primer año de la vida del niño puede ser particularmente importante para resultados posteriores", anotó en un comunicado de prensa del Consejo de Investigación Económica y Social, que financió la investigación, la investigadora principal Anne McMunn. "En este estudio no vimos ninguna evidencia de influencia nociva a largo plazo sobre la conducta del niño de que la madre trabaje en el primer año de vida del bebé".

Los resultados del estudio sugieren que las madres trabajadoras se pueden distinguir de las madres que no trabajan en varios niveles. Por ejemplo, McMunn anotó que las mamás con empleo remunerado son más propensas a tener una mejor educación, a ser más ricas y a estar menos deprimidas.

Dicho esto, las formas en que los antecedentes laborales de la madre podrían afectar el desarrollo de sus hijos parece tener mucho que ver con el sexo del niño. Parece que las niñas resultan más afectadas por los patrones laborales maternos que los niños.

A las chicas en realidad parecía irles peor que a los chicos (en términos del inicio de dificultades conductuales para los cinco años) en los hogares en que el papá era quien ganaba el sustento y las madres no trabajaban, en comparación con hogares en que ambos padres trabajaban, según los investigadores.

Al contrario, en una dinámica inversa en que la madre era la que ganaba el sustento (en lugar de un hogar con dos ingresos), a los chicos parecía irle menos bien que a las chicas.

Sin embargo, el estudio fortaleció evidencia anterior de que los problemas conductuales para los cinco años surgen con más frecuencia (aunque no siempre) en los hogares en que ambos padres se enfrentan al desempleo, al igual que en hogares de madres solteras.

Más información

Para más información sobre el desarrollo infantil, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU..


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad