SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Compuesto dental podría afectar la conducta de los niños

Por Carina Storrs, Reportero de Healthday -
Compuesto dental podría afectar la conducta de los niños

Pero la investigación no pudo probar que el bisfenol A (BPA) provocara los cambios sutiles

Los niños que reciben empastes dentales hechos de una controversial sustancia química de los plásticos, el bisfenol A (BPA) podrían sufrir de cambios menores pero duraderos en la conducta, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores observaron a 534 niños que tenían empastes en al menos dos caries, y examinaron sus habilidades sociales antes y cinco años después de obtener los empastes.

Los empastes estaban hechos de una mezcla de plata conocida como amalgama, que se ha ido descartando debido a su contenido de mercurio, o de compuestos de plástico, algunos de los cuales están basados en bis-GMA, un material hecho de BPA.

Los niños que tenían el mayor número de empastes basados en bis-GMA presentaban más problemas emocionales cinco años después que los niños que tenían menos de estos empastes. Pero ese cambio no ocurrió con otros tipos de empastes.

El estudio aparece en línea el 16 de julio y será publicado en la edición impresa de agosto de la revista Pediatrics.

"En realidad fue algo sorprendente que en vez de observar alguna asociación adversa posible con la amalgama, la tendencia parece ser la contraria, y los niños en el grupo de compuesto parecían tener más problemas", señaló la autora del estudio Nancy Maserejian, epidemióloga de los Institutos de Investigación de Nueva Inglaterra en Watertown, Massachusetts.

"En promedio, la diferencia en las puntuaciones de conducta social fue muy pequeña y probablemente no se notaría en cada niño individual", apuntó Maserejian. "Pero si uno se imagina un inmenso grupo de niños por todo el país, probablemente notaría una diferencia".

Aunque el tema de si el BPA afecta la salud humana o no sigue siendo controversial, investigaciones anteriores han relacionado la exposición al BPA con conducta hiperactiva y agresiva en los niños pequeños.

Los empastes compuestos, que incluyen el tipo fabricado de BPA, se convirtieron en la principal forma de tratamiento de las caries de los niños a mediados de los 90, porque se pensaba que eran más seguros que los empastes de amalgama con mercurio y tenían un aspecto más natural, señaló el Dr. Burton Edelstein, dentista pediátrico y profesor de odontología de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

"Este estudio plantea suficiente preocupación sobre la alternativa de la amalgama para reevaluar el valor de la amalgama", aseguró Edelstein. En este momento no hay motivo para preocuparse sobre los efectos de salud de la amalgama, o de las coronas de acero inoxidable que a veces se colocan encima de un diente con caries, añadió.

El estudio incluyó a 543 niños entre los 6 y los 10 años de edad que recibieron dos o más empastes en las muelas, fabricados de amalgama o de un compuesto basado en bis-GMA o en uretano. Los datos formaban parte de un estudio de Nueva Inglaterra, diseñado para observar los efectos a largo plazo de los empastes de amalgama sobre las puntuaciones psicológicas y la función renal.

Cuatro o cinco años más tarde, los niños que tenían la mayor cantidad de empastes basados en bis-GMA eran más propensos a puntuar mal en pruebas que planteaban a los niños y a sus padres preguntas como si tenían problemas para hacer amigos o si se sentían ansiosos o deprimidos.

En general, los investigadores hallaron que 16 por ciento de los niños en el tercio superior respecto al número de empastes basados en bis-GMA estaban en riesgo de un problema de conducta, según una combinación de los autorreportes de los niños y las descripciones de los padres, en comparación con apenas 6 por ciento de los niños en los dos tercios inferiores.

Pero no existieron diferencias en los problemas emocionales al observar a los niños que tenían más, frente a menos, empastes de amalgama o basados en compuestos de uretano.

"Este estudio es un llamado a más investigación", aseguró la Dra. Mary Hayes, dentista pediátrica de Chicago y vocera de la Asociación Dental Americana (American Dental Association).

Hayes elige entre los empastes de compuesto o las amalgamas dependiendo del diente, su ubicación en la boca y si los padres desean un empaste de compuesto de color blanco para sus hijos en lugar de un empaste de plata. "La mayoría de compuestos que conozco contienen BPA", aseguró.

Maserejian, autora del estudio, dijo que "en realidad no estamos seguros de si el BPA u otro material liberado de la resina podría provocar estos efectos". Actualmente, Maserejian y colegas miden los niveles de BPA en los sistemas de los niños.

Los niños podrían ser expuestos a materiales en los empastes tanto cuando el dentista los aplica como con el paso del tiempo, porque los empastes se desgastan y liberan sustancias que los niños se tragan, apuntó Edelstein, de la Columbia.

"Si necesita un empaste, es mejor que no tenga BPA, pero no es una panacea", señaló Edelstein. Los padres también pueden reducir la exposición al asegurarse de que el dentista tome medidas estándares, como limpiar bien alrededor del diente después de aplicar el empaste, añadió.

"La única solución real es darse cuenta de que ningún material supera al que la Madre Naturaleza nos dio, y hacer un mejor trabajo de prevención de [las caries]", aconsejó Edelstein.

Los padres pueden ayudar a prevenir las caries ayudando a sus hijos a cepillarse los dientes, dándoles agua en lugar de bebidas azucaradas y visitando al dentista dos veces al año.

Si su hijo tiene una caries, "hable con el dentista sobre el origen de la caries y cómo prevenir la próxima", aconsejó Edelstein. "Este estudio es claro en que unas dosis [más altas] de empastes se asociaban con un impacto en la salud".

El estudio también aclaró de forma explícita que los empastes de amalgama no se deben reemplazar con compuestos, algo que hacen algunos consultorios dentales, dijo Edelstein. "Si el empaste está bien, déjelo ahí".

Aunque el estudio halló una asociación entre los materiales de los empastes y la conducta, no probó una relación causal.

Más información

Para más información sobre cómo prevenir las caries en los niños, visite la Academia Americana de Odontología Pediátrica (American Academy of Pediatric Dentistry).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad