SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Teddy, el osito de peluche médico

Por -
Teddy, el osito de peluche médico

Teddy the Guardian es el nombre de un innovador oso de peluche que cuando un niño lo abraza y juega con él, tiene la capacidad de medir su temperatura, ritmo cardiaco y nivel de oxígeno en sangre.

Sus sensores de medición ocultos en las patas han resultado ser el camuflaje perfecto para tranquilizar y suavizar el estrés que provocan las pruebas médicas en los pequeños y poder registran la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno y la temperatura corporal en sólo 4 segundos sin tener que usar tres herramientas de medición diferentes.

El osito tiene un corazón de plástico que se ilumina con colores diferentes según cambia la temperatura del niño y palpita al mismo ritmo que el corazón del pequeño.

Los valores obtenidos puede leerse con una aplicación para el teléfono móvil que muestra instantáneamente la temperatura del niño, el porcentaje de saturación de oxígeno de la hemoglobina en sangre y el ritmo cardíaco, así como gráficos en el tiempo, y puede advertir cuando es necesario repetir la medición.

Este juguete creado por las jóvenes croatas Ana Burica y Josipa Majić y galardonado en 2013 con el VentureOut Challenge del Banco Mundial, se está usando de forma experimental en varios hospitales de Croacia, Bosnia, Reino Unido y Estados Unidos.

"Nuestra idea principal ha sido hacer lo menos desagradable posible la permanencia de los niños en los hospitales", comentó Ana Burica. "Ahora, por ejemplo, estamos trabajando en obtener una versión que pueda lavarse hasta los 120 grados centígrados, para necesidades de los hospitales", añadió.

Parte de la tarea de ser padres consiste en encargarnos de los cuidados médicos de nuestros hijos. Por lo general, basta con llevarlos a sus revisiones ordinarias o cuando se pongan enfermos. Sin embargo, cuando un niño padece una afección médica grave o se hace una lesión importante, las cosas se pueden hacer mucho más complicadas y tener que visitar a muchos médicos distintos o pasar mucho tiempo en el hospital.

La fundación Nemours recomienda que si la próxima visita de tu hijo va a será una revisión de rutina, le digas que “se trata de un simple chequeo. El pediatra se limitará a comprobar cómo estás creciendo y desarrollándote, al tiempo que te hace preguntas y te revisa para estar seguro de que tu cuerpo está sano. Y tú podrás hacerle todas las preguntas que quieras sobre tu cuerpo y tu salud". Asimismo, puedes hacer hincapié en que todos los niños sanos van al doctor para someterse a este tipo de visitas.

Si tu hijo tiene que ir al pediatra para que le diagnostiquen y/o traten una enfermedad u otra afección, explícale, sin utilizar palabras que podrían asustarlo que "el pediatra necesita revisarte para averiguar cómo solucionar su problema de salud y ayudarle a mejorar".

Mira el siguiente video y conoce a Teddy The Guardian (En inglés):

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad