SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sustancia de muebles afecta al feto

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Sustancia de muebles afecta al feto

Las sustancias, que se eliminaron gradualmente en 2004, siguen presentes en los muebles y los artículos del hogar más antiguos, advierte un estudio

MARTES, 30 de agosto (HealthDay News) -- Un retardante de fuego que se eliminó gradualmente pero que todavía está presente en los muebles más antiguos se relaciona con unos pesos más bajos al nacer de los hijos recién nacidos de madres que han resultado expuestas en el embarazo, sugiere un estudio reciente.

Al evaluar los niveles de PBDE (éteres de polibromobifenilos) en muestras de sangre de 286 mujeres embarazadas, los investigadores de la Facultad de salud pública de la Universidad de California en Berkeley hallaron que cada aumento de diez veces se relacionaba con una reducción de 116 gramos (4.1 onzas) en el peso de sus bebés al nacer.

"La buena noticia es que esas sustancias ya no se usan. Pero la mala noticia es que se encuentran en cosas que no reemplazamos con mucha frecuencia", señaló la autora del estudio Kim Harley, profesora asistente adjunta de salud materna e infantil y directora asociada del Centro de Investigación Ambiental y Salud Infantil de la Universidad de California en Berkeley.

"La mayoría de nosotros estamos expuestos a los PBDE, y el 97 por ciento tenemos niveles detectables", advirtió Harley, y añadió que la investigación es el primer estudio poblacional de gran tamaño de su tipo.

En EE. UU. y Europa, los PBDE se eliminaron gradualmente de uso en productos nuevos en 2004, pero aún se encuentran en los muebles de goma, coches, sillitas para niños, cochecitos, materiales de cama y otros bienes más antiguos. Señaló que las sustancias no están químicamente vinculadas a los productos, lo que quiere decir que pueden filtrarse al ambiente.

El estudio, que aparece en la edición del 30 de agosto de la revista American Journal of Epidemiology, halló un cambio hacia pesos de nacimiento más bajos en las mujeres expuestas a las sustancias. Pero Harley anotó que muy pocos bebés del estudio nacieron pesando menos de 2.5 kilos (5.5 libras), el límite por debajo del cual se considera que los bebés tienen un peso de nacimiento bajo y más probabilidades de sufrir de retrasos sociales y cognitivos.

La mayoría de mujeres eran latinas de familias de bajos ingresos que participaban del estudio longitudinal del Centro para la evaluación de la salud de las madres y los niños de Salinas (CHAMACOS, por su sigla en inglés), que examina las exposiciones ambientales y la salud reproductiva en una comunidad agrícola. Una investigación anterior de CHAMACOS asoció la exposición a PBDE con una menor fertilidad y una función alterada de la hormona tiroides en las mujeres.

Aunque fue difícil señalar exactamente por qué el retardante de fuego provoca pesos más bajos al nacer, Harley dijo que cualquier cosa que afecte los niveles de la hormona tiroides podría afectar el aumento de peso materno.

"Si las madres no aumentan tanto peso, los bebés pueden ser más pequeños", apuntó, y añadió que se cree que los PBDE se ingieren oralmente en lugar de ser inhalados o absorbidos, de forma que lavarse las manos y pasar la aspiradora de forma estricta puede ayudar a controlar la dispersión de las sustancias.

Jackson Morrill, director del Consejo Estadounidense de Química (American Chemistry Council), dijo que la relación del estudio entre los PBDE y el peso al nacer no fue mayor de lo que podría deberse al azar una vez los autores implementaron unos "controles adecuados" en la investigación, que incluían calcular los distintos aumentos del peso materno o los niveles de la hormona tiroides. Los autores también señalaron esa limitación en su artículo.

"Los mismos autores anotaron que el efecto del aumento materno de peso... podría afectar los resultados del estudio", apuntó Morrill. "Las asociaciones negativas no fueron ni estadística ni clínicamente significativas, lo que quiere decir que es poco probable que tengan implicaciones para la salud humana".

Harley reconoció que esos factores podían sesgar los resultados del estudio, y que éstos deben ser replicados para confirmar la relación.

Los autores también dijeron que los niveles de PBDE en las mujeres estudiadas eran inferiores a los de la población general de EE. UU. Las mujeres con mayores exposiciones a los PBDE podrían tener un mayor riesgo de dar a luz a un bebé con bajo peso al nacer, dijeron.

"Obviamente, es importante que nuestros hogares estén protegidos contra el fuego", comentó Harley. "Pero debemos tener el equilibrio en cuenta".

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre las sustancias químicas y la salud de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad