SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Infección urinaria en niños

Por A.D.A.M. -

Definición

La infección urinaria es una infección de las vías urinarias. Este artículo aborda las infecciones urinarias en niños.

La infección puede afectar diversas partes de las vías urinarias, que incluyen la vejiga (cistitis), los riñones (pielonefritis) y la uretra, que es el conducto que saca la orina desde la vejiga hacia fuera.

Nombres alternativos

Infección urinaria - niños; Cistitis - niños; Infección vesical - niños; Infección renal - niños; Pielonefritis - niños

Causas

Las infecciones urinarias (IU) pueden ocurrir cuando entran bacterias a la vejiga o a los riñones. Estas bacterias son comunes en la piel alrededor del ano. También pueden estar presentes cerca de la vagina.

Normalmente, no hay bacterias en las vías urinarias. Sin embargo, ciertos factores pueden facilitar la entrada o permanencia de bacterias en dichas vías urinarias. Estas incluyen:

  • Un problema en las vías urinarias, llamado reflujo vesicoureteral. Esta afección, que normalmente está presente al nacer, permite que la orina fluya de vuelta hacia los uréteres y los riñones.
  • Enfermedades del sistema nervioso o del cerebro (como mielomeningocele, lesión de la médula espinal, hidrocefalia) que dificultan vaciar la vejiga.
  • Baños de burbuja o prendas de vestir demasiado ajustadas (niñas).
  • Cambios o anomalías congénitas en la estructura de las vías urinarias.
  • No orinar con la suficiente frecuencia durante el día.
  • Limpiarse de atrás (cerca del ano) hacia adelante después de ir al baño. En las niñas, esto puede llevar bacterias hasta la abertura por donde sale la orina.

Las IU son más comunes en las niñas. Pueden ocurrir generalmente alrededor de los 3 años, a medida que los niños empiezan con la educación de los esfínteres. Los niños que no fueron circuncidados tienen un riesgo ligeramente más alto de infecciones urinarias antes del primer año de vida.

Síntomas

Los niños pequeños con IU pueden tener fiebre, inapetencia, vómitos o no tener síntomas en absoluto.

La mayoría de las IU en los niños sólo compromete la vejiga. Si la infección se disemina a los riñones (denominada pielonefritis), puede ser más seria.

Los síntomas de una infección de la vejiga en niños incluyen:

Las señales de que la infección puede haberse extendido a los riñones incluyen:

  • Escalofrío con temblores
  • Fiebre
  • Piel ruborizada, caliente o enrojecida
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de costado o de espalda
  • Dolor intenso en la zona abdominal

Pruebas y exámenes

Se necesita una muestra de orina para diagnosticar una IU en los niños. La muestra se examina con un microscopio y se envía a un laboratorio para realizar un urocultivo.

En los niños que no tienen control de esfínteres, obtener una muestra de orina puede ser difícil. El examen no puede hacerse usando un pañal mojado.

Las maneras de recoger una muestra de orina en niños muy pequeños incluyen:

  • Bolsa de recolección de orina: Se coloca una bolsa plástica especial sobre el pene del niño o la vagina de la niña para recoger la orina. Este no es el mejor método debido a que la muestra puede contaminarse.
  • Urocultivo en muestra por sondaje: Una sonda plástica (catéter) puesta dentro de la punta del pene en los niños o directamente dentro de la uretra en las niñas, recoge la orina directamente de la vejiga.
  • Recolección de orina suprapúbica: Se coloca una aguja a través de la piel de la parte baja del abdomen y los músculos, hasta llegar a la vejiga, y se utiliza para recoger la orina.

Si esta es la primera IU de su hijo, se pueden llevar a cabo exámenes imagenológicos para averiguar la causa de la infección o para ver si hay algún daño al riñón. Los exámenes pueden incluir:

Estos estudios se pueden efectuar mientras el niño tiene una infección. La mayoría de las veces se hacen en un período que va de semanas hasta varios meses después.

Su proveedor de atención médica considerará muchos factores al decidir si se necesita un estudio especial y cuándo, los cuales incluyen:

  • La edad del niño y su historial de otras IU (los lactantes y niños pequeños generalmente necesitan exámenes de control).
  • La gravedad de la infección y qué tan bien responde al tratamiento.
  • Otras afecciones o defectos físicos que el niño pueda tener.

Tratamiento

En los niños, las IU deben tratarse rápidamente con antibióticos para proteger los riñones. Cualquier niño de menos de 6 meses o que tenga otras complicaciones debe ser visto por una especialista inmediatamente.

En la mayoría de los casos será necesario que los bebés más pequeños permanezcan hospitalizados y se les administrarán antibióticos a través de una vena. Los bebés mayores y los niños se tratan con antibióticos por vía oral. Si esto no es posible, podrían necesitar recibir tratamiento en el hospital.

Su hijo debe tomar mucho líquido cuando le estén tratando una IU.

Algunos niños se pueden tratar con antibióticos por períodos de hasta 6 meses a 2 años. Este tratamiento es más probable cuando el niño ha tenido infecciones repetitivas o reflujo vesicoureteral.

Después de terminar los antibióticos, el proveedor de atención de su hijo puede pedirle que vuelva a llevarlo para hacerle otro examen de orina. Este puede ser necesario para comprobar que ya no haya bacterias en la vejiga.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los niños se cura con el tratamiento apropiado. La mayoría de las veces, las infecciones repetitivas se pueden prevenir.

Las infecciones repetitivas que involucran los riñones pueden hacer que se presente daño crónico a los riñones.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si los síntomas de la IU en su hijo continúan después del tratamiento o reaparecen más de dos veces en 6 meses.

Llame a su proveedor de atención si los síntomas del niño empeoran. Llame también si su hijo presenta nuevos síntomas, como:

  • Dolor de espalda o dolor de costado
  • Orina de olor fuerte, con sangre o decolorada
  • Fiebre de 100.4ºF (38ºC) a nivel rectal en los bebés o de más de 101ºF (38.3ºC) en los niños
  • Dolor de espalda baja o dolor abdominal debajo del ombligo
  • Fiebre que no desaparece
  • Micción muy frecuente o necesidad de orinar muchas veces durante la noche
  • Vómitos

Prevención

Las medidas que puede tomar para prevenir las IU incluyen:

  • Evite darle a su hijo baños de burbujas.
  • Procure que su hijo use ropa interior y prendas de vestir holgadas.
  • Aumente la ingesta de líquidos de su hijo.
  • Mantenga limpia la zona genital de su hijo para impedir que las bacterias se introduzcan a través de la uretra.
  • Enséñele a su hijo a ir al baño varias veces cada día.
  • Enséñele a su hijo a limpiarse la zona genital de adelante hacia atrás para reducir la propagación de bacterias.

Para evitar la recurrencia de las IU, el proveedor de atención puede recomendar antibióticos en dosis bajas después de la desaparición de los primeros síntomas.

Referencias

Elder JS. Urinary tract infections. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 538.

Skoog SJ, Peters CA, Arant BS Jr, et al. Pediatric Vesicoureteral Reflux Guidelines Panel summary report: clinical practice guidelines for screening siblings of children with vesicoureteral reflux and neonates/infants with prenatal hydronephrosis. J Urol. 2010;184(3):1145-51. PMID: 20650494 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20650494.

Sobel JD, Kaye D. Urinary tract infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 74.

White B. Diagnosis and treatment of urinary tract infections in children. Am Fam Physician. 2011;83(4):409-15. PMID: 21322515 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21322515.

Williams G, Craig JC. Long-term antibiotics for preventing recurrent urinary tract infection in children. Cochrane Database Syst Rev. 2011;(3):CD001534. PMID: 21412872 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21412872.

 

Publicidad